PROLAPSO RECTAL

octubre 9, 2009

Se refiere a la protru­sión del recto a través del ano. La procidencia consiste en el prolapso de todo el espesor del recto junto con el peri­toneo, como una bernia por deslizamiento. Se produce con mayor facilidad en los ancia­nos, las mujeres y los niños. El desplazamien­to anterior anormal del recto por alargamiento del mesorrecto proba­blemente sea la causa primaria, o a un excesi­vo esfuerzo al defecar. En opinión de la medi­cina tradicional china, esta enfermedad se produce predominan­temente por la insufi­ciencia de la energía vital y la caída del ano a consecuencia de ella. Manifestaciones clíni­cas: Protrusión de la pared intestinal fuera del ano al defecar; y en casos leves, percepción de un prolapso por el ano y luego regreso automático de esa pa­red al interior del recto. Cuando el  caso es grave, cada vez que el recto cae, el paciente necesita soste­nerlo y meterlo dentro ayudado de su mano. La tos, el estor­nudo, el caminar y el trabajo pueden provocar la procidencia.

TRATAMIENTO
1) Método: Se aplica acupuntura con agujas filiformes.
Prescripción: Puntos principales: Baihui, changqiang (Du. 1), chengshan (V. 57) y zusanli.
Puntos secundarios: Shenshu, qihai, baihuanshu (V. 30) y dachangshu (V. 25).
Puntos de experiencia: Tigang (Extra.), o llamado también huanmen.
Explicación: Preferentemente se usa el método tonificante de un estímulo débil-mediano, y las agujas son retenidas durante 3-5′. El tigang también puede ser tomado con el paciente acostado en decúbito prono, teniendo el pecho y el abdomen apoyados en la cama. En él la aguja entra en 1,5 cun de pro­fundidad. Se da 1 sesión cada 2 días, mientras que 6 sesiones forman 1 curso de tratamiento.
Experiencias clínicas: 1. Se informó sobre el tratamiento con acupuntura dado a 35 pacientes de esta enfermedad, eran todos del sexo masculino. Llevaban en común un proceso clínico prolongado. En la gran mayoría de ellos, el recto, una vez salido, no podía regresar por sí solo. La parte protruída media de 3-4 cm. de largo en la mayor parte de casos. Los pacientes, fueron divididos en 3 grupos para la selección de puntos acupunturales: Grupo 1: baihui, zusanli (bilaterales), changqiang y chengshan (bilaterales); grupo 2: changqiang, chengshan (bilaterales) y tigang; y grupo 3: changqiang, tigang (bilaterales), chengshan (bilaterales) y baihui. Para la acupun­tura se adoptó el método tonificante en todos y cada uno de los grupos, siendo las agujas retenidas por 3-5′. Fue 1 sesión día por medio.
Resultados del tratamiento: De los 10 casos del grupo 1, 4 curaron y 6 mejoraron, y luego 4 de estos 6 también fueron resueltos tras una acupuntura adicional en el tigang. De los 16 casos del grupo 2, 14 curaron, 1 mejoró y 1 no se benefició con el tratamiento. Y de los 9 casos del grupo 3, 6 curaron y 3 mejoraron. La eficacia total alcanzó al 97,1%. Más adelante, se visitó a 22 de los pacientes curados durante 1-12 meses y se encontró que la afección no había recidivado. Caso registrado: Paciente Zhao, masculino, 39 años de edad. Sufría procidencia anal desde hace 16 años, producida a cau­sa de diarreas continuas. En cada defecación había protrusión del recto, para volverlo a su posición normal, tenía que hacerlo manualmente. De unos años a la fecha el prolapso había recrudecido y se producía continuamente tras un leve ejerci­cio. Examen: semblante de aspecto amarillo, constitución asténica, decaimiento, vértigo, trastornos visuales, palpita­ciones, pulso filiforme y débil, lengua con el cuerpo de color claro y la saburra delgada y blanquecina, recto protruído ro­deado de tumefacción. Se procedió al método acupuntural explicado, dándole al paciente 1 sesión cada dos días, con las agujas retenidas durante 20′ por vez. Concluidas 4 sesiones, el individuo podía obrar sin dificultad y el recto no se protruía. Luego de otras 5 sesiones, ya no había prolapso ni siquiera cuando caminaba llevando una pesada carga al hombro. Fue curado tras un total de 12 sesiones de terapia.

2) Método: Se aplica moxibustión.
Prescripción: Baihui.
Explicación: Esta terapia se aplica a niños. Sentado el pa­ciente de frente, el médico, con la mano izquierda, separa suavemente sus cabellos para dejar el punto descubierto, y con la mano derecha, se quema un cigarro de moxa de mane­ra moderada durante 5′. Después, pasando al método de “picar como un pájaro”, se continúa con la moxibustión durante otros 15′. Se da 1 sesión por día o en días alternativos. Un caso de prolapso anal leve se cura en 3-5 sesiones.
Experiencias clínicas: Se ofreció tratamiento clínico con la expuesta terapia a 42 niños de prolapso rectal, de quienes 30 se curaron, 8 mejoraron y en 4, el efecto fue nulo (2 de estos 4 abandonaron el tratamiento luego de no haber recibido efecto notable y los otros 2 no volvieron al médico tras 1 sesión de moxibustión). Nota: A la par de la moxibustión, es menester dar tratamiento al prolapso rectal del niño conforme a las cau­sas etiológicas.

3) Método: Se aplica electropuntura.
Prescripción:
Puntos principales: Changqiang y tigang.
Puntos secundarios: Mingmen (Du. 4), ciliao, dachangshu, chengshan y zusanli.
Explicación: Se usan ondas intermitentes u ondas compac­tas-ralas, con una frecuencia de 20 veces por minuto y una intensidad de estímulo que no rebase la tolerancia del pacien­te ni le produzca dolor. Luego de conectada la corriente eléc­trica, se procura que aparezca una fuerte contracción de ele­vamiento y sensación de entumecimiento en los tejidos suaves en torno al ano. Se hace 1 sesión en días alternativos, la cual dura 15-30′, siendo 1 curso de tratamiento compuesto de 10 sesiones, con un intervalo de 5 días entre un curso y el subsi­guiente.
Experiencias clínicas: Según una información, se dio trata­miento clínico a 26 casos de esta dolencia, tomando por punto principal el tigang y por puntos auxiliares el changqiang, mingmen, ciliao, dachangshu, chengshan, weizhong, etc. Para la defecación irregular se agregaron el zusanli y tianshu (E. 25). Adicionalmente, se les ordenó 3 baños diarios de asiento. Cuando se insertaba el tigang, la punta de aguja iba vertical-mente hacia la ingle del mismo lado, entrando en 1,5-2 cun con un estímulo de intensidad mediana. La electricidad duraba de 20-30′ por vez. Entre tanto, el enfermo sentía una fuerte sensación de calambre, adormecimiento y pesantez propa­gándose alrededor. Entre los 26 casos mencionados, se pro­dujo efecto en 12 de los 13 que recibieran esta terapia. En lo concerniente a los 13 casos restantes que sirvieran de compa­ración y cuyo punto tigang no había sido utilizado, el trata­miento fue válido solamente en 7 casos. Todo ello demuestra que la electropuntura surte un mejor efecto para ayudar al recto a la reversión.
Explicaciones adicionales:
1. Clínicamente se permite aplicar de modo moderado cigarros de moxa a los puntos baihui y changqiang, o de modo indirec­to y con rebanadas de jengibre fresco cigarros de moxa al shenque (Ren. 8), henggu (R. 11), el weishu (V. 21) y otros puntos, dando 1 sesión por día o en días alternativos, lo cual igualmente hace efectos terápicos considerablemente buenos. 2. Para los casos con un proceso clínico largo o cuya proci­dencia es grave, se puede aplicar un tratamiento multiterapéu-tico en puntos acupunturales, dando al paciente, por ejemplo, acupuntura en combinación con moxibustión; auriculopuntura en combinación con los parches en puntos acupunturales, la electropuntura en combinación con la inyección en puntos acupunturales, etc., para así mejorar los resultados terapéuti­cos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: