GASTRITIS

septiembre 30, 2009

Se refiere a las alteraciones inflamato­rias agudas o crónicas de la mucosa del estómago, provocadas por diversas causas. Clínicamente se diferencia en gastritis aguda y gastritis crónica. En la gastritis aguda el síntoma principal es el dolor prolongado en el epigastrio, acompañado a menudo de náusea, vómito, diarrea, fiebre y otros síntomas. De no ser tratada, la gastritis aguda se transforma en crónica. Puede ser cau­sada por el abuso y la ingestión de alimentos irritantes durante largo tiem­po. La gastritis crónica presenta sínto­mas clínicos irregulares, los cuales, generalmente, son sensación de pleni­tud gástrica, el dolor sordo epigástrico, sensación de pesantez, hiporexia, náu­seas, vómitos, eructos ácidos, etc. El examen de rayos X contribuye a su diagnóstico. Esta enfermedad corres­ponde al campo de “gastralgia”, “abuso de alimentos” y “vómitos” dentro de la medicina tradicional china.

TRATAMIENTO
1) Método: Se aplica la acupuntura con agujas filiformes.
Prescripción: Puntos principales: Neiguan, zhongwan y zu­sanli.
Puntos secundarios: Weishu (V. 21), pishu, qimen (H. 14), xiawan (Ren. 10), tianshu (E. 25), guanyuan, neiting (E. 44), sanyinjiao y puntos dorsales sensibles.
Explicación: Para el tratamiento acupuntural y moxibustural a base de la diferenciación de síntomas propio de la medicina tradicional china, la acupuntura se aplica mayormente con el método de dispersión en lo concerniente a los casos con sín­dromes de exceso debido a la acción de los factores patóge­nos; y se aplica habitualmente con el método de tonificación y
dispersión parejas, o el método de tonificación, en los casos con síndrome del frío de tipo xu (por deficiencia), y también se puede añadir, en pos de la acupuntura, una terapia moxibustu-ral. Ordinariamente se da 1 sesión de acupuntura y moxibus-tión por día, o día por medio, y pueden ser 2 sesiones por día para los casos graves, cada sesión promedia 15-30′, 1 curso-de tratamiento consta de 5-10 sesio­nes, y se interponen 5-7 días de descanso entre 2 cursos de tratamiento.
Experiencias clínicas:
1. Se atendieron a 56 casos de gas­tritis aguda. De ellos 30 eran de sexo masculino, y 26 de sexo femenino, el paciente más viejo tenía 65 años, y el más joven, 14 años, pero la mayo­ría de ellos tenían de 20-50 años de edad. Todos acudieron al médico en 1-5 días a partir de los primeros síntomas. Puntos elegidos a puncio-nar: zhongwan, neiguan, zusanli, neiting, qimen, weishu, etc. En cada ocasión se tomaban 2-4 puntos con­forme al estado clínico y se adoptaba el método de rotación de la aguja para la dispersión o el método de tonificación y dispersión simultáneas. El máximo de sesiones ofrecidas a los enfermos fueron 10; el mínimo, 1; y el promedio, 3,5. Efecto terapéutico a corto plazo: desaparición de los síntomas en 40 pacientes, efecto notable en 10 y mejoramiento en 6. Por lo general, el dolor se alivió tras 1-3 sesiones de acupuntura.
2. Otro ejemplo lo constituyeron 86 casos de gastritis crónica tratados con acupuntura y moxibustión en base a la diferenciación y análisis de los síntomas. Entre ellos, 32 corres­pondían a la desarmonía entre el hígado y el estómago, un 37,2%; 27 a la deficiencia funcional del bazo y el estómago, 31,4%; 21 a la deficien­cia funcional del bazo y el estómago por la intolerancia al frío, un 24,4%; y 6 a la insuficiencia del yin estomacal, un 7%. 17 de los pacientes, un 19,8%, tenían antecedentes de gastritis aguda. Todos los enfermos habían recibido tratamiento de los medicamentos tradicionales de china y occidentales con ante­rioridad a la terapia acupuntural y moxibustural, pero en el proceso de ésta se dejaron de las demás terapias distintas a ella. Fundamentos principales para el diagnóstico: dolor epi­gástrico, sensación de plenitud gástrica, anorexia, eructos, acedías, náuseas y vómitos. Todos y cada uno de los enfer­mos fueron examinados por medio de una solución de bario con rayos X y algunos de ellos también fueron sometidos a una observación gastroscópica y examen activo de las fibras con objeto de facilitar el diagnóstico. Por añadidura, se les excluyó la probabilidad de úlceras y cáncer gástrico y duode­nal y otras patologías gástricas. Por otra parte, durante el examen de la región dorsal se descubrieron puntos sensibles (puntos de dolor por la presión) en 63 de los 86 pacientes, un 73,3% del total de los mismos, en tanto que 29 sentían un dolor notorio por la presión (++ o +++), un 33,7%. La mayoría de tales puntos de dolor por la reacción a la presión permane­cían a una distancia de 1,5 cun hacia afuera de las vértebras torácicas 6, 7, 8 y 9, lugares correspondientes a los puntos dushu, geshu y ganshu y abajo del geshu (a 1,5 cun hacia afuera del borde inferior de la apófisis espinosa de la 8a vérte­bra torácica), sobre todo se los encontraba más en ambos lados de las vértebras torácicas 7 y 8, representando cerca de un 34% y un 26%, respectivamente, del total de los puntos de dolor por la presión. En contraste, tales puntos eran menos en los sitios pertenecientes a los puntos xinshu, pishu y weishu y ocupaban más o menos un 3-5% del total de los puntos de dolor por la presión. En la mayoría de los casos, los pacientes sentían dolor por la presión en ambos lados, al tiempo que a aquellos que lo sentían en un solo lado, les dolía únicamente el lado izquierdo en la mayor parte del tiempo. Paralelamente, también existía un reducido número de puntos de dolor por la presión a 3 cun al lado de las vértebras mencionadas. En los pacientes comunes había 2-4 de tales puntos y, cuando me­nos, 1. Los puntos de dolor se hallan localizados en su mayo­ría a lo largo de los canales y colaterales, mas no todos en los puntos acupunturales.

Terapias: 1) Para el tipo de desarmonía entre el hígado y el estómago, el principio de tratamiento consistía en armonizar las funciones de ambos órganos. Se insertaban los puntos qimen, neiguan y zusanli con el método de tonificación y dis­persión parejas, reteniéndose las agujas por 15-20′. 2) Para el tipo de deficiencia funcional del bazo y el estómago, el princi­pio de tratamiento residía en regularizar las funciones del estómago y fortalecer las funciones del bazo. Se aplicaban la acupuntura y la moxibustión a los puntos pishu y weishu, o los puntos zhongwan y zusanli. Primero se los insertaba con agu­jas usando el método de tonificación y luego se aplicaba la moxibustión sobre los mismos puntos sin que las agujas fue­ran retiradas. Los cigarros de moxa medían 2 cm. de largo. Las agujas permanecían insertas por 30′. 3) Para el tipo de deficiencia funcional del bazo y el estómago por la intolerancia al frío, el principio de tratamiento estribaba en comunicar calor al estómago y disipar el frío. Su terapia acupuntural y moxi-bustural tomaba los mismos puntos que para el simple tipo de deficiencia funcional de estos dos órganos. Primero se punza­ba con agujas sirviéndose del método de tonificación y, luego se las retenía por 15′, se las levantaba y en seguida se colo­caban rebanadas de jengibre sobre los puntos ya punzados y se aplicaban sobre ellas 5 conos de moxa encendidos. 4) Para el tipo de insuficiencia del yin estomacal, el principio de trata­miento descansaba en nutrir el yin para tonificar el estómago. Se puncionaban los puntos youmen (R. 21) y sanyinjiao, o los zhangmen (H. 13) y zusanli, en forma alternativa. La pinchadu­ra recurría al método de tonificación y dispersión parejas, reteniéndose las agujas por 30′. De los 86 pacientes mencio-
nados, pocos recibieron, en caso mínimo, 1 curso de trata­miento, y los más, 3 cursos de tratamiento, y todos estuvieron bajo observación durante 3 meses. 5) Se escogieron puntos sensibles dorsales con manifestación de dolor (++ ó más) por la presión en 15 de los enfermos. Se insertaba cada punto de dolor, 1 sesión de acupuntura día por medio, con el método de dispersión y sin retener las agujas. Fueron 4 semanas conti­nuas de tratamiento, sumando un total de 12 sesiones. Resultados de tratamiento del mencionado grupo de pacien­tes: Desaparición de los síntomas clínicos en 16 de ellos, un 18,6%; efecto notable en 36, un 41,9%; mejoramiento en 29, un 33,7%; y efecto nulo en 5, un 5,8%. Eficacia total, un 94,3%; y eficacia notable o más que notable, un 60,5%. El autor de esta información afirmaba que la gastritis crónica tenía una íntima relación con los 3 meridianos correspondien­tes al bazo, el estómago y el hígado, así como con los propios órganos, que el tratamiento acupuntural y moxibustural debía hacer hincapié en canalizar fluidamente la energía de los me­ridianos en orden a armonizar el bazo y el estómago, y que, al actuar de este modo, fueron logrados efectos considerable­mente satisfactorios. Además, se comprobó en forma prelimi­nar que la pinchadura con agujas en los puntos sensibles de dolor por la presión arriba mencionadas también había produ­cido efectos satisfactorios y que tales puntos desaparecieron en la medida de la evolución favorable de los síntomas, y que, por lo tanto, semejante principio de acupuntura, que “se vale del dolor como medio de transmisión”, constituye asimismo, en esencia, una terapia basada en la diferenciación y análisis de los síntomas y las condiciones físicas de los pacientes. Caso registrado: Paciente Wang, masculino, 41 años de edad. Recibió la primera consulta el 2 de septiembre de 1965. Su historia personal revelaba período de angustia, nerviosismo, stress, presentaba sintomatología gástrica por más de 10 años. Varios hospitales habían diagnosticado su caso como de gastritis de atrofia crónica. Para el tratamiento había toma­do medicamentos chinos y occidentales durante largo tiempo. Al momento de la consulta, tenía sensación de plenitud gástri­ca, eructos, acedías, hiporexia, sus deposiciones eran claras, los síntomas se incrementaban luego de comer, sentía aver­sión al frío, y tenía epigastralgia especialmente en los días fríos. Durante los últimos 10 días, los síntomas habían recru­decido, por lo cual solicitó un tratamiento con acupuntura y moxibustión. Examen: asténico, desnutrido, leve dolor por reacción a la presión en el epigastrio, sensación de plenitud, hígado y bazo no palpables. Selección de puntos acupuntu-rales: 1) zhongwan, burong (E. 19), weishu y zusanli; 2) shangwan, liangmen (E. 21), weicang (V. 50) y shangjuxu (E. 37). Uso alternativo de los dos grupos de puntos. Primero se puncionaba los puntos shu de la espalda, rotando las agujas y manipulándolas rápido y por corto tiempo. Después, se ins­truía al paciente para que se acostara en decúbito supino. Entonces se insertaba el zhongwan a 1,5-2 cun de profundi­dad y se introducía también el shangwan en sentido infero-oblicuo a 1,5-2 cun de profundidad con la aguja en un ángulo de 75° respecto de la piel, valiéndose del método de raspadu­ra de la aguja; y se introducían agujas en el burong y liang-men, también en sentido infero-oblicuo pero en ángulos de 45 grados con la piel, hasta una profundidad de 0,5-0,8 cun, no sin antes que las puntas de aguja ingresaran en los músculos rectos abdominales, todo esto con el método de rotación de las agujas. Se manipulaban las mismas en los puntos hasta cuando se produjera una sensación de pinchadura en el pa­ciente y, para entonces, se las dejaba insertas por 15-30′. Al finalizar 1 curso de tratamiento acupuntural (10 días), la gas­tralgia disminuyó y el apetito aumentó. Tras 2 cursos de trata­miento, la sensación de plenitud fue eliminada. Al cabo de 5 cursos de tratamiento, todos los síntomas habían desapareci­do y el enfermo subió de peso en 6 kg.

2) Método: Se aplica la inyección en los puntos acupuntura-les.
Prescripción: Zusanli, liangmen y neiguan.
Explicación: Se usan 8-10 ml de clorhidrato de procaína que va del 0,25 al 0,5 por ciento, se toman los puntos liangmen y zusanli en ambos lados y se inyecta alrededor de 2 ml en cada punto. Para el paciente con vómito frecuente, se le añade el punto neiguan. 1 ó 2 inyecciones diarias en los puntos acu-punturales.
Experiencias clínicas: Con esta terapia fueron tratados 40 casos de gastritis crónica en las curvaturas estomacales. Los pacientes recibieron 3 cursos de tratamiento. Resultados: efecto notable en 19 de ellos, mejoramiento en 18 y efecto nulo en 3. Comprobación por medio de gastroduodenografía: mejoramiento o recuperación, 11 casos; mejoramiento ligero, 14 casos; y sin cambios favorables, 15 casos. Con la mencionada terapia fueron atendidos, además, 44 en­fermos de gastritis aguda. Resultados: desaparición de los sín­tomas en lo fundamental, 34 casos; mejoramiento, 5; y efecto nulo, 3. Generalmente, cedía la gastralgia 1-3′ después de la inyección.
Otro método es diluir una pequeña dosis de dolantina o atropi­na en agua destilada y se la inyecta en los puntos zusanli y neiguan de ambos lados del cuerpo para tratar la gastritis aguda. Por lo general, este método igualmente sirve para aliviar los síntomas con rapidez.
Ejemplo de caso registrado: Paciente Li, 58 años de edad, ha­cía 5 años que empezó con epigastralgias. Fue examinado en un hospital local con el siguiente diagnóstico: Gastritis crónica. La gastralgia había recidivado en varias ocasiones, sin ser totalmente resuelta. Por sugerencia de un amigo acudió a la clínica en cuestión. Refirió al médico que con frecuencia sen­tía plenitud gástrica, eructos, acedías, gastralgia que se acen­tuaba luego de las comidas, se irradiaba hacia la región pecto­ral y axilar. Refirió además que su sintomatología se exacer­baba en los momentos de stress y luego de comidas copiosas. Actualmente las molestias las tenía desde hace 5 días. Exa­men: Asténico, debilidad, facies de sufrimiento, hígado y bazo no palpables, dolor por la presión a nivel de epigastrio, saburra delgada y amarilla, y pulso superficial, recto y largo. Diagnósti­co: Gastritis crónica. En consecuencia se le inyectó una solu­ción de clorhidrato de procaína (densidad: 0,25%) en los pun­tos acupunturales sirviéndose del método arriba expuesto. Al término de 1 curso de tratamiento, disminuyó la gastralgia. Al concluirse 3 cursos de tratamiento, los síntomas habían des­aparecido. Las visitas médicas en los 2 años subsiguientes
confirmaron que la gastritis no había recidivado.
Explicaciones adicionales:
1. Según sabemos, la mencionada terapia ha obtenido efectos apreciables en el tratamiento de la gastritis tanto aguda cuanto crónica. Las demás terapias en los puntos acupunturales, entre las cuales se incluyen la moxibustión, la electropuntura, la implantación de catgut y la aplicación de ventosas, también ayudan en distinto grado a tratar esta enfermedad.
2. En vista de la larga evolución de la gastritis crónica y de la frecuente debilidad física de sus pacientes, se aconseja apli­carles un tratamiento multiterápico para elevar y consolidar el efecto.
3. El paciente debe guardar cierto régimen dietético para abs­tenerse de alimentos irritantes, entre ellos, crudos, fríos, amargos, picantes, etc., y ser examinado periódicamente en prevención de cambios patológicos malignos.

Anuncios

Una respuesta to “GASTRITIS”

  1. joseph Says:

    tratamiento del herpes con acupuntura y si me puede dar una explicacion del herpes desde el pundo de vista de acupuntura y su relacion con los 5 elementos y y organos estan afectados


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: