HEMORROIDES Y DOLOR POSTQUIRURGICO

octubre 10, 2009

Comúnmente llamadas almorranas. Es la más común de las enfermedades anales. Son vari­cosidades de las venas de los plexos hemorroidales. La posición erecta del ser humano predispone a la enfermedad hemorroidal, el embarazo es una causa frecuente de hemorroides, las ocupaciones sedentarias, esfuerzos al trabajar, estreñimiento y diarrea pueden producir hemorroides externas trombosada. Clínicamente, las hemorroides se dividen en tres: interna, arriba de la línea pectí-nea; externa, fuera del ano y cubierta de la piel; y mixta, mez­cla de ambos tipos. Manifestacio­nes principales: cuando por las hemorroides externas se produ­cen infección e inflamación o se forman trombos externos, el área local aparece hinchada y doloro-sa; cuando el paciente tiene hemorroides internas defeca con sangre y, en los casos graves, aparece anemia en distinto grado. En algunos pacientes, por la acción de sustancias irritantes se produce eczema, prurito, etc., alrededor del ano. Por el dolor derivado de una ope­ración anal se refiere mayormente a los dolores violentos provoca­dos por la estrangulación de la hemorroide interna, la sección de la hemorroide externa, la amplia­ción artificial del orificio anal y la resección de fístulas.

TRATAMIENTO
1) Método: Se aplica acupuntura y moxibustión.
Prescripción:
Puntos principales: Changqiang, baihuanshu, dachangshu, baliao, huiyin, baihui y erbai (Extra.). Puntos secundarios: Pishu, zusanli, dadun (H. 1), xingjian, sanyinjiao, chengshan, zhongzhu de la mano (SJ 3), etc.
Explicación: Para la acupuntura se adopta preferentemente
el método tonificante de estímulo mediano; pero si el dolor es intenso o el ano está sangrando, se aplica el método disper­sante de estímulo poderoso, o de otro modo se aplica primero el método dispersante y luego el tonificante, con una retención de agujas durante 15-30′. En cuanto a la moxibustión se efec­túa fundamentalmente en forma moderada, con una duración de 15′ cada vez. Se da 1 sesión al día o en días alternativos, mientras 10 sesiones completan 1 curso de tratamiento.
Experiencias clínicas:
1. Se atendió a los 39 casos de esta afección con la aplicación de acupuntura y moxibustión. Todos los pacientes dolor y tumefacción en el ano, prurito, y sensación de objeto extraño y de peso. El prolapso al principio solo tenía lugar al defecar, y se reducía espontánea­mente. De ellos, 13 tenían deposiciones con sangre roja rutilante, 23 tenían un solo núcleo hemo­rroidal y otros 16 tenían 2 ó más. Estos núcleos, por longitud máxima, medían menos de 1 cm. en 11 casos, de 1-2 cm. en 15 casos, de 2-3 cm. en 10 casos y más de 3 cm. en 3 casos. Su superficie era ligeramente páli­da en 20 casos y muy pálida en 19 casos, al tiempo que la mucosa de color negro y sin lisura en 5 casos, 7 casos además tenían fisura anal. División de los núcleos hemorroida­les: hemorroides externas trombosa-das, 28 casos; mixta, 8 casos; e interna, 3 casos.
Métodos de trata­miento requeridos. Puntos principales: baihui, mingmen, shenshu y pishu; y puntos auxiliares: weiz-hong, chengshan, zusanli y sanyinjiao. Método de acupuntura: Una vez fijados los puntos, la aguja penetra mediante rotación. Ya inserta, continúa girando al tiempo que se levanta y empuja en espera de la llegada de la energía. Cuando llega ésta, la aguja se retiene por 15-20′. Durante esa retención se manipu­la la aguja 1 vez a cada intervalo de 2-3′ (vale decir, la aguja se rota y gira, se levanta y empuja para permitir al paciente tener la sensación de calambre, entumecimiento, plenitud y peso). Luego de sacada la aguja, se presiona el orificio perfo­rado por ella. El proceso puede realizarse al mismo tiempo en los puntos de ambos lados, o en forma alternativa. Es 1 sesión por día, y 1 curso de tratamiento consta de 7-10 sesiones.
Método de moxibustión: se aplican cigarros de moxa encen­didos a 3 ó 4 cm. por encima de los puntos, permitiendo al enfermo adquirir una sensación de calor tibio. La moxibustión dura unos 15′ sobre cada punto, sólo hasta que la piel de este punto se ponga roja. Se da 1 sesión de moxibustión cada día, mientras 1 curso de tratamiento se completa en 7-10 días. Resultados del tratamiento ofrecido a los 39 casos menciona­dos: Curación, 35 casos, 89,7%; y mejoramiento, 4 casos, 10,3%. Conclusiones: la referida terapia tiene por propósito nutrir los riñones, robustecer el bazo, fortalecer la salud y consolidar la energía vital del organismo y, por ello, usa los puntos shu-espalda de los meridianos de la vejiga, del bazo y del estómago y del meridiano du, a fin de dinamizar el fuego de la puerta vital y así ayudar a la tierra del bazo, todo con miras a realizar el objetivo de sustentar los factores antipató­genos y eliminar ¡os factores patógenos y curar en conse­cuencia la enfermedad.
Caso registrado: Paciente Xue, masculino, 48 años de edad. Habiendo sufrido hemorroides por 7 años, frecuentemente defecaba con sangre. Su caso remitía y reaparecía espontá­neamente, pero últimamente se había agravado por el frío. El paciente sentía dolor en el ano y no se movía con facilidad. Había usado medicamentos antiflogísticos occidentales y parches dérmicos, sin efecto. Diagnóstico dado por el médico del departamento anointestinal: Hemorroide externa trombo-sada con complicación de fisura anal. Examen: una prominen­cia de mucosa semicircular lívida de unos 2 X 1,5 cm. de grueso ubicada en el punto N.° 8 y sangrado en mayor o me­nor grado abajo hacia el lado derecho por la fisura anal. Para la primera sesión se le dio acupuntura en los puntos weizhong, chengshan y shenshu y al instante se alivió el dolor anal. Al día siguiente, tenía el núcleo hemorroidal disminuido, el cual se podía reducir con ayuda de un baño de agua caliente. Se volvió a insertar los puntos mencionados y se aplicó cigarros de moxa de manera moderada en el pishu y mingmen por 15′ en cada uno de ellos. Al cabo de 4 sesiones de acupuntura y moxibustión, los trombos desaparecieron y la fisura dejó de sangrar. El paciente se curó en lo fundamental luego de 1 semana de observación.

2) Método: Se aplicó electropuntura.
Prescripción: Puntos principales: Zhishu (Extra.), huiyang, changqiang y chengshan.
Puntos secundarios: Erbai para la deposición con sangre; y qihai y shenshu para la procidencia rectal.
Explicación: Se escogen 2-3 puntos por vez. Se aplica en general una estimulación ligeramente fuerte. Si el paciente presenta evacuaciones con sangre, el estímulo que se da en el erbai o chengshan debe ser un poco más liviano. Cuando se presenta la energía, se conecta al punto acupuntural con un aparato de electropuntura, sin que la intensidad de estímu­lo rebase la tolerancia del enfermo. La corriente conectada dura 5′ en cada punto. Son 2 ó 3 sesiones de terapia por semana.
Experiencias clínicas: Se informó sobre 28 casos de hemo­rroides tratados con electropuntura, incluyendo 25 casos con rectorragia. La mayoría de sus pacientes, ya con hemorroides internas, externas o mixtas, fueron beneficiados con el efecto hemostático tras 1-3 sesiones de terapia. Con respecto a la reducción del núcleo hemorroidal, un reexamen de 12 pacien­tes reveló que la electropuntura había dado efecto mejor en los casos de hemorroides internas (4 pacientes curados y 1 en el que se vio un efecto notable entre los 5 pacientes involucra­dos); que además había dado efecto peor en los casos de hemorroides externas y mixtas (esto es, de los 5 casos de hemorroide externa, 1 se benefició con efecto notable y .4 progresaron; y de los 2 casos de hemorroides mixtas, 1 recibió efecto notable y 1 progresó).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: