PARALISIS DEL NERVIO RADIAL

octubre 18, 2009

“Parálisis del sábado por la noche” es provocada por compresión del nervio contra el húmero, por ejemplo cuando se pone el brazo sobre el dorso de una silla durante una intoxicación alcohólica o el sueño profundo. Los síntomas incluyen debilidad de extensores de muñeca y dedos (muñeca caída) y, en ocasiones, pérdida de sensibilidad en la membrana dorsal entre los metacarpianos primero y segundo. Además, el traumatismo, la intoxicación por plomo y otros factores igualmente pueden ocasionar esta lesión.
TRATAMIENTO
Métodos: Se aplica acupuntura con agujas filiformes. Prescripción: Puntos principales: Quchi, waiguan y hegu. Puntos secundarios: Shousanli, lieque, zhongzhu de la mano (SJ 3), bailao y fengchi.
Explicación: La aguja entra mediante rotación, se adopta el método de tonificación y dispersión parejas o el método productor de calor y de tonificación caliente, se deja insertas las agujas durante 10′, se imparte 1 sesión al día, y 10 sesiones componen 1 curso de tratamiento. Experiencias clínicas: Fueron tratados 3 pacientes que tenían el antebrazo, la mano y los dedos fríos, la piel cianótica y la función motriz ausente. Luego de tratados con acupuntura, todos fueron curados: 1 luego de 6 sesiones, 1 después de 18 sesiones y el otro al cabo de 40 sesiones. De estos 3 pacientes, en uno la causa era por dormir con su brazo apoyado sobre una silla. De los 2 casos restantes no se podía determinar los factores.
Precauciones: Calentar el miembro enfermo y practicar ejercicios para mejorar la función de la mano afectada. Caso registrado: Paciente Liu, masculino, 35 años de edad. Cinco días atrás, refirió que durmió con el brazo derecho colocado al costado de la cama. Al despertarse, el brazo estaba entumecido y sin fuerza. Por medio de una consulta externa se diagnosticó que era un caso de parálisis del nervio radial. Fue hospitalizado. Examen: muñeca de la mano derecha caída, surco del músculo humerorradial ausente al flexionarse el antebrazo.
Se le aplicó acupuntura en los puntos shousanli, quchi, sidu (SJ 9), waiguan y baxie (Extra.). Era 1-2 sesiones diarias. Cada vez se tomaba 2 ó 3 puntos para uso alternativo. Llegada la energía después de haber entrado la aguja, se levantaba, empujaba y rotaba ésta en un pequeño ángulo para aplicar el método tonificante de estímulo liviano o mediano. A 35 días de acupuntura durante la hospitalización, el surco del músculo humerorradial volvió a formarse en el paciente cuando éste flexionaba el antebrazo. Era visible, pero no elástico cuando se lo presionaba con el dedo. El paciente podía flexionar la muñeca de la mano derecha, enderezar los dedos, extender hacia afuera el pulgar de la misma mano y también volverlo arriba atrás, pero tenía el brazo derecho sin fuerza. Dejó el hospital tras haber recuperado la fuerza muscular
hasta grado 3.
Explicaciones adicionales: La acupuntura y moxibustión pueden tener buen efecto para el tratamiento de esta enfermedad. Cuando concurren en su auxilio el uso de agujas “flor de ciruelo” y la inyección en los puntos, se puede mejorar los resultados terapéuticos.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 40 seguidores

%d personas les gusta esto: