TORTICOLIS

octubre 7, 2009

Es un espasmo tónico o in­termitente de los músculos del cuello, que provoca inclinación de la cabeza, se presentan espasmos dolorosos intermi­tentes o continuos de múscu­los del cuello, en forma unila­teral que provoca giro e incli­nación de la cabeza, puede producir una disminución considerable de los movimien­tos con deformidad postural. Cuando la persona mueve la cabeza, el dolor se torna más agudo y se irradia hacia los hombros, la espalda y los brazos. Los músculos del lado enfermo se mantienen en estado de tensión y espasmo, de tal modo que la cabeza se tuerce e inclina a un lado.

TRATAMIENTO
1) Método: Se aplica acupun­tura con agujas filiformes.
Prescripción: Puntos princi­pales: Yanglao (ID 6), lieque (P. 7), kunlun (V. 60) y ashi. Puntos secundarios: Fengchi
(Vb 20), tianzhu (V. 10), jian-
waishu (ID 14), zhongzhu de la mano (SJ 3), houxi (ID 3), waiguan (SJ 5) y xuanzhong (Vb 39).
Punto de experiencia: Laoz-hen (Extra.).
Explicación: Se adopta pre­dominantemente el método de dispersión mediante la rota­ción de agujas o el método de tonificación y dispersión pare­jas, se retienen las agujas por 15-30′ y se las manipula 1-2 veces durante la retención por alrededor de 1 minuto en cada vez. Se da 1 sesión diaria. También es permisible aplicar la moxibustión o ventosa des­pués de la acupuntura.
Experiencias clínicas:
1. Un médico aplicó exclusivamente la acupuntura para aten­der a 66 casos de esta afección, de los cuales el más corto había durado 1 día, el más largo 2 meses y la mayoría 5 ó menos días. Les tomó por puntos principales el lieque, zhongzhu de la mano y bailao y por puntos auxiliares el feng-chi, waiguan y xuanzhong. Generalmente, hacía uso del mé­todo de tonificación y dispersión simultáneas, pero en los casos con un notorio dolor cervical se servía del método dis­persante. Resultados del tratamiento de los 66 casos: cura­ción, 54, un 81,8%; efecto notable, 10, un 15,2%; efecto nulo, 2, un 3%; y eficacia total, 97%. La mayoría de los enfermos fueron curados en 1-5 días, y el resto, la minoría, lo fueron tras 15 sesiones de terapia. El autor estima que el efecto terapéutico resulta más rápido en los pacientes que tienen un tiempo de evolución más corto. 2. Fueron tratados de manera clínica 106 casos priorita­riamente con la apli­cación de acupuntu­ra. Entre ellos había 60 hombres y 46 mujeres, quienes tenían de 18-61 años de edad y, en su mayoría, de 30-48 años. El tiempo de evolución más corto era de 1 día y el más largo 7 días, y de 3 ó menos días en la mayoría de los ca­sos. Fueron escogi­dos  como puntos principales el yan-glao, kunlun y ashi (punto de dolor por presión)   y como puntos auxiliares el fengchi, dazhui, tianzhu, etc. Si el caso era producido por el viento o frío, se podía aplicar una ventosa o moxibustión en el punto de dolor luego de la acu­puntura. Durante la aplicación acupuntural se adoptaba el método dispersante de estímulo relativamente fuerte mediante la rotación de agujas para todos los puntos. En el curso de tratamiento se elegían 2 puntos principales y otros tantos auxiliares, todos del lado enfermo, y también se permitía usar­los alternativamente. Primero se insertaba en los puntos prin­cipales de los miembros superiores o inferiores. Cuando se rotaban las agujas, se exigía al paciente que moviera el cuello. Se podría rotar las agujas a intervalos durante 3-5′ y luego se introducía en el ashi, que es el punto de dolor, y finalmente se puncionaba en los puntos auxiliares. En cada ocasión, las agujas eran retenidas durante 15-20′ y manipuladas a interva­los.
Resultados del tratamiento ofrecido a los 106 pacientes cita­dos: Curación (desaparición total de los síntomas y movimien­to normal del cuello), 91 casos, un 85,8%; efecto notable (desaparición en lo fundamental de los síntomas y movimiento básicamente normal del cuello), 12 casos, un 11,3%; mejora­miento (disminución del dolor cervical y limitación ligera para el movimiento), 3 casos, un 2,8%; y eficacia de notable para arriba, un 97,2%. Número de sesiones dadas a los pacientes: máximo, 5; mínimo, 1; y promedio, 2,8. Los síntomas se alivia­ron evidentemente en la mayoría de los enfermos después de la primera sesión de terapia. Sobre todo, ellos podían mover el cuello más libremente que antes del tratamiento y sentían el dolor aplacado apenas 2′ después de haber recibido acupun­tura en el yanglao o en el kunlun.
Ejemplo de caso registrado: Paciente Li, masculino, 49 años de edad. Tenía dolor en el cuello desde hacía 4 días. El primer día, sentía mucho frío y una leve fiebre, cuando se incorpora­ba el cuello le dolía con intensidad, era un dolor persistente que impedía girar la cabeza. Tenía la lengua de aspecto claro, la saburra algo amarilla y el pulso lento. El médico, mientras le daba acupuntura, le instruía a que moviera el cuello. Luego, le insertó en el ashi y finalmente en el tianzhu y fengchi. El pa­ciente se recuperó en una sola sesión.

2) Método: Se aplica auriculopuntura.
Prescripción: Puntos correspondientes al cuello, las vérte­bras cervicales, los hombros, occipucio y el hígado, así como punto shenmen.
Explicación: Cada vez se toman 2-3 puntos, se los punciona con agujas filiformes, se las hace girar rápido con el método de estímulo fuerte, se las deja insertas por 15-30′, durante la retención se las manipula 1 vez a cada 5-10′ y se pide al pa­ciente que mueva el cuello. Es 1 sesión de tratamiento por día.
Experiencias clínicas: Se informó sobre la auriculopuntura aplicada a 39 casos agudos de tortícolis, de los cuales el tiempo de evolución más corto era de 12 horas y el más largo de 3 días. Todos habían sido provocados por viento o frío o por mala postura al dormir. Se optó por 2-3 de los puntos auriculares antes mencionados, se los insertó con agujas filiformes, se las retuvo por cerca de 30′ y se las rotó 1 vez a cada intervalo de 5-10′. Fue 1 sesión por día. De los 39 pa­cientes, 27 fueron curados tras 1 sesión de terapia, 6 lo fueron tras 2 ó 3 sesiones, y otros 5 mejoraron. Únicamente un solo paciente no se benefició con el efecto al cabo de 1 sesión y dejó el tratamiento. La eficacia total alcanzó el 97,4%. Previa­mente, 5 de los pacientes adolecían de la rigidez del cuello con frecuencia, pero luego de 3 sesiones la afección no les había retornado en los 6 meses posteriores de visitas médicas
realizadas a ellos.
Además, se ha informado sobre el tratamiento con auriculo-puntura de 33 casos crónicos de tortícolis, incluyendo casos de lesión cervicomuscular por esfuerzo excesivo, fibrositis cervical, reumatismo cervicomuscular, neuralgia retrooccipital, etc. 15 de los pacientes tenían la enfermedad por menos de medio mes, 11 por medio mes-medio año, y 7 por más de 6 meses. Para el tratamiento se buscaron puntos sensibles en las áreas correspondientes a los hombros y el cuello dentro de las fosas supraclaviculares. Luego de entradas las agujas, éstas eran retenidas durante 15′ y manipuladas 1 vez a cada 5′ de intervalo. En su combinación ingresaba la acupuntura corporal dada en el punto tianzhu. Resultados del tratamiento: curación, 27 pacientes; efecto notable, 5; y efecto nulo, 1. La mayoría de ellos fueron beneficiados con el efecto notable tras 1 sesión de terapia y curados al cabo de 3 sesiones.

3) Método: Se aplica acupuntura con agujas hipodérmicas.
Prescripción: Conjunto de los músculos triangulares, conjun­to de los músculos supraescapulares, músculo dorsal ancho, esternocleidomastoideo, tendón del bíceps humeral y área de reacción correspondiente a la ubicación local de los músculos que tienen focos patológicos.
Explicación: Se toma una aguja filiforme N.° 28, de 1-3 cun de largo, se sostiene el cuerpo de aguja entre el dedo pulgar y el dedo índice de la mano derecha dejando descubierta la punta de aguja en unos 3 mm, y con la fuerza de estos dedos y la de la muñeca se pega la aguja inmediatamente a flor de la piel y se la hace penetrar rápido en la grasa subcutánea don­de está presente la reacción de los focos patológicos. Las agujas son retenidas durante 15-30′. Se da 1 ó 2 sesiones por día, 1 curso de tratamiento se compone de 9 días, y luego de 3-5 días de intervalo se inicia el 2.° período. Experiencias clínicas: Según lo informado, fueron tratados con acupuntura hipodérmica 118 casos de fibrositis de los músculos de los hombros y la espalda (cuello rígido) entre 81 hombres y 37 mujeres. 30 de ellos tenían de 20-30 años de edad, 68 de 31-45 años, y 20 de 50-65 años. 106 de dichos casos se debían a causas de humedad, viento o frío, y los 12 restantes a distensiones y contracturas de los músculos por haber llevado cargas excesivas sobre los hombros y la espal­da. El tiempo de evolución era de 1-3 días en 68 casos, de 10­15 días en 31 casos, de 1-2 meses en 15 casos, y más de 3 meses en 4 casos.
Resultados del tratamiento impartido a los 118 pacientes: Curación (desaparición de los síntomas y del dolor por presión y normalización del movimiento de las articulaciones del cuello y los hombros) después del tratamiento, 67 casos, un 56,8%; efecto notable (notoria disminución de dichos síntomas y dolor y mejoramiento notable en la restricción del movimiento de dichas articulaciones), 41 casos, un 34,7%; y efecto nulo, 10 casos, un 8,5%. En el curso de tratamiento, la acupuntura produjo efecto notable generalmente luego de 5 ó 6 sesiones, mientras la mayoría de los enfermos se curaron al cabo de 1 curso de tratamiento. Se recurrió a otras terapias para aqué­llos en quienes la acupuntura no había resultado tras 2 cursos de tratamiento.

4) Método: Se aplica la inyección en los puntos acupuntura les.
Prescripción: Fengchi, tianzhu (V. 10), futu del cuello (IG 18), jianjing (Vb 21) y ashi.
Explicación: Se usan 5 ml de clorhidrato de procaína (densi­dad, 0,25-0,5%), se escogen 2 ó 3 puntos del lado enfermo y se inyecta el líquido en ellos por separado. Se da 1 sesión por día.
Experiencias clínicas: Con esta terapia fueron atendidos 55 casos agudos de tortícolis. De entre ellos, el tiempo de evolu­ción más corto era de 12 horas, y el más largo de 4 días. 30 de los pacientes tenían la afección en el lado izquierdo, 24 en el lado derecho y 1 bilateral. Resultados del tratamiento: cura­ción tras 1 sesión, 34 casos; curación tras 2 sesiones, 18 casos; alivio luego de 2 sesiones y cambio a otras terapias, 2 casos; persistencia durante 1 semana y curación al cabo de 5 sesiones de inyección en los puntos acupunturales, 1 caso. Todos los casos de este grupo fueron producidos por la acción del viento y el frío en los músculos cervicales y la mala postura al dormir, o por movimientos bruscos del cuello, pero sin que se comprendieran entre ellos casos de dolor cervical debidos a otros factores etiológicos.
Explicaciones adicionales: La acupuntura, la moxibustión y otras terapias aplicadas en los puntos acupunturales pueden surtir todas buenos efectos para tratar la tortícolis y permiten curación a los casos del período agudo en 1-3 sesiones. En cuanto a los casos crónicos, éstos también pueden ser cura­dos si reciben más sesiones de tratamiento. En la práctica clínica se puede utilizar independientemente 1 de dichas tera­pias o se las aplica en forma combinada. Además, la terapia por presión digital dada en el jianjing (Vb 21), bingfeng (ID 12), tianzong (ID 11) y otros puntos, la cual es fácil de manejar, igualmente puede tener un buen efecto terapéutico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: