ARTRITIS REUMATICA

octubre 7, 2009

Es una enfermedad que con frecuencia se observa en el tra­bajo clínico. Son alteraciones patológicas con ataques recu­rrentes en todo el cuerpo. La opinión general es que se trata de una afección alérgica ligada a la infección ocasionada por el estreptococo hemolítico tipo A. El reumatismo articular co­rresponde a los síndromes bi (dolor, entumecimiento y pesa­dez en las articulaciones) según la medicina tradicional china. Bi encierra con notaciones de “bloqueo”, o sea, la obliteración que resulta en el estancamiento de la energía y la sangre de los canales y colaterales, “dando como consecuencia el dolor a causa de la incomunicación”.
La artritis reumática se produce más en los Sujetos jóvenes y adultos. Durante el período activo agudo tiene por rasgos característicos la inflamación, la fiebre y el dolor recurrentes y errantes en las articulaciones importantes. Transcurrido el período agudo, no quedan lesiones patológicas en las articu­laciones afectas. De ordinario, la enfermedad es de larga evolución. El paciente siente dolor articular y dificultad para la motilidad, los cuales se agravan cuando cambia la temperatu­ra o el paciente es sorprendido por el frío o la humedad.

TRATAMIENTO
1) Método: Se aplica acupuntura con agujas filiformes.
Prescripción: Para la articulación del hombro: Jianyu, jianz-hen, binao, tianzong, quchi, hegu, lieque, waiguan y ashi. Para la articulación cubital: Quchi, shousanli, jianzhen, hegu, waiguan y ashi.
Para las articulaciones carpianas: Quchi, waiguan, yangchi, yangxi, wangu de la mano (LD. 4), daling (PC. 7) y ashi. Para las articulaciones metacarpofalángicas: Hegu, waiguan, quchi, zhongzhu de la mano (SJ 3), baxie (Extra.) y ashi. Para la articulación lumbosacra: Yaoyangguan, shiqizhuixia (Extra.) (Se ubica en la depresión del borde inferior de la apó­fisis espinosa de L. 5.), baihuanshu (V. 30), guanyuanshu (V. 26), weizhong, kunlun y ashi.
Para la articulación sacroilíaca: Xiaochangshu, pangguangshu y ashi.
Para las articulaciones coxofemorales: Huantiao, juliao del fémur (Vb 29), yanglingquan y juegu.
Para la articulación de la rodilla: Heding (Extra.), xiyan (Extra.), liangqiu (E. 34), xuehai (B. 10), ququan (H. 8), xiguan (H. 7), yanglingquan, yinlingquan y zusanli.
Para la articulación tibiotarsiana: Jiexi (E. 41), qiuxu (Vb 40), kunlun, yanglingquan y zusanli.
Para las articulaciones metatarsianas: Bafeng (Extra.), gong-sun (B. 4), shugu (V. 65), jiexi, shangqiu (B. 5), yanglingquan, yinlingquan y zusanli.
Explicación: Tomando en cuenta los síndromes de exceso o de deficiencia funcional, se adopta el método tonificante o dispersante. Para el período agudo se aplica preferentemente el método dispersante y, para el período crónico, el método de tonificación y dispersión simultáneas o el método de simple tonificación. Se retienen las agujas durante 30′. Se las rota 1
vez cada 10′ para casos graves. Se da 1 sesión por día o en días alternativos, 1 curso de tratamiento consta de 10 sesio­nes y se intercalan 3-5 días entre un curso y el subsiguiente. También se permite aplicar moxibustión.
Experiencias clínicas: Tanto la acupuntura como la moxibus-tión tienen buen efecto terapéutico para tratar esta enferme­dad. Según la observación y el análisis obtenido del tratamien­to clínico de 10.626 pacientes atendidos en 15 establecimien­tos, la eficacia total fluctuó de 84,6-96,7%, y la tasa de cura­ción del 20,1-50,2%. En algunos casos se usó solamente acupuntura y, en otros, únicamente moxibustión; pero en la mayoría de los casos fueron combinadas las dos terapias. De acuerdo a la teoría de la medicina tradicional china y la ubicación de las articulaciones enfermas, generalmente exis­ten dos clases de selección de puntos acupunturales, dicho en concreto, la selección local y la selección siguiendo los meri­dianos y basada en la diferenciación de los síntomas. A veces se seleccionan los puntos de una sola manera independien­temente, pero la mayoría de ocasiones se lo hace combinando ambas terapias. Si el dolor articular es agudo e irradiado, se debe a la prevalencia del viento patógeno. Entonces conviene disipar el viento y eliminar los factores patógenos y tratar pre­ferentemente de despejar los meridianos y calmar el dolor, para lo cual se escogen principalmente el fengmen (V. 12), fengchi (Vb 20), fengshi (Vb 31), etc., y adicionalmente los puntos de los meridianos locales de las articulaciones corres­pondientes. Si el dolor articular es fijo, disminuye por calor y empeora por frío, entonces se debe a la predominancia del frío patógeno. Siendo el caso, se aconseja preferentemente calen­tar los meridianos y disipar el frío, usar principalmente el daz-hui, xiyangguan (Vb 33), quchi, zusanli, etc., y los puntos de los meridianos locales de las articulaciones en combinación con aquéllos. Si la tumefacción y el dolor articulares son fuer­tes, la piel se halla insensible y la enfermedad recrudece en los días sombríos y lluviosos, esto es causado por la preva-lencia de la humedad patógena. Entonces se debe predomi­nantemente eliminar la humedad y despejar los meridianos, tomando de modo prioritario el yanglingquan, sanyinjiao, zu-sanli, hegu, etc., y, en su combinación, los puntos de los meri­dianos locales de las articulaciones. Si el paciente tiene las articulaciones inflamadas y rubicundas, hay calor y dolor en ellas y sufre, además, fiebre, esto se ocasiona generalmente por el estancamiento del frío y la humedad patógenos en los canales y colaterales y por su acumulación y conversión en calor. Dado el caso, es menester preferentemente regular la energía y la sangre, eligiendo más que nada el quchi, dazhui, hegu, etc., y en su adición los puntos de los canales locales de las articulaciones.
Para la prevalencia del viento, la humedad y el calor patóge­nos se aplica prioritariamente la acupuntura, con el método de dispersión; y para la predominancia del frío patógeno, la moxi-bustión, o la acupuntura y la moxibustión simultáneamente. En el trabajo clínico, la acupuntura adopta generalmente el méto­do de tonificar y dispersar mediante la rotación de agujas, el método de tonificación y dispersión consistente en levantar y empujar la aguja, el método de tonificar y dispersar cerrando o ensanchando el agujero luego de sacar la aguja, el método productor de la sensación de calor, el método productor de frescura penetrante, así como el método del yin dentro del yang y el del yang dentro del yin, etc. Se informó sobre el tratamiento con acupun­tura y moxibustión de 352 casos de esta afec­ción entre 228 hombres y 124 mujeres, la mayo­ría tenía de 20-50 años de edad. Esta enferme­dad obedecía, en la mayor parte de los pa­cientes, a cambios cli­máticos, pues los sínto­mas se intensificaban cuando el día estaba nublado o hacía mucho frío, afectando general­mente a las articulacio­nes. Para la acupuntura se les tomó los puntos en consideración de la ubicación del dolor y el grado de gravedad de la afección, eligiendo en cada ocasión 1 ó 2 pun­tos principales y 1-3 puntos adicionales. Se hacía penetrar la aguja mediante la rotación y se detenía su avance cuan­do se producía y exten­día en rededor o hacia arriba y abajo la sensa­ción de entumecimiento, pesantez y dolor. Se dejaban insertas las agujas por 10-15′. Era 1 sesión de acupuntura por día o día por medio. Para el caso grave se insertaba primero el lado sano y luego el lado enfer­mo; y para el caso de menos gravedad se puncionaba única­mente el lado enfermo. Para el paciente que se sentía adina-mia, dolor y entumecimiento, se le aplicaba más moxibustión que acupuntura; y para el que sentía pesantez y dolor, se le daba solamente acupuntura sin moxibustión. Terminado el tratamiento con dichas terapias, se obtuvo una tasa de efica­cia de 92,3% entre los 352 casos. Comúnmente, los síntomas se aliviaron o desaparecieron tras un promedio de 8 sesiones de tratamiento.
Ejemplo de caso registrado: Paciente Xu, masculino, 30 años de edad. Acudió al médico el 20 de junio de 1970. Cinco días atrás, tuvo fiebre, escalofrío. Más tarde, las articulaciones de la rodilla se edematizaron y eran dolorosas, de tal modo que impedía la marcha. Examen: articulaciones de la rodilla infla­madas y rubicundas, temperatura cutánea local aumentada, articulación rotular derecha incapaz de extenderse, temperatura corporal de 38°C, hemoglobina: 13,7 g, eritrocitos: 5.200.000, leucocitos: 11.000, sedimentación sanguínea: 49 mm por hora, sustancia ósea y cavidad articular normales por medio de la radiografía, saburra de la lengua amarilla y espesa, pulso débil pero perceptible y carencia de historia de reuma­tismo. Diagnóstico: Artritis reu­mática aguda. Aplicación de acupuntura: yanglingquan, xiyan (Extra.) y dubi (E. 35), heding, pishu y quchi. Reten­ción de agujas: 2 horas; mani­pulación de agujas por vez: cada 20′; y 1 curso de trata­miento: 10 sesiones. Y moxi-bustión adicional de cigarros de moxa: 1 hora por vez en los puntos xiyan y dubi. Al cabo de 5 sesiones dadas según el método explicado, el dolor había disminuido, el paciente ya podía caminar con ayuda de un bastón y la temperatura le había descendido a 37°C. Lue­go, le ofrecieron 3 cursos de tratamiento más, también con la mencionada acupuntura y moxi-bustión, hasta que desapareció el dolor. Pasados 7 años, el médico encontró que el pa­ciente tenía artralgia leve a nivel de las rodillas únicamente cuando había un brusco cambio del tiempo o había trabajado sobremanera, por lo demás estaba normal.

2) Método: Se aplica electro­puntura.
Prescripción: Puntos principales: Dazhui, jianyu, quchi, hegu, baliao, huantiao, yanglingquan y juegu. Puntos secundarios: Fengchi, binao (IG 14), shaohai (C. 3), jianshi, zusanli, dubi, weizhong, kunlun, etc. Se eligen 1-2 pares de puntos principales e igual número de puntos auxiliares teniendo en cuenta las regiones afectadas.
Explicación: Se usan en combinación ondas continuas y ondas compactas-ralas. Luego de conectada, la corriente crece en magnitud gradualmente y el estímulo pasa de media­no a poderoso sin rebasar la tolerancia del paciente y permi­tiéndole al mismo tiempo sentirse confortable. Se da 1 sesión diaria por espacio de 15-30′, 10 días componen 1 curso de tratamiento y se interpolan 3-5 días de descanso entre un curso y otro.
Experiencias clínicas: Fueron informados 307 casos tratados con electropuntura, entre 244 hombres y 63 mujeres. Sus edades iban de 15-40 años, mientras 167 de los pacientes, un 54,4%, tenían de 2 1-30 años. El más relevante de los síntomas era el dolor articular. Entre las áreas enfermas se incluían las articulaciones del hombro, los codos, las vértebras lumba­res, las caderas, las rodillas y los tobillos, pero sobre todo a las rodillas (118 casos) y a las vértebras lumbares (117 ca­sos). Para el tratamiento se adhirió al principio de escoger puntos en el área local y a lo largo de los meridianos. Para las articulaciones del hombro y del codo se tomaron el quchi, jianyu, chize, shaohai, tianjing (SJ 10), ashi, etc.; para las articulaciones de la muñeca, los dedos y las palmas de la mano, el hegu, jianshi, ashi, etc.; para la columna vertebral, el shenshu, baliao, etc.; y para las articulaciones de los miem­bros inferiores, el huantiao, chengfu (V. 36), weizhong, zusanli, yanglingquan y xiyan, etc. La tensión que requería el manejo de electropuntura era de 0,7-1,0 voltio y la conexión eléctrica duraba de 20-40′.
Resultados del tratamiento de los 307 pacientes: curación, 78,
un 25,4%; mejoramiento, 202, un 65;8%; y efecto nulo, 27, un
8,8%. Eficacia total: 91,2%. Sesiones aplicadas: generalmente
de 6-24, siendo el promedio de 12.

3) Método: Se aplica la inyección en los puntos acupunturales.
Prescripción: Para las extremidades superiores: Waiguan, quchi, jianyu y shousanli.
Para las extremidades inferiores: Zusanli, dubi (E. 35), yan­glingquan, xuehai, fengshi (Vb 31), huantiao, tiaokou (E. 38),juegu y kunlun.
Para la región lumbar: Shenshu, mingmen y zhiyang (Du. 9).
Explicación: Se prepara una solución con vitamina C (500 mg/2 mi) más vitamina B1 (100 mg/2 mi). En cada ocasión se eligen 4 puntos y se inyecta 1 ml de esta solución en cada punto, procurando producir una sensación de calambre y pe­santez locales. Se da 1 sesión por día o en días alternativos.
Experiencias clínicas: Se dio tratamiento clínico con la citada terapia a 38 casos, obteniendo el siguiente resultado: cura­ción, 14 casos; efecto notable, 15 casos; mejoramiento, 6 casos; y efecto nulo, 3 casos. La susodicha terapia sirve tam­bién para tratar las secuelas de la parálisis infantil. Ejemplo de caso registrado: Paciente Qin, masculino, 39 años de edad. Recibió la primera consulta el 28 de noviembre de 1967. Presentaba dolor a nivel de las articulaciones del hom­bro y el codo del lado derecho desde hacía más de 1 año. No podía flexionar la articulación del codo, elevar el hombro ni mover el brazo para adelante o atrás. Sentía el antebrazo doloroso y sin fuerza. El dolor se agudizaba tras el cambio de temperatura.
Diagnóstico: Artritis reumática. Le aplicaron la inyección antes expuesta en los puntos waiguan, jianyu, jian-liao (SJ 14), quchi y shousanli. Fue 1 sesión cada 2 días, y los síntomas desaparecieron después de 5 sesiones.
Explicaciones adicionales:
1. El tratamiento de esta afección con acupuntura y moxibus-tión surte un notable efecto terapéutico, sin entrañar secuela alguna. Aparte de estas dos terapias, si se agregan la auricu-lopuntura, la punción con agujas “flor de ciruelo” y las vento­sas en el curso de tratamiento conforme al estado clínico, esto contribuirá a elevar la eficacia y acortar el proceso de trata­miento.
2. Se permite utilizar antirreumáticos durante el tratamiento en
los puntos acupunturales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: