FOLICULITIS Y FURUNCULOSIS

octubre 29, 2009

La foliculitis es una inflamación del orificio folicular y de su periferia a causa de infección bacteriana. Se desarrolla brus­camente, con dolor y sensación pruriginosa y secreción puru­lenta en escasa cantidad. De preferencia asienta en la línea anterior y posterior de los cabellos, en el cuello, el rostro, etc. Es propensa a atacar con frecuencia. Cuando se extiende a su alrededor y se infiltra en lo profundo de la piel, se convierte en furunculosis. Esta, además de producirse a menudo en las áreas mencionadas, aparece a veces también en la cabeza, la espalda y las caderas. En un principio provoca obvios sínto­mas tales como enrojecimiento, hinchazón, calor, dolor, etc. Por lo general, se rompe de por sí cuando supura, pero en algunas ocasiones necesita ser abierta para la supuración.

TRATAMIENTO
1) Método: Se aplica acupuntura con agujas filiformes.
Prescripción:
Puntos principales: Dazhui, quchi, hegu y waiguan.
Puntos secundarios: Zusanli, fengchi, weizhong, linqí de pie, qiuxu y kunlun.
Explicación: Prepondera el de dispersar, sin o con retención de agujas durante 15-30′. Es 1 sesión diaria, y 1 curso de tratamiento se cumple en 7 sesiones. Cuando la enfermedad ha mejorado, se puede dar 1 sesión día por medio, pero se pasa a hacer sangría con punzadas dadas principalmente en el weizhong.
Experiencias clínicas: Se ofreció tratamiento clínico con acupuntura a 36 casos de foliculitis o furunculosis reincidente producida en la nuca. A estos pacientes se les repetía el ata­que en distintas áreas, sin que los antibióticos pudieran tener éxito. Por lo general, la patología era prolongada e incluso había durado en algunos varios años. Pero la acupuntura probó ser bastante eficaz. Resultados del tratamiento dispen­sado a los 36 casos: curación, 34; y efecto notable, 2. Gene­ralmente, esta terapia logró producir efecto notable en 1-2 sesiones, al tiempo que la mayoría de los pacientes curaron en 5 sesiones. Merece señalar que si la acupuntura es auxilia­da de la sangría con punzadas en el weizhong, o de la sangría mediante punzadas en el dazhui luego de una ventosa, esto ayuda a una curación más pronta y sirve para prevenir la reci­diva.

2) Método: Se aplica moxibustión.
Prescripción: Dazhui o área enferma.
Explicación: Se atiene al método requerido para la aplicación indirecta de conos de moxa con rebanadas de ajo. Antes del tratamiento se corta los pelos o vellos del área afectada (con el objeto de colocar luego rebanadas de ajo). Los conos de moxa miden cerca de 1,5 cm. de alto y son coniformes con base de algo de 0,8 cm. de diámetro. Cada vez se consumen 10 conos en cada sitio afectado, o se usa en auxilio el dazhui quemando 5-10 conos de moxa. Se ejecuta 1 sesión al día, siendo 1 curso de tratamiento compuesto de 10 sesiones.
Experiencias clínicas: Se recurrió a la antedicha terapia para tratar a 54 casos de foliculitis crónica retrocervical y se los curó a todos. El estado evolutivo más corto era de 2 años, y el más largo, 10 años. 14 pacientes tenían grado leve, y otros 40, un grado de enfermedad grave. De ellos sufría recidiva sólo 1 caso, el cual pudo curar tras 2 sesiones de moxibustión. Según comprensiones del autor, los enfermos de grado leve pueden ser curados en 1 curso de tratamiento (generalmente tras 3 ó 4 sesiones y, sin embargo, aquéllos han de completar 1 curso de tratamiento para evitar la recidiva), a la par que los pacientes graves pueden obtener curación en 2-3 cursos. Como regla intervienen varios días de reposo entre un curso de tratamiento y otro.
Caso registrado: Paciente Wang, varón de 33 años de edad. Se quejó de haber padecido de la foliculitis en la nuca ya por 10 años. Había recibido más de 100 sesiones de tratamiento. Siendo curado en cada ocasión, la dolencia recidivaba al cabo de 1 año y empeoraba en verano e invierno. Examen físico: tumefacción rojiza en la línea posterior del pelo, pápulas folicu­lares dispersas tan grandes como granos de arroz que eran rojas o purpúreas y cuyos centros eran atravesados por pelos, y también pápulas rojas de inflamación en la periferia de las cuales algunas habían formado pústulas en forma de panal. Diagnóstico: Foliculitis.
Se procedió a tratarlo con la aplicación indirecta de conos de moxa mediante rebanadas de ajo. En los primeros 6 días, cuando los conos se habían quemado en dos tercios, el hom­bre se sentía particularmente cómodo y sin dolor. Pero desde el séptimo día, cuando estos conos de moxa se habían aca­bado en dos tercios, la piel percibía dolor. Finalizado 1 curso de tratamiento, la inflamación desapareció de la piel, las pús­tulas se abrieron, pero el médico no pudo extraer la secreción. Terminado el 2.° curso de tratamiento, el terapista logró extir­par el punto purulento que medía 0,5 cm. de largo, de modo que el área enferma no volvió a doler. Al cabo del 3.° curso de tratamiento, esta área se secó y cicatrizó. El médico lo inspec­cionó por lapso de 5 años sin descubrir recidiva.

3) Método: Se aplica sangría acupuntural e incisión con aguja.
Prescripción: Weizhong, dazhui y chize; y máculas-pápulas rojas en la parte interescapular y el ángulo inferior de la escá­pula asentados en la región dorsal.
Explicación: El weizhong, dazhui y chize conforman 1 grupo de puntos. De weizhong se saca 2-4 ml de sangre; del dazhui, 2 ó 3 gotas de sangre; y del chize, unos 2 ml. Se hace 1 se­sión por semana.
Las máculas-pápulas dorsales rojas se asemejan en tamaño a “chinchetas”, al comienzo son puntos de congestión sanguí­nea y se descoloran cuando se los oprime. En la etapa media no pierden color aunque sean presionados y aparecen de color purpúreo. En la etapa avanzada permanecen de color marrón. Se da punteo con aguja de cabeza N.° 9, o aguja de tres filos u otra de cuerpo redondo y cabeza afilada para abrir el prurito rojo. Habitualmente, se rompe por vez 1-3 puntos. Se aplica 2 sesiones a la semana.
Experiencias clínicas: Por una información fueron conocidos 60 casos de toxina de furunculosis tratados mediante la san­gría ejecutada en los puntos weizhong, dazhui y chize. Acorde a las inspecciones médicas, 17 pacientes habían curado tras 1 sesión y otros 8 luego de 2 sesiones. Otro dato se dedica a 35 casos de furunculosis cervical reinci­dente tratados con la incisión de puntos rojos dorsales me­diante punzadas de aguja. El estado morboso más corto lleva­ba 2 meses, y el más largo, 3 años y medio. Todos los pacien­tes habían sido medicados con antibióticos y otros remedios y sus áreas locales habían sido tratadas con pomadas. No obs­tante la curación, había recidiva en áreas cercanas, perduraba a través de los años con mejoramiento y recidiva continuos. Resultados del tratamiento con la explicada terapia: curación tras 1 sesión, 25 casos; curación después de 2-4 sesiones, 9 casos; y no curación luego de 1 sesión con la terapia inte­rrumpida, 1 caso. Conforme a las visitas médicas realizadas durante 1 año, los 34 casos curados no habían sufrido recidi­va.
Explicaciones adicionales:
1. Se prohíbe oprimir o apretar el área folicular o furuncular, especialmente cuando la enfermedad está radicada en la cara o en el ángulo nasolabial. De lo contrario, las bacterias podrán invadir el encéfalo por conducto de la circulación sanguínea y traer serias consecuencias. Por otra parte, es preciso poner cuidado a la higiene cutánea, lo cual contribuye a disminuir la incidencia de esta afección.
2. La acupuntura, moxibustión, sangría acupuntural y la inci­sión con aguja surten buen efecto para esta enfermedad. Sin embargo, no se debe insertar con aguja directamente en el área afectada. Para puncionar los puntos próximos a los focos patológicos, es imprescindible una rigurosa esterilización, en prevención de la infección.

About these ads

3 comentarios to “FOLICULITIS Y FURUNCULOSIS”

  1. Fernando Mendoza Dice:

    Espero respuesta así como una cita para que veamos como y cuando iniciamos.

    Por favor confirmen que les llego el correo

  2. Fernando Mendoza Dice:

    Hola manden información por favor

  3. zadkiel Dice:

    gracias por compartir tus conocimientos de acupuntura. Yo apenas estoy estudiando pero me fascina toda la medicina alternativa y sobre todo la oriental. Soy Cirujano Dentista y a pesar de la formación tan ortodoxa que nos imponen en la universidad, pienso que la acupuntura tiene la fascinación de curar sin intoxicar con medicamentos alopatas. Quedo de ti servidora.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 36 seguidores

%d personas les gusta esto: