DIABETES

octubre 7, 2009

Síndrome causado por factores ambientales y hereditarios, carac­terizado por secreción anormal de insulina y diversas manifestacio­nes metabólicas y vasculares que se reflejan en una tendencia a los niveles de glucosa en sangre elevados. La medicina tradicional china declara que ella está rela­cionada con la disfunción del pul­món, el bazo y el riñón. En un principio suele no tener síntomas manifiestos, pero oca­sionalmente se descubre por examen de orina. Clínicamente se caracteriza por polifagia, polidipsia y poliuria, astenia, debilidad general etc.

TRATAMIENTO
Método: Se aplica acupuntura con agujas filiformes.
Prescripción: Puntos principales: Pishu, geshu, yishu (Extra.), zusanli y sanyinjiao.
Puntos secundarios: Feishu, weishu (V. 21), ganshu, zhong-wan, guanyuan, shenmen, rangu (R. 2), yinlingquan, etc.
Explicación: Se rota la aguja despacio con el método de estímulo mediano que tonifica y dispersa en forma pareja, se da 1 sesión por día
0 día por medio, se retiene la aguja por 15-20′ en cada oca­sión, y 10 sesiones forman 1 curso de tratamiento. El intervalo entre dos cursos dura de 3-5 días.
Experiencias clínicas:
1. Se atendió con acupuntura a 24 casos de diabetes. De entre ellos, 11 eran de sexo masculino y 13 de sexo femenino, contando de 20-79 años de edad. Tipos de diabetes: 19 casos independientes de insulinoterapia y 5 dependientes de ella. Estado clínico: 1 caso leve, 15 casos de gravedad mediana y 8 casos graves.
Se aplicó la acupuntura como medida principal para el trata­miento, con ayuda de un régimen alimentario, y auxiliado, en algunos casos, de la administración de medicamentos. 1) Selección de puntos para la acupuntura: pishu, geshu y zusan-li en función de puntos principales. Uso rotativo de puntos auxiliares conforme a la diferenciación de los síntomas: para polidipsia, el feishu, yishe (V. 49) y chengjiang (Ren. 24); para polifagia y constipación, el weishu y fenglong (E. 40); para poliuria, lumbalgia, tinitus, ansiedad y sudoración nocturna, el shenshu, guanyuan y fuliu (R. 7); y para la astenia, debilidad general, fatiga, cefalea, diarrea, el weishu, sanyinjiao, yan-glingquan, etc. Método de acupuntura: tomando por índice la llegada de la energía. Si el paciente mostraba una reacción relativamente fuerte a la punción de la aguja, era necesario dejar inserta ésta durante 15′ y repetir la misma manipulación 1 vez antes de retirarla. Se dio 1 sesión por día, 12 sesiones constituían 1 curso de tratamiento, y el intervalo entre dos cursos duraba 3 días. En invierno se adoptó la implantación subcutánea de agujas (en 3 de los pacientes de este grupo). 2) Alimentación: cantidad total necesaria de consumo diario de calorías de acuerdo al estado clínico, la movilidad y el peso corporal (30-35 calorías por Kg.). Este consumo en las 24 horas para los diabéticos del citado grupo osciló, según los casos, de 1.230-2.100 calorías, incluyendo 150-300 g de azú­car, 50-75 g de proteína (pero aumentado a 100 g para los casos de lipemia) y el resto constituido de grasa. Y 3) medi­camentos: al comienzo se siguió la dosis diaria habitual de hipoglucemiantes orales a los pacientes que tenían serias complicaciones o que habían estado dependiendo de ellos durante largo tiempo (a pesar de no haberles producido mejo­rías); pero una vez producido el efecto de la acupuntura, la dosis fue reducida a la mitad o simplemente suprimida. La observación tuvo 45 días de duración.
Resultados del tratamiento de todo el grupo de diabéticos: Efecto notable, 11 casos, un 45,8% y, entre ellos, 8 casos tratados exclusivamente con acupuntura; efecto bueno, 4 casos, y mejoramiento, también 4 casos, un 33,4% combinado por ellos, y entre los mismos, 2 atendidos únicamente con acupuntura y otros 2 con un tratamiento multiterápico, es de­cir, una eficacia total de 79,16% entre los tres tipos; y efecto nulo, 5 casos, un 20,83%, incluyendo 3 casos que recibieron varias terapias distintas. El curso de tratamiento promedió 8 semanas entre todos los 19 casos con efecto exitoso, siendo el más largo de 14 semanas.
Estudio de los mecanismos del tratamiento de la diabetes:
Algunas personas enuncian que la secreción prematura de insulina y su crecimiento cuantitativo tienen que ver con los cambios de la adrenalina. Se descubrió que al insertar en el punto sanyinjiao de los diabéticos, la acupuntura parece tener la propiedad de regular la secreción de insulina. Así mismo se conoce que al dar estímulo mediante acupuntura y moxibus-tión aplicadas en el zhongwan, tianshu y otros puntos de indi­viduos en estado normal, tuvo lugar un aumento significativo en la secreción de insulina. Se cree que la influencia que la acupuntura y la moxibustión ejercen sobre la glucosa sanguí­nea depende probablemente de su acción de haber excitado el sistema compuesto por los nervios vagos y la insulina. Se­gún el autor, la acupuntura posee tanto la propiedad de reajus­tar el nivel molecular de la insulina cuanto la propiedad de reajustar el recontrol del sistema nervioso central sobre la mencionada área.
Ejemplo de caso registrado: Paciente He, masculino, de 49 años de edad. Cuatro meses atrás, cometió un abuso al ingerir alcohol. Como consecuencia, presentó paulatinamente, poli-dipsia, polifagia y poliuria, seguidas posteriormente del decai­miento, pérdida de peso, trastornos auditivos e impotencia. Examen:
glucosa sanguínea en ayunas, 140 mg %; y pruebas cualitati­vas de glucosa urinaria de (+) a (+++) tras 2 horas de ayuno. Diagnóstico: Diabetes. Selección de puntos para la acupuntu­ra: shenshu, yishu, yuji (P. 10), sanyinjiao, feishu, taixi, etc. Después de 17 sesiones, el paciente ya se encontraba mucho mejor, el dolor lumbar, tinitus, la impotencia y otros síntomas habían desaparecido, su peso había subido y su glucosa san­guínea y urinaria se hallaban normales.
Explicaciones adicionales: Tanto los libros de acupuntura y moxibustión antiguos y actuales contienen diversas anotacio­nes acerca del tratamiento de la diabetes con estas dos tera­pias. Desafortunadamente, no se ha informado mucho sobre este estudio durante las últimas décadas. Aún así, no son raros los casos que han recibido tratamiento en la práctica clínica. Por lo común, se opina que los puntos acupunturales aprovechados en el tratamiento con acupuntura y moxibustión son eficaces para los casos leves y los casos de gravedad mediana y son válidos hasta cierto grado para mejorar los síntomas y reajustar la función secretoria de insulina. A mane­ra de ilustración, la sola acupuntura aplicada a ciertos diabéti­cos ha logrado eliminar la glucosa en la orina y normalizar el nivel de glucosa en sangre. En otros casos, los pacientes han podido disminuir o suprimir la ingestión de hipoglucemiantes e incluso insulina luego de haber sido tratados con acupuntura y moxibustión. Sin embargo, estas terapias difícilmente pueden hacer efecto en los enfermos enteramente dependientes de insulina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: