PALUDISMO

septiembre 29, 2009

El paludismo infección protozoaria, que se caracteriza por paroxismos de escalofrío, fiebre, sudación, y por anemia, esplenomegalia y un curso recurrente crónico. Hay 3 tipos de parásitos del paludismo que pueden afectar al hombre: Plasmodium vivax, P. malariae, P. falciparum. Cuando el palu­dismo malariae ataca, se observan la inconciencia, el delirio, la convulsión, somnolencia, que pueden indicar la inminencia de paludismo cerebral, que es una complicación de tipo mor­tal.
Desde que el apartado Suwen Cinüe (Preguntas esenciales sobre el tratamiento del paludismo) del Huangdi Neijing (Ca­non de Medicina Interna), un importante tratado de la medicina tradicional china, disertara especialmente sobre esta enfer­medad, expertos posteriormente han realizado detalladas observaciones y descripciones en materias de su epidemiolo­gía, sintomatología y diagnosis para su clasificación y, por sobre todo, han aportado sobresalientes contribuciones para su tratamiento, consistente tanto en terapia acupuntural como en tratamiento externo y tratamiento medicamentoso.

TRATAMIENTO
1) Método: Se aplica acupuntura con agujas filiformes. Prescripción: Dazhui, jianshi (PC. 5), taodao (Du. 13), hegu, houxi, neiguan y nüemen (Extra.).
Explicación:
a) Se debe aplicar 2 ó 3 horas antes del ataque de la enfer­medad, predominantemente con el método de dispersión, se retiene la aguja por 30′, y se da cada sesión de acupuntura con un intervalo de 5-10′; o se retiene la aguja por 30′ después de 20′ de levantar, empujar y girarla en forma continua.
b) Para los pacientes físicamente delicados o que se muestran alérgicos a la acupuntura, se aplica el método de tonificación y dispersión parejas. Cuando llega la energía, se retiene la agu­ja por 1-2 horas y se da 1 acupuntura cada 3-5′. Experiencias clínicas: Ya en el Huangdi Neijing está regis­trado el tratamiento del paludismo con la acupuntura y la moxibustión. Según lo anotado en los libros de acupuntura y moxibustión de las épocas anteriores, los puntos principales para este tratamiento son dazhui, taodao, jianshi, neiguan y houxi, etc. En el presente, se siguen utilizando estos puntos. El momento de aplicar la acupuntura tiene gran importancia para tratar esta afección. Por lo general, se propone aplicarla 2 ó 3 horas antes del acceso palúdico. Actualmente, la acu­puntura se ha establecido en China como una de las terapias convencionales para su tratamiento. Se han conocido amplias informaciones, a lo largo de China, sobre esta terapia, la cual ha probado ser considerablemente eficiente para tratar el paludismo, particularmente más eficiente para tratar el palu­dismo vivax, con una tasa de curación que oscila entre el 74 y el 90%. No obstante, su efecto terapéutico no es tan bueno para el paludismo malariae y su tasa de curación sólo llega del 20-60%.

Se atendieron a 75 casos, insertando los puntos acupuntura-les de aplicación tradicional al paludismo. De estos casos, 51 eran de paludismo vivax, y 24 de paludismo malariae. Se aplicaba la acupuntura de 2-4 horas antes del período paroxís-tico. Al terminar esta terapia, los casos enteramente curados alcanzaron el 54,7%, los casos clínicamente curados el 30,6%, y los casos que no habían respondido al efecto fueron del 14,7%. Examen de laboratorio: el frotis de sangre teñido de 32 de los pacientes con paludismo vivax pasó a ser negati­vo en un promedio de 2,8 días, pero este cambio para los pacientes de paludismo ma-lariae duró más días. Todos aquellos enfer­mos cuyo examen de sangre había resultado negativo en 3 ocasiones consecutivas no volvieron a presentar paludismo en los 3-5 meses posteriores cuando se sometieron a nuevos exámenes. Del presente grupo de casos, la eficiencia terapéutica resultó más alta en los adultos, y fue más baja mientras descendía la edad del paciente. Caso registrado: Paciente Li, femenino, 32 años de edad. Su primera consulta tuvo lugar el 25 de agosto de 1979. Desde hacía 3 días, el escalofrío empezaba por la tarde y era seguido de alza térmica, cefalea, malestar y postración. Horas más tarde había sudación y la fiebre descendía, y tenía la lengua seca y pegajosa. Las heces eran acuosas y claras. Examen: saburra blanca y pastosa, pulso resbaladizo y perceptible, y plasmodios ob­servados en el frotis sanguíneo.

Diagnóstico: Paludismo. Para su tratamiento se procedió a mantener fluido el movimiento del yang de la paciente e interceptarle el paludismo, para lo cual se escogieron los puntos dazhui, jianshi, houxi, zusanli y pishu. Se le aplicaba la acu­puntura 2 horas antes del ataque de la enfer­medad, se retenía la aguja por 30′, el trata­miento acupuntural se daba con un intervalo de 5′ y se le ofrecía la terapia 1 vez por día. Tras 1 sesión de acupuntura, los paroxismos no volvieron a atacar a la paciente, mientras que los síntomas disminuyeron. Se le aplica­ron 2 sesiones más para consolidar el efecto. Al cabo de 5 sesiones de acupuntura, ya no se descubría plasmodio alguno en el frotis sanguíneo.
2) Método: Se aplica moxibustión.
Prescripción: Dazhui.
Explicación: Utilización de conos de moxa encendidos tocan­do la piel. Se aplica la moxibustión 1 ó 2 horas antes del ata­que palúdico y se consumen cada vez 3 conos de moxa pe­queños.
Experiencias clínicas:
Se informó de 43 casos de paludismo tratados con el mencio­nado método de moxibustión (los cuales, en su mayoría, eran de plasmodium vivax), fueron todos curados; con un promedio de 3-4 sesiones de terapia para cada uno. La curación tras el
tratamiento se determinó por la eliminación de los síntomas según la autopercepción de los pacientes y por la ausencia de plasmodios en las pruebas de laboratorio, así como por la conversión de los resultados positivos de estas mismas prue­bas en negativos.
Caso registrado: Paciente Gu, femenino, 56 años de edad. Refiere la paciente que el paludismo la atacaba cada prima­vera y otoño y le duraba en cada ocasión por espacio de un mes y días antes de ceder, a pesar de varios tratamientos. Al momento de la consulta médica, pre­sentaba un cuadro iniciado hace 4 días, con escalofrío intermitente cada dos días. La fiebre era precedida de escalofrío, y ésta remitía cuando había sudoración. Sentía mareos y cefalea con frecuencia, el rostro apa­recía amarillento e inexpresivo, el pul­so era de cuerda, la saburra lingual era un tanto amarilla, y había ranuras de color rojo en el centro de la lengua. Las pruebas de laboratorio revelaron plasmodios vivax. Seguidamente se procedió a tratarla siguiendo el méto­do referido. Se le recomendó que recibiera una nueva moxibustión al tercer día. En la segunda consulta, ella refirió que “la enfermedad no le había vuelto a atacar”, por lo cual se repitió la moxibustión con el mismo método y se le indicó que debía reci­bir 2 sesiones más. Posteriormente no se descubrió plasmodium en 2 frotis sanguíneos realizados luego de estas 2 consultas. La paciente declaró que se sentía mucho mejor y no refirió mareo ni cefalea. La correspondencia en los 3 años y meses subsiguientes confirmó que el paludismo no había reincidido. En fin, el expuesto método de moxibustión hace buen efecto para tratar el paludismo vivax cuyos ata­ques se prolongan por mucho tiempo. 3) Método: Se aplica la punción para
la sangría.

Prescripción: Weizhong (V. 40).
Explicación: 1 ó 2 horas antes del ataque palúdico, se esteri­liza de manera convencional la piel en uno de los huecos poplíteos del paciente. Con una aguja de tres filos se punciona en la vénula, la sangre sale mientras se extirpa la aguja, se deja salir aproximadamente 1 ml de sangre y luego se impide su salida presionando el punto con una torunda de algodón. Cada vez se usa solamente el punto de un lado, pero ambos lados son usados en forma alternativa.
Experiencias clínicas:
Según informaciones, hubo 31 casos de paludismo tratados con la acupuntura para la sangría en las vénulas de los hue­cos poplíteos. De ellos, 23 fueron curados en 1 sesión de acupuntura, 5 fueron curados en 2-6 sesiones, y los otros 3 restantes no continuaron con la acupuntura y pasaron a ser tratados con medicamentos. Con anterioridad a la sangría, el frotis de la sangre de las terminaciones vasculares de 15 ca­sos arrojó resultados positivos con plasmodios, mas el mismo frotis sanguíneo se convirtió en negativo tras la terapia de sangría. Los casos curados no volvieron a recidivar en los 6­12 meses de visitas posteriores.

Explicaciones adicionales:
1. Los registros antiguos y las observaciones clínicas de la medicina moderna han comprobado que la acupuntura, la moxibustión, la punción con aguja para la sangría, así como los parches medicinales en los puntos acupunturales, terapias éstas aplicadas en el dazhui, taodao y otros puntos, producen efectivamente ciertos resultados para interceptar el paludismo. Por ejemplo, hubo dos grupos de casos, el uno con la acupun­tura y el otro con la ingestión de quinina, para la comparación y observación. Los resultados comprobaron preliminarmente, que la acupuntura en el primer grupo había surtido efectos similares a la quinina utilizada en el segundo grupo, o más bajos que la quinina, pero que la acupuntura había producido resultados terapéuticos más rápidos, sin efecto secundario alguno.
2. Para los pacientes cuyo proceso patológico fue severo o que tenían complicaciones, es indispensable aplicar un trata­miento de terapias combinadas. En el caso de los palúdicos que todavía cuentan con cierta inmunidad, si se los trata adi-cionalmente con la terapia en los puntos acupunturales men­cionados, es posible que sus síntomas se alivien y su tasa de curación sea elevada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: