PANCREATITIS AGUDA

octubre 10, 2009

Esta es una de las afecciones de abdomen agudo más obser­vadas en el servicio de cirugía. Se produce a menudo por la obstrucción del colédoco común o por la del conducto pan­creático a causa de ingesta abundante de alcohol o alimentos.
Sucede con mayor frecuencia en los jóvenes y los adultos y a menudo sobreviene repentinamente. Se presenta como un violento dolor en el epigastrio o mesogastrio, acompañado ocasionalmente de choque. El caso grave pone en peligro la vida. Clínicamente tiene dos divisiones: pancreatitis tipo hidro­pesía intersticial y pancreatitis tipo necrosis hemorrágica. El paciente de pancreatitis tipo hidropesía intersticial sufre un dolor similar a punzadas continuas, o un dolor tipo eólico en el hemiabdomen superior, acompañado de una leve tensión del músculo ventral. La temperatura suele oscilar alrededor de los 38°C. En cuanto a la pancreatitis tipo necrosis hemorrágica, un relevante síntoma consiste en el dolor abdominal intenso y fiebre alta que no cede. En una minoría de los pacientes pro­bablemente aparecen también equimosis dérmicas cianóticas. Empeorado el estado clínico, pueden aparecer en el paciente choque, peritonitis, hipocalcemia, abscesos alrededor de la
glándula pancreática, etc. Si no se trata oportunamente, puede morir en poco tiempo.

TRATAMIENTO
Método:  Se aplica acupuntura con agu­jas filiformes.
Prescripción: Puntos principales: Zusanli, neiguan, zhongwan y liangmen.
Puntos secundarios: Pishu, weishu, neiting, xingjian, yangling-quan, zhangmen y qimen.
Puntos de experien­cia: Punto de dolor por presión que localiza entre el xiajuxu (E. 39) y diji (B. 8); y punto de dolor por presión en el abdomen, correspon­diente a la glándula pancreática.
Explicación: Por lo general, se adopta preferentemente el método dispersante de estímulo poderoso mediante la rotación de la aguja. En au­sencia de una peritonitis evidente, se busca el punto de dolor por presión en la ubicación del páncreas. Se interna la aguja verticalmente en el sitio donde este dolor es más evidente. Cuando se punciona en lo profundo del abdomen, no se levan­ta ni se empuja la aguja. Al sentir el paciente la sensación de acupuntura, la aguja permanece implantada durante 1 hora después de dada la acupuntura, se puede aplicar cigarros de moxa encendidos. Durante el período agudo se ofrecen 2 ó 3 sesiones de acupuntura diarias, o se da 1 sesión de acupuntu­ra y moxibustión a cada 6 horas.
Experiencias clínicas: En años recientes, la acupuntura profunda en el abdomen, auxiliada de la acupuntura en los puntos de las extremidades inferiores han obtenido efectos relativamente satisfactorios para tratar la pancreatitis aguda. Cuando no hay presencia de una peritonitis evidente, se busca el punto de dolor por presión en la ubicación de la glándula pancreática y se mete perpendicularmente la aguja en el lugar donde este dolor resulta evidente. La profundidad de entrada de la aguja se decide por el panículo adiposo del paciente y, comúnmente, es de 3-7 cun. Para el estímulo poderoso se prohíbe levantar o empujar la aguja, pero se la deja inserta durante 15′. Luego, se punciona el yanglingquan, y la aguja permanece conectada con la corriente eléctrica por 1 hora. Se da 1 ó 2 sesiones al día. A veces también se toma por puntos principales el zusanli, hegu, shangwan y otros y, en adición a ellos, el yanglingquan y riyue, para tratar la pancreatitis aguda y se logra así la curación clínica.
En el tratamiento de la pancreatitis aguda, la acupuntura se aplica frecuentemente con la ayuda de medicamentos para mejorar el efecto terapéutico. Pero en los casos leves también puede usarse de manera independiente. Es así puesto que tiene una multitud de efectos sobre la pancreatitis aguda, como para eliminar la inflamación y calmar el dolor, regular la función del aparato gastrointestinal, aliviar el espasmo y dete­ner el vómito, resistir a la infección y reducir la secreción de la glándula pancreática. En los casos de pancreatitis grave, sin embargo, se limita a ser una terapia auxiliar en combinación con otras. Para su aplicación clínica no se debe usar un exce­sivo número de puntos acupunturales y basta que se escojan de 2-3 pares, o de 3-4 pares.
Se atendió con acupuntura y moxibustión a 4 casos de pan­creatitis aguda, sin ayuda de otras terapias, y se obtuvo bue­nos efectos. Se eligió por puntos principales el fushe (B. 13), zhangmen, qimen y zusanli y por puntos auxiliares el shenque, xingjian, zhongwan y shangwan. Durante el proceso de ambas terapias el paciente se mantenía en decúbito dorsal. El tera-pista se valía del método dispersante e internaba la aguja verticalmente hasta que el paciente sintiera una sensación de calambre, entumecimiento y pesadez, pero sin pasar de este límite. Las agujas eran retenidas durante 30-60′ y manipuladas 1 vez cada 10-15′. Luego de la acupuntura se le aplicaban cigarros de moxa encendidos. Tras 1 ó 2 sesiones de estas dos terapias, los síntomas mejoraron notablemente en los enfermos. En algunos pocos casos con síntomas graves, se permitía dar 2-3 sesiones diarias de acupuntura y moxibustión, ó 1 sesión a cada 6 horas, método que tenía un efecto todavía mejor. Los 4 casos mencionados, tratados de esta manera, fueron curados todos. Al cabo de 1-2 sesiones de acupuntura, sus síntomas disminuyeron en mucho. Los pacientes sanaron en unos 4-7 días.
Ejemplo de caso registrado: Paciente masculino, 46 años de edad. Se hospitalizó por dolor abdominal agudo. Se quejó de epigastralgia, náusea y vómito, que habían durado más de 10 horas. Refirió que, al levantarse de la cama por la mañana, presentó dolor continuo, localizado en epigastrio e hipocondrio izquierdo y que se intensificaba luego de ingerir alimentos, se acompañaba del vómito, la orina y la deposición eran norma­les. Examen: temperatura de 36,9°C, pulso 80 por minuto, presión sanguínea de 130/90 mmHg. Faz normoexpresiva,
inquietud, sudoración, consciente y orientado en el tiempo y en el espacio, no ictérico, corazón y pulmones normales. Ab­domen doloroso a la palpación profunda en epigastrio e hipo­condrio izquierdo, con defensa muscular, hígado y bazo nor­males, borborigmos, resto del examen normal.
Diagnóstico: Pancreatitis aguda. Tratamiento: apenas hospitalizado el pa­ciente, le aplicaron acupuntura y moxibustión, usando los puntos fushe, zhangmen, qimen, zhongwan y zusanli. Tras 1 sesión de estas terapias, el dolor abdominal disminuyó consi­derablemente y desapareció la defensa muscular. Luego de 5 sesiones, el dolor abdominal le fue eliminado. Examen con pruebas de laboratorio: Número normal de leucocitos. El pa­ciente se curó luego de 5 días de la hospitalización.
Precauciones: La acupuntura y la moxibustión no son apro­piadas para la pancreatitis tipo necrosis asociada con peritoni­tis, los casos graves deben recibir a tiempo un tratamiento que combine la medicina tradicional china con la occidental.
Explicaciones adicionales:
1. El masaje practicado en los puntos acupunturales igualmen­te da resultados bastante buenos para el tratamiento de esta enfermedad. Se tomó por puntos principales el liangmen y zhangmen de la región abdominal y por puntos auxiliares aquellos ubicados en los lados interno y externo de las piernas (desde el tobillo hasta la rodilla) para oprimir fuertemente el zusanli. Luego, fueron usados los puntos shu-espalda del sector lumbotorácico en la región dorsal que van desde los puntos shenshu hasta los puntos xinshu. Para el período de ataque agudo el masaje se daba 1 vez cada 2-4 horas, duran­do de 5-10′ en cada ocasión. Habiendo mejorado el cuadro, la terapia podía reducirse a 1 ó 2 sesiones por día. El masajista dio tratamiento clínico a 62 pacientes. Salvo 1 caso al que no le convenía el masaje y que pasó a la intervención quirúrgica, los 61 restantes respondieron al tratamiento con efectos satis­factorios.
2. La inyección en los puntos acupunturales, así como la auri-culopuntura, son también terapias eficaces para la pancreati­tis. Se eligen como puntos usuales el zusanli o xiajuxu, y se aplican como medicamentos usuales la glucosa en forma de inyección (10% de densidad), la clorpromacina compuesta en pequeña dosis, la atropina en pequeña dosis, etc. Para la auriculopuntura se escogen habitualmente los puntos corres­pondientes al páncreas, a la vesícula biliar, a los nervios sim­páticos, y a los puntos shenmen y yixiandian (punto de la glándula pancreática). Se adopta el método de estímulo pode­roso, y las agujas permanecen insertas durante 30-60′, o im­plantadas allí durante un largo tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: