RETENCION URINARIA

octubre 5, 2009

Se conoce también por bloqueo de orina. Tiene lugar cuando la vejiga sufre una distensión excesiva en forma aguda o crónica, y la presión intravesical aumenta acabando por superar la resistencia del esfínter urinario. Clínicamente se clasifica en tres tipos: 1) retención urinaria de reflectividad: se forma por el espasmo del esfínter vesical, con-tractura del cuello vesical, motivado por la inflamación, la lesión traumá­tica o el dolor resultante de una operación quirúrgica; 2) retención por el impedimento de mando de los nervios: se produce por este impedimento que provocan las alteraciones patológicas de la me­dula cerebroespinal, las lesiones psíquicas, las reacciones a los medicamentos, etc.; y 3) retención por la obstrucción: se motiva por la obstrucción mecánica de las vías urinarias inferiores y de sus tejidos periféricos debido a la inflamación o tumefacción.
La medicina tradicional china llama la retención urinaria por “obstruc­ción de la orina” y la atribuye fre­cuentemente al estancamiento de la humedad-calor o a la lesión de la energía de los canales, los cuales dan por resultado el fallo de regulación de la vejiga; o la imputa a la insuficiencia de yang de los riñones y la incapaci­dad de la actividad de la energía vesical.

TRATAMIENTO
1) Método: Se aplica acupuntura con agujas filiformes.
Prescripción: Puntos principales: Sanyinjiao, guanyuan, zhongji, qihai y guilai (E. 29).
Puntos secundarios: Yanglingquan, zusanli, hegu, zhongfeng, qugu (Ren. 2), shenshu, pangguangshu, xiaochangshu y ciliao (V. 32).
Explicación: Antes que nada, se punciona los puntos acupun-
turales de los miembros, por ejemplo, el sanyinjiao, hegu, yanglingquan, zusanli, etc., y después los puntos ventrales o lumbares. Cada vez no hay que tomar muchos puntos y, por lo general, de 2-3 no más. Preferentemente se adopta el método dispersante o el método de dispersión y tonificación parejas, se retienen las agujas por 20-30′ y se las manipula 1 vez a cada intervalo de 5-10′. Se ofrece 1 ó 2 sesiones de acupuntu­ra diarias.
Experiencias clínicas: Ha habido una vasta cantidad de información calificada acerca del tratamiento de la retención urinaria con la aplicación de acupuntura y moxibustión en diversos lugares de China, de suerte que se han acumulado numerosas experiencias. Generalmente, se juzga que estas
terapias son adecuadas para el tratamiento de la retención urinaria tipo no obstrucción provocada por distintas cau­sas. En lo concerniente a la selección de puntos acupun-turales, se pronuncia por seguir el principio de selec­ción de tales puntos a tenor del tratamiento basado en la diferenciación de los sínto­mas indicada por la medicina tradicional china y se toman predominantemente los pun­tos mu-delante, he-mar de los meridianos del P., B., ID, SJ.; y los puntos shu-espalda, V.; así como los puntos huixue del meridiano Ren y Du. En cuanto a la selección de puntos en con­creto, se aboga en general por un reducido número de puntos, habitualmente no mayor de 3-4. Respecto a los métodos de manejo de agu­jas para uso clínico, se adop­ta principalmente el método dispersante o el método inhibitorio de estímulo pode­roso. Sin embargo, para los pacientes con síndromes de deficiencia funcional, por ejemplo, los casos de retención uri­naria posparto por la excesiva pérdida de sangre o los pacien­tes muy enfermos y físicamente débiles y los muy ancianos, se aplica mayormente el método tonificante o el método de tonificación y dispersión parejas, así como el método excitante de estímulo mediano-débil. Cuando se interna la aguja, se debe conseguir que llegue la energía y que “ésta se transporte al lugar donde está radicada la enfermedad”, lo cual represen­ta la clave para el éxito terapéutico de la acupuntura. Aunque pueda ser diferente la elección de puntos, la aguja debe tratar de producir sensaciones de calambre, adormecimiento y pe­santez cuando penetra hasta cierta profundidad, y luego se la manipula para permitir que la sensación de pinchadura se transmita al abdomen inferior y el periné hasta que el paciente tenga deseos de orinar o una sensación de contracción del abdomen bajo. Con tal que se logre este efecto resultante de la sensación de pinchadura, a menudo se consigue que, al extirparse la aguja, el paciente orine automáticamente. Tanto la acupuntura cuanto la moxibustión pueden tener apli­cación para la retención urinaria tipo no obstrucción provocada por toda clase de factores. Dichas terapias surten un efecto ideal para esta afección de tipo de reflectividad, porque la mayoría de los pacientes pueden orinar apenas sacada la aguja y, por lo general, ellos logran micción tras 1 ó 2 sesiones de tratamiento. El efecto terapéutico de la acupuntura y la moxibustión es igualmente notorio para la retención urinaria posparto y postoperatoria, pero ellas deben, sin embargo, ser aplicadas en más sesiones de tratamiento para hacer efecto en algunos casos recalcitrantes. Estas terapias también pue­den producir efectos bastante satisfactorios para la retención urinaria motivada por la alteración de mando del sistema ner­vioso. No obstante, este tipo de retención tiene que ver con el grado de lesión sufrida por el sistema nervioso. Si ésta es tan seria o irreparable, el efecto terapéutico será pobre. Para los casos con lesión transversal parcial de la medula espinal, la acupuntura y la moxibustión generalmente permiten a los pacientes recuperar, en mayor o menor grado, la función uri­naria. En cuanto a los pacientes parapléjicos que sufrieron fractura de columna vertebral, ellos suelen adolecer del desor­den funcional de micción. En cierta ocasión se llevó a cabo una observación de 600 pacientes de retención urinaria deri­vada de paraplejia a causa de lesiones traumáticas y que habían sido tratados con acupuntura y moxibustión. De entre ellos, un 15,2-22% fueron básicamente curados y sus esfínte­res recuperaron la función hasta ser casi como esfínter de control voluntario; un 13-30,4% mejoraron notablemente y formaron vejigas de reflectividad; un 37,8-58% mejoraron y sus esfínteres urinarios recobraron la función en forma parcial; y los pacientes restantes, un 7-16,6%, no cedieron al efecto del tratamiento.
Además, se informó sobre las experiencias adquiridas del tratamiento de otros 106 casos de retención urinaria. Siendo causados por varias enfermedades, fue necesario someterlos a una estrecha observación durante el tratamiento. Se les aplicaba la acupuntura cuando sus vejigas, habiendo estado llenas por varias horas, no lograban hacer micción, sin hacer uso del cateterismo. Por lo tanto, si el paciente no conseguía orinar unos 40 ó 50′ después de la aplicación de acupuntura, se debía introducir un catéter y volver a darle acupuntura mientras su vejiga se llenara otra vez. Para los que no cedían al efecto, se les repetía el procedimiento hasta la curación. Esta acupuntura tomaba por puntos principales el zhongji, guanyuan y sanyinjiao. Para los casos derivados de las afec­ciones de la medula cerebroespinal, se agregaban el dazhui y baihui; y para los casos motivados por alguna operación ab­dominal, se añadían el pangguangshu y yinlingquan en lugar del zhongji y guanyuan porque la herida no era adecuada para la aplicación de agujas. Métodos de acupuntura: para los ca­sos producidos por parálisis, método tonificante, retención de
agujas por 10-15′ y 1-2 veces de rotación de las mismas du­rante la retención, y aplicación adicional de cigarros de moxa, siendo 1 sesión cada dos días; y para los casos provocados por otras enfermedades, método dispersante, retención de agujas por 20-25′, 2-3 veces de rotación de ellas durante la retención y 1 sesión por día.
Resultados de la mencionada terapia: Curación de 82 pacien­tes tras 1 sesión de tratamiento, un 77,3%; curación de 6 tras 5 ó más sesiones, un 5,7%; y efecto nulo en 3, un 2,8%. Tiempo necesario para la micción: la mayoría de los enfermos lograron hacerlo 30′ después de la acupuntura. Del menciona­do grupo había 50 pacientes con su retención urinaria motiva­da por encefalitis. 46 de ellos pudieron orinar luego de 1 se­sión de acupuntura, y 4 tras 2 sesiones. Las 20 pacientes que eran casos de tipo posparto, consiguieron orinar al cabo de 1 sola sesión de acupuntura. De los 12 casos derivados de meningitis, 4 pudieron hacerlo tras 1 sesión, 2 tras 2 sesiones, 1 tras 3 sesiones, 2 tras 4 sesiones, y 2 tras más de 5 sesio­nes, y 1 quedó sin recibir efecto. De los 7 casos provocados por las afecciones cerebrovasculares, 2 lograron hacer mic­ción luego de 1 sesión, 2 luego de 3 sesiones, 1 luego de 4 sesiones y 2 luego de 5 ó más sesiones. De los 6 casos moti­vados por mielitis, solamente 1 no respondió al efecto. Todos los 4 casos derivados de alguna que otra operación quirúrgica fueron curados. Entre los 4 casos causados por traumatismo de columna, hubo 1 cuyo efecto fue nulo. Y 3 casos produci­dos por factores psíquicos se curaron sin excepción. Ejemplo: Paciente Jiang, femenino, 77 años de edad. Tenía retención urinaria desde hace 8 días. Llevaba, además, 10 años de historia de pielonefritis, la cual había atacado 4 veces y había dejado como secuela obstrucción en 2 ocasiones. Al comienzo del reciente ataque, la orina salía por gotas, pero 3 días más tarde, anuria. Ingirió medicamentos chinos y occi­dentales, sin efecto alguno. Requería cateterismo en días alternativos para orinar. Examen: abdomen bajo distendido, rechazó por parte de la paciente a la palpación, pulso hundido y filiforme. Diagnóstico: retención urinaria. Se aplicó la acu­puntura a la paciente en los puntos zhongji, sanyinjiao, guan-yuan y qugu, con el método dispersante de estímulo poderoso mediante la rotación de agujas. Estas fueron retenidas por 20′ y giradas por 1 minuto cada 5′ de intervalo. La paciente fue curada tras 1 sola sesión de acupuntura.
Precauciones: Para tratar esta afección se debe evitar lesio­nar la vejiga cuando se inserta en los puntos acupunturales inferoabdominales.

2) Método: Se aplica moxibustión.
Prescripción:   Mingmen (Du. 4) y guanyuan.
Explicación: Se practica el método de manejo “picoteando como un pájaro” con el cigarro de moxa encendido y suspen­dido. Se dan 2 sesiones diarias y en cada ocasión se aplica la moxibustión en cada punto por 5-10′.
Experiencias clínicas: Se atendió a 12 pacientes con reten­ción urinaria, entre los cuales se comprendían etiológicamente
6 casos derivados de la poliomielitis, 2 debidos al período avanzado de esquistosomiasis, 2 derivados de hemorragia gastrointestinal, 2 provocados por coma hepático, 2 motivados por mielitis transversal, 1 producido por prostatitis y 1 inducido por la aracnoiditis espinal. La retención urinaria había durado entre 1-36 días. La mayor parte de ellos tenían urocistitis por la repetida aplicación de catéteres. El urocultivo de 6 casos reveló el crecimiento de colibacilos. Con anterioridad a la moxibustión, salvo 1 paciente que había usado parches térmi­cos locales, los 11 restantes habían recibido en varias ocasio­nes tratamientos con acupuntura, rayos infrarrojos e inyeccio­nes de neostigmina, pero sin resultado. Luego de aplicada la moxibustión “picoteando como un pájaro” con cigarros de moxa, 11 enfermos recuperaron la función urinaria normal a excepción de 1 en el cual la terapia fue de efecto nulo. Des­pués de aplicada la moxibustión, 3 de ellos recobraron la mic­ción en 4 horas, 4 en 2 días, 2 en 3 días y 2 recuperaron y llegaron a controlar la micción en 6 días. La terapia arriba explicada ofrece una eficacia satisfactoria y se presta a fácil manejo.
Explicaciones adicionales:
1. La acupuntura y la moxibustión aplicadas a esta afección no están destinadas a eliminar las causas sino que, por medio del estímulo, se busca regular la función de la corteza cerebral y de los nervios de los órganos internos en orden a promover la contracción del músculo detrusor de la vejiga, aliviar el es­pasmo del esfínter interior de la vejiga y del esfínter exterior de la uretra y así permitir a la vejiga recuperar el funcionamiento de evacuación urinaria. En virtud de todo ello, la acupuntura y la moxibustión pueden producir un efecto mejor para la reten­ción de orina de tipo de reflectividad entre las retenciones provocadas por diferentes causas y surtir efectos también relativamente satisfactorios para la retención derivada del impedimento de mando de los nervios. Para los casos de tipo de bloqueo, sin embargo, dichas terapias difícilmente logran hacer efecto en los casos que tienen el conducto urinario infe­rior obliterado por otros factores, a excepción de ser eficaces en cierta medida para los casos asociados con complicaciones de inflamación, hidropesía y espasmo.
2. Las experiencias han demostrado que la acupuntura aplica­da, primero que todo, en el sanyinjiao y yinlingquan puede conseguir que el paciente elimine orina en seguida. Luego de dada la acupuntura, la aplicación adicional de moxibustión ayudará a elevar el efecto terapéutico en beneficio de la ex­creción de orina. La moxibustión aplicada en los puntos ven­trales como el guanyuan y zhongji tiene un mejor efecto que cuando es dada en los puntos distales. Si entran en combina­ción la auriculopuntura, la punción con agujas “flor de ciruelo” y la digitopuntura, el tratamiento será todavía más eficaz.
3. En caso de que el paciente que tiene la vejiga excesiva­mente llena no logre orinar 1 hora después del tratamiento acupuntural, la moxibustión y otras terapias en los puntos acupunturales; se debe hacer uso del cateterismo y de este modo será posible volver a tratar al paciente, en primer lugar, con las terapias en estos puntos en la próxima ocasión. En lo que concierne a los enfermos que tienen el catéter fijo por mucho tiempo, precisa que se les dé primero 1 ó 2 sesiones de acupuntura y moxibustión antes de ser retirado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: