Síndromes-complicación del yeyuno postgastrectomía

octubre 12, 2009

Los cambios fisiológicos derivados de una gastrectomía par­cial pueden a veces provocar ciertos síntomas, como por ejemplo, vómito bilioso, plenitud, vértigo, molestias visuales, palpitaciones, sudoración, etc., lo que se denomina síndrome de complicación posquirúrgica. Luego de ser tratado de modo convencional, el caso leve puede mejorar paulatinamente. Pero si el caso es grave, el paciente difícilmente puede encon­trar alivio aunque sea tratado por todos los medios. Sin em­bargo, tanto la acupuntura como la moxibustión tienen efectos satisfactorios.

TRATAMIENTO
Método: Se aplica acupuntura y moxibustión.
Prescripción:   Neiguan, jianshi (PC. 5), qianding, shuaigu (Vb 8), zhongwan, youmen (R. 21), zusanli, shangqiu, weishu, etc.
Explicación: Para la acupuntura se aplica estímulo mediano o poderoso, se retiene las agujas por 20-30′ y durante su reten­ción se las rota 1 vez a cada 5′. Tras la acupuntura se aplican cigarros de moxa de forma moderada durante 10-15′. Es 1 sesión por día y 1 curso de tratamiento ocupa 10 sesiones.
Experiencias clínicas: Caso 1: Síndromes del sector inme­diato del yeyuno después de la gastrectomía. Paciente Miao, femenino, 23 años de edad. Gastrectomía parcial por obstruc­ción pilórica derivada de una úlcera. Al cuarto día de la opera­ción, comenzó con dieta líquida. Pero presentó vómito bilioso postprandial precoz, en una cantidad de 300-500 ml. 1 sema­na después, vomitaba 1 vez cada 3, 4 ó 7 días, pero en mayor cantidad que antes, aproximadamente 1.500 ml. Antes de cada vómito, había dolor en epigastrio y sensación de pleni­tud. Luego de vomitar las molestias disminuían. Diagnóstico: síndromes del sector inmediato del yeyuno postgastrectomía, provocados por el estancamiento de contenido en el tramo inmediato del yeyuno. La joven había recibido inyecciones de atropina y procaína y otros medicamentos por vía oral durante más de 20 días sin que los síntomas aliviaran. En vista de ello, se le aplicó un tratamiento con acupuntura y moxibustión. Se daba esta terapia diariamente en el shuaigu, neiguan, zusanli y zhongwan. Luego de 30 segundos de estimulo fuerte, las agujas permanecían insertas durante 20′ y eran rotadas 1 vez a cada 5′. El tratamiento duró 2 semanas hasta que el vómito bilioso remitió. Posteriormente, se repitió la moxibustión con el mismo método durante 15 días. El médico le visitó continua­mente por 6 meses, encontrando que el vómito y otros sínto­mas no habían reaparecido.
Caso 2: Síndromes de hipoglicemia postgastrectomía. Pacien­te Wang, masculino, 38 años de edad. Había sido gastrecto-mizado parcialmente por úlcera del bulbo duodenal. 10 días después de la intervención quirúrgica, sentía vértigo, astenia, sudoración y palpitaciones durante 2 semanas. El paciente mejoró con inyecciones intravenosas de glucosa cada día o cada dos días. Se diagnosticó síndrome de hipoglicemia post-gastrectomía. Más adelante, pasó al tratamiento con acupun­tura y moxibustión. Se seleccionaron los puntos meichong (V, 3), qianding, tonggu del pie (V. 66) y qiangjian (Du. 18) con estímulo mediano; luego de la acupuntura, le aplicaron ciga­rros de moxa encendidos. Fue 1 sesión al día, se retuvieron las agujas por 30′ en cada ocasión, y la terapia duró 10 días. Para entonces ya no sufría del vértigo ni otros síntomas aun­que se le restara la inyección de glucosa. Poco después fue dada de alta en buenas condiciones generales.
Explicaciones adicionales:
1. Las revistas médicas han dado un sinnúmero de informa­ciones sobre el tratamiento ofrecido con la acupuntura, la moxibustión, la electropuntura, la auriculopuntura y otras tera­pias en los puntos acupunturales a las complicaciones deriva­das de diversas operaciones quirúrgicas. Hablando en gene­ral, los resultados han sido satisfactorios. Aparte de los sín­dromes que acabamos de mencionar, otras complicaciones posquirúrgicas tales como hipo, ronquera, etc., igualmente pueden ser tratadas tomando como referencia el tratamiento que se da a las afecciones correspondientes conforme a la diferenciación de los síntomas.
2. Además, otras» complicaciones posquirúrgicas, entre ellas, el choque, hipotensión y arritmias, se han reducido gracias a la anestesia acupuntural. Todo esto muestra de manera con­vincente que tanto la acupuntura como la moxibustión, ade­más de tener efectos preventivos para tales complicaciones,
tiene buenos resultados de tratamiento. A este respecto se ha reportado de algunas de las experiencias adquiridas en diver­sos lugares de este país. En lo que se refiere a los métodos de tratamiento específicos, sírvase por favor consultar los párrafos del presente libro que versan sobre los casos perti­nentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: