PAROTIDITIS EPIDEMICA

septiembre 28, 2009

Es una enfermedad viral, generalizada aguda y contagiosa que provoca aumento del volumen y dolor de glándulas salivales, principalmente las parótidas. Con mayor frecuencia ocurre en invierno y en primavera, pero también puede presentarse en cualquier otra época del año. Tiene mayor incidencia en los niños de edad preescolar, aunque puede observarse en cualquier edad. Generalmente, el paciente se siente perfectamente bien cuando está recuperado. Luego de un período de incubación de 14-24 días.

El paciente tiene fiebre, escalofrío, cefalea, náusea, dolor en la faringe, malestar general, anorexia, etc. En 1 ó 2 días se observan hinchadas una o las dos parótidas y se acompaña de edema tisular que se extiende más allá de la parótida por delante y de bajo de la oreja, a la vez que el paciente tiene dolor en esas áreas y hay dificultad o dolor al tragar y masticar. En el caso grave aparecen fiebre elevada, vómitos, angustia, inconciencia y otros síntomas. En algunos casos, la parotiditis trae complicaciones como orquitis y meningitis. El paciente adulto muestra comúnmente síntomas más graves.

TRATAMIENTO

1) Método: Se aplica acupuntura con agujas filiformes. Prescripción: Puntos principales: Yifeng (SJ 17), jiache (E. 6), waiguan (SJ 5), hegu y zhongzhu de la mano (SJ 3). Puntos secundarios: Quchi (IG 11), shaoshang (P. 11) y shangyang (IG 1). Puntos de experiencia: Zhasai (Extra.) y ashi (Extra.). Explicación: Se puede usar el método de frescura penetrante u otros métodos de dispersión. Cada vez se retiene la aguja por 20-30′ y se la gira una vez cada 10′. En cuanto a los puntos jingxue (aquí se refiere al shaoshang y shangyang), se punciona con una aguja de tres filos para la sangría. Por regla se da 1 sesión de acupuntura por día; y para los casos graves, se puede dar 2 sesiones por día. Un curso de tratamiento dura 6 días.

Experiencias clínicas: La acupuntura y la moxibustión tienen muy buen efecto al tratar esta enfermedad. Por lo general, se aplica la terapia con agujas filiformes como forma principal. Cuando la hinchazón y el dolor son evidentes y se presentan la fiebre alta y la inconciencia, es necesario utilizar adicional-mente la aguja de tres filos para punzar en los puntos shaos-hang y shangyang para la sangría. Generalmente, la temperatura empieza a descender y la hinchazón desaparece tras 2 ó 3 días, y el paciente se recupera a los 5 ó 7 días. A continuación damos a conocer 140 casos de parotiditis tratados con acupuntura. Se aplicó predominantemente la sangría con la punción en el shaoshang, al mismo tiempo que se insertó en el hegu y yifeng. Se dio 1 sesión por día, pero para los casos graves, 2 veces al día. En general, las parótidas hinchadas pueden volver a su estado normal tras 2-5 días de pinchadura. El autor sostiene que se debe sangrar en el shaoshang y que de otro modo se afectarían los resultados del tratamiento. Los referidos casos fueron curados por lo general en 2-5 días. Hubo otros 8 casos graves de parotiditis, cuyos pacientes fueron hospitalizados. Se les tomaron los puntos yifeng, jiache y hegu para la terapia acupuntural, 1 sesión por día, con el método dispersante y con las agujas retenidas cada vez por 20-30′. A 2 ó 3 días del tratamiento, la temperatura empezó a descender, a los 5 ó 7 días, la temperatura se normalizó y, paralelamente cedió la hinchazón glandular. Como sí esto fuera poco, hubo otros 100 casos de parotiditis epidémica para los cuales se aplicó la terapia acupuntural en el ashi localizado en las áreas donde estaban hinchadas las parótidas y también se obtuvieron resultados relativamente buenos.

El método consistía en hallar primero el ángulo maxilar del lado afectado y luego trazar imaginariamente una línea perpendicular con el lóbulo, el punto intermedio de esta línea debía ser el lugar destinado a la pinchadura. Cuando entraba la aguja, su punta debía dirigirse un tanto hacia la comisura labial en 15-30 grados y convendría que llegara al centro de la parótida hinchada. Se insertaba rápido la aguja, una vez entrada ésta, se la giraba por 2 ó 3′ y se la extraía. De los 100 casos susodichos, 95 se recuperaron con 1 sola sesión de acupuntura sin usar medicamentos; y los 5 restantes, con complicaciones de otras afecciones, no respondieron al efecto de la acupuntura. Caso registrado: Un paciente de sexo masculino, 2 años de edad. Tenía la parótida derecha hinchada desde hace 1 día, afebril, y sin afección de la piel circundantes Se le observaba una hinchazón difusa sin contornos claros, la cual tenía por centro la zona inferior al lóbulo. Se diagnosticó como parotiditis epidémica. Se introdujo la aguja en el punto intermedio de la línea que va del lóbulo al ángulo maxilar del lado afectado, se la giraba por 2′ y se la levantaba. Al día siguiente, los síntomas ya no progresaron y al tercer día la hinchazón había remitido.

2) Método: Se aplica moxibustión. A. Con “fuego de lámpara”: Prescripción: Jiaosun (SJ 20). Explicación: Se mojan junquillos en aceite y se los enciende para su aplicación de acuerdo al método de moxibustión “fuego de lámpara”. Se los quema ligero y rápido en uno o ambos lados donde la parótida o las parótidas están enfermas. 1 sesión por día. Experiencias clínicas: Clínicamente, la terapia moxibustural “fuego de lámpara” puede producir resultados relativamente satisfactorios y, por lo general, basta con aplicarle al paciente 1 sola sesión de moxibustión. Según informaciones de los departamentos concernientes, se aplicó este tratamiento clínico a 1.236 casos de parotiditis epidémica de tipo simple, de los cuales 820 eran de sexo masculino, y 416 de sexo femenino. De ellos, 562 eran de 1-5 años de edad; 447, de 6-10 años; 192, de 11-15 años; 32, de 16-20 años; y 3, de más de 20 años.

El más pequeño era de 10 meses de edad, y el más viejo era de 67 años. Áreas afectadas: 605 casos tenían las dos parótidas afectadas y 631 casos, una glándula parótida afectada. Proceso de enfermedad: 202 casos eran con 1 día de incidencia; 213 casos con 2 días de incidencia; 601, con 3 días; 149, con 4 días; y 71, con 5 ó más días. El proceso de enfermedad más corto era de 9 horas, y el más largo de 10 días. Tratamientos anteriores: De los 1.236 casos, 447 no habían recibido ningún tratamiento, y en 789 no había surtido efecto por medio de las diferentes terapias que se les había administrado. Eficacia terapéutica total de la moxibustión “fuego de lámpara” posteriormente aplicada: de estos 1.236 casos, 1.178 (95,3 1%) fueron curados; de éstos, 950 (76,86%) fueron curados en 1 sola sesión; 228 (18,45%) lo fueron en 2 sesiones. 58 casos (4,69%) no obtuvieron eficacia. Tiempo de curación: De los 1.178 casos curados, 1.116 (90,29%) se recuperaron en 3 días, y 62 (5,0 1%) en 4-5 días, mientras que todos aquellos casos que respondieron o que no respondieron al efecto del tratamiento a los 5 ó más días fueron estimados como casos nulos.

Además, se informó sobre otros 58 pacientes tratados (todos eran niños que tenían de 6-11 años de edad). 31 casos implicaban una parótida enferma, y otros 27, las dos parótidas enfermas. 54 pacientes tenían la temperatura entre 38,5 y 40,5°C, mientras que 4 la tenían normal. Efectos antiinflamatorios: tras la sesión de la mencionada terapia, en 20 casos las glándulas se deshincharon en 1 día; 21 en 2 días; y 17 en 3 días. Eliminación de la fiebre: en 31 casos, en 1 día los pacientes fueron afebriles; 2 días en 25 casos; y 3 días en 2 casos. Días para la desaparición del dolor por la presión: 1 día en 12 casos; 2 días en 16 casos; y 3 días en 30 casos. Todos estos 58 casos fueron curados en 3 días. Caso registrado: Paciente de apellido Ding, 7 años de edad.

Tenía escalofrío, fiebre, las glándulas parótidas hinchadas y dolorosas y desde hace 2 días presentaba dificultad para tragar y masticar. Examen: temperatura, 39°C; total de leucocitos, 16.800/mm3, neutrales, 82%, linfa, 18%. Diagnóstico: Parotiditis epidémica. El mismo día que llegó al médico, se le aplicó la moxibustión “fuego de lámpara”, quemándole ligero y rápido en el punto jiaosun de cada lado, de modo que se le alivió el dolor instantáneamente. Al día siguiente, la temperatura le había bajado a 36,9°C y el hemograma era normal. Los síntomas desaparecieron y el niño se alivió. El tratamiento de la parotiditis epidémica con la moxibustión “fuego de lámpara” puede producir resultados satisfactorios. Si falla en algunos casos, se debe a que la selección de puntos y las técnicas de manipulación son inadecuadas.

Por tal razón, cuando se aplica una quemadura ligera y rápida, es menester tomar los puntos con precisión, rasurar muy bien los cabellos en la zona donde hay que aplicar la moxibustión, los junquillos deben ser mojados en el aceite de manera apropiada, y el manejo tiene que ser muy diestro. Inversamente, el paciente sufriría mucho si luego de aplicada la quemadura los resultados serían pPorebcreasu.ciones: Generalmente, en la zona donde se ha aplicado la moxibus-tión aparece una superficie herida de granulación menuda. Es importante mantenerla limpia para prevenir la infección, generalmente, no darle tratamiento alguno. Pues estará cicatrizada espontáneamente en 1-2 días.

De no cicatrizar, se cubre la zona con un ungüento apropiado para la quemadura. B. Con cabecillas de fósforo: Prescripción: Puntos de estimulación para las parótidas (cada uno ubicado en el punto central de la línea que se une el punto de riñón y el punto del intestino delgado en la región auricular). Explicación: Primero se esteriliza el punto con alcohol al 75%, luego se enciende un fósforo (o un incienso filiforme), con él se toca rápido el “punto de estimulación de la parótida” en el lado afectado y en seguida el fuego se extingue, quedando una diminuta huella negra en el punto antes mencionado.

Se da 1 sesión por día. Experiencias clínicas: De 44 casos tratados, en todos se obtuvo resultados bastante buenos, los pacientes se restablecían generalmente tras 1-3 sesiones con esta clase de moxibustión. Caso registrado: Paciente de apellido Xiong, masculino, 9 años de edad. Fue llevado al médico por presentar fiebre, cefalea y las parótidas hinchadas. Tenía 38,5C de temperatura, con ambas glándulas inflamadas, las cuales al ser oprimidas provocaban dolores intensos. Diagnóstico clínico: Parotiditis epidémica. Luego de recibir una aplicación de la terapia mencionada, el paciente al siguiente día tenía su temperatura normal y había cedido la hinchazón glandular. Explicaciones adicionales: Según un informe, la acupuntura aplicada en el hegu de los pupilos sanos de algunas guarderías infantiles y escuelas primarias donde se estaba propagando la parotiditis, obtuvo buenos resultados profilácticos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: