HIPEREMESIS GRAVIDICA

octubre 13, 2009

Son las náuseas y vómitos graves que causan deshidratación y acidosis en mujeres embarazadas. En casos leves tiene por manifestaciones clínicas vómitos repetidos, aversión a los alimentos, hiporexia, astenia, y a veces también insomnio y estreñimiento. En casos graves, los ataques de vómito son frecuentes, y puede aparecer desequilibrio hidroelectrolítico y deshidratación. La paciente deja de comer y beber, y su vómi­to puede ser bilioso o a veces sanguinolento, hay pérdida de peso, disuria y otros sínto­mas dentro del ámbito psí­quico.

TRATAMIENTO
1) Método: Se aplica acu­puntura con agujas filiformes.
Prescripción: Puntos princi­pales: Zhongwan, neiguan, zusanli y sanyinjiao. Puntos secundarios: Youmen (R. 21), shangwan, jianli, shenmen, ganshu, jinjin yuye (Extra.) (sangría mediante punciones rápidas).
Explicación: Para los puntos ventrales se adopta preferen­temente el método de inhibi­ción y, para los puntos de los miembros, el de excitación. Se retiene las agujas por 15­20′, y durante esa retención se las manipula 2-3 veces. Habitualmente se ofrece 1 sesión cada día o cada dos días. Para un caso grave pueden ser 2 sesiones dia­rias. Es permisible usar si­multáneamente acupuntura y moxibustión.
Experiencias clínicas: La aplicación de acupuntura y moxibustión para esta afección tiene efectos aceptables. En la práctica clínica se prefiere tomar principalmente los puntos de los meridianos ren, yangming, taiyin y jueyin, así como los puntos shu-arroyo y mu-delante. Cuando se manipula las agujas, no se hace demasiada fuerza, a fin de evitar conse­cuencias nefastas. Los síntomas leves pueden curarse por lo general tras 3-4 sesiones de acupuntura, mientras los sínto­mas graves disminuyen comúnmente luego de 2 ó 3 sesiones y se curan al cabo de unas 10 sesiones. Al tratamiento de esta enfermedad con acupuntura generalmente no concurre la medicación. Pero si sucede una deshidratación evidente, pre­cisa que se haga transfusión de líquido. La aplicación simultá­nea de acupuntura y moxibustión ayuda a elevar el efecto terapéutico.
1. Se dio tratamiento clínico a 22 casos de hiperemesis graví-dica. De las pacientes, 20 tenían síntomas relativamente se­rios. Durante todo el día tenían náusea y vómito postprandial precoz. Además, deshidratación en diferente grado. La mayo­ría de ellas necesitaban de reposo total. Las 2 pacientes res­tantes, aunque podían trabajar, tenían vómito postprandial. 11 de los 22 casos recibían medicación al mismo tiempo de la acupuntura y moxibustión, mientras la otra mitad era tratada exclusivamente con estas dos terapias. Para la acupuntura se elegían los puntos zhongwan, jianli, youmen, neiguan, zusanli y sanyinjiao. Al insertar en los puntos abdominales se adopta­ba el método inhibitorio y, en los puntos de los miembros, el método excitante. En vista de que la aplicación simul­tánea de acupuntura y moxibustión podía produ­cir mejor efecto, se ins­truía a las pacientes a que recibieran 1 sesión de moxibustión extra cada noche antes de acostarse, pues esto ayudaba a una pronta curación. En un principio se impartía 1 sesión de ambas terapias por día, en 3-5 días suce­sivos. Cuando los sínto­mas más importantes habían disminuido, podía ofrecerse 1 sesión de acupuntura y moxibustión cada 2 días. Pero en caso de necesidad, podían ser 2 sesiones diarias de estas terapias. Resultados de tratamien­to: Curación de todas las pacientes del grupo, con 2 sesiones de acupuntura y moxibustión como mínimo, 12 sesiones como máximo y 4,5 sesiones por término medio. La mitad de ellas fueron curadas en 3-4 días. El tiempo para la curación no guarda mayor relación con el concurso de medicamentos. El efecto terapéutico es más rápido en las multíparas que en las unigrávidas.

2) Método: Se aplica moxibustión.
a) Aplicación moderada de cigarros de moxa
Prescripción: Zhongwan (Ren. 12), tiantu (Ren. 22), juque (Ren. 14), neiguan, shenmen y zusanli.
Explicación: Se procede con el método requerido para la aplicación moderada de cigarros de moxa. Conviene como norma que la piel en cuyos puntos se aplica la moxibustión se ponga ligeramente roja y que la paciente sienta tibieza y co­modidad en el área. Se hace 1 sesión de moxibustión al día, la cual puede durar en cada punto de 10-15′ por vez. Por lo ge­neral, la paciente se cura en 3-7 sesiones.
Experiencias clínicas: Se reportó de la curación de 11 casos tratados clínicamente con esta terapia. Los síntomas desapa­recieron en 6 casos tras 3 sesiones de tratamiento, en 3 casos tras 5 sesiones y en 2 casos luego de 7 sesiones. Fueron todos tratados exclusivamente con la susodicha moxibustión sin ayuda de otra terapia.
b) Aplicación de cigarros de moxa “picando como un pájaro”
Prescripción:   Shangwan (Ren. 13), jianli (Ren. 11), jianshi (PC. 5) y zusanli.
Explicación: Se observa el método requerido para este tipo de moxibustión. Se da 2-3 sesiones al día, y la moxibustión dura de 5-10′ por vez en cada punto.
Experiencias clínicas: 7 casos de hiperemesis gravídica fueron atendidos con esta terapia. De ellos, 4 eran del primer embarazo y 3 del segundo. 1 paciente estaba embarazada de 8 semanas, 4 menos de 3 meses y 2 más de 3 meses. El vómito había durado 10 días como mínimo y 2 meses como máximo. Todas estaban internadas. Tenían vómito postpran-dial precoz, náusea, y deshidratación en distinto grado. Luego de la primera sesión de moxibustión, todas se sintieron alivia­das del malestar abdominal. Algo de 1-2 horas más tarde, nuevamente comenzaron a sentir náusea y deseos de vomitar y a sentir molestias gástricas. El segundo día, después de aplicárselas 3 sesiones de dicha terapia el día anterior, 3 pa­cientes respondieron con efecto notable (carencia de náusea en horas ordinarias, normalidad en beber agua, pero vómitos postprandiales), 2 mejoraron y otras 2 no cedieron al efecto. Resultados finales del tratamiento: desaparición de los sínto­mas en 2 casos tras 3 días, en otros 2 tras 5 días, en 1 caso luego de 7 días y en 1 caso luego de 15 días; y mejoramiento notable en la única paciente restante, quien continuaba con náusea cuando dejó el hospital a los 20 días, sín­toma que no le desapareció por completo hasta el mo­mento del parto. Todas y cada una de las enfermas habían sido tratadas con sedativos, antieméticos y transfusión de líquidos antes de la moxibustión, durante la terapia moxibus-tural gradualmente dejaron la medicación a medida que sus síntomas mejoraban.
Explicaciones adiciona­les:
1. También ha habido in­formaciones sobre el uso de agujas “flor de ciruelo”. Para dar estimulación se inserta en torno a los párpados de ambos ojos, arriba de las cejas, la región frontal, las dos regiones temporales, los pabellones auriculares por delante, la nuca, la región sacra, etc. Conforme a las diferentes áreas de acupuntura se puede aplicar estímulo puncionando en círculo, en línea transversal o vertical. En cada área se aconseja dar estímulo en 4-5 líneas (o círculos). Si la paciente siente molestias en la garganta, el acupunturista puede insertar adicional-mente en la piel periférica del cartíla­go tiroides delante del cuello. Todos estos métodos han rendi­do efectos buenos.
Con el propósito de mejorar el efecto terapéutico y acortar la duración de la enfermedad, se recomienda, en el curso de tratamiento, que la paciente tosa medianamente fuerte para hacer vibrar la faringe, la laringe y la tráquea, lo cual permite contener el vómito de inmediato.
2. Se ha recurrido también a la inyección de procaína junto a
las vértebras dorsales para tratar a casos persistentes de hiperemesis gravídica y la terapia ha tenido buenos resulta­dos. Método concreto: escoger puntos de inyección a 0,6-1,2 cun al lado de la 5a hasta la 9a vértebra torácica, hacer entrar la aguja en 0,6-0,7 cun en la medida del panículo adiposo de la paciente e inyectar despacio 10-20 ml de procaína al 0,5-1 por ciento. Terminada la inyección, se da un masaje suave local y se indica a la paciente que se acueste en decúbito dorsal y descanse con los ojos cerrados. Cuando la aguja ha penetrado en 0,6 cun, es preciso ver cómo la paciente reac­ciona y si existe ampolla de gas o sangre en el tubo de jeringa a fin de evitar que se lesione la pleura o los tejidos pulmona­res.
3. El vómito del embarazo es un síntoma común que la mujer muestra en el primer período de gestación, para el cual la acupuntura y la moxibustión tienen resultados satisfactorios, sin efecto secundario alguno. Conforme a observaciones clíni­cas realizadas en un gran número de pacientes, dichas tera­pias no acarrean ninguna influencia negativa al feto.
4. Si la embarazada que está recibiendo una terapia en los puntos acupunturales muestra síntomas de deshidratación, se le debe realizar hidratación adecuada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: