ANOREXIA INFANTIL

octubre 15, 2009

Se divide en esencial y secundaria. La primera es causada a menudo por trastornos psicológicos. Está íntimamente ligada al consentimiento excesivo que se da al niño, indulgencia que resulta en sus vicios de preferencia parcial o gusto por ciertos alimentos. La anorexia puede derivar de varias enfermedades corporales o psíquicas. La medicina tradicional china considera que esta afección se debe al estancamiento de la energía hepática, la disfunción esplénica o la pobre capacidad contentiva estomacal. Al correr el tiempo, se malgasta la energía y la sangre, y se produce la deficiencia de éstas, como resultado el niño es presa fácil de otras patologías.

TRATAMIENTO
1) Método: Se aplica acupuntura y moxibustión.
Prescripción:   Shenque y zusanli.
Explicación: Se comienza por aplicar de manera moderada un cigarro de moxa en el shenque durante 10′ y luego se in­troduce someramente en el zusanli. Se usa el método de tonificación y dispersión parejas y se rota, levanta y empuja la aguja durante 1 minuto. Se ofrece 1 sesión a diario o día por medio, y 1 curso de tratamiento consta de 6 sesiones. Si el niño demuestra miedo a la acupuntura, en su lugar se permite dar la moxibustión en el zusanli por 5-10′. Experiencias clínicas: 14 niños fueron tratados con moxibustión en el shen que y con acupuntura somera en el zusanli. Todos llevaban más de 3 meses de esta afección y, como máximo, 2 años. 4 de ellos tenían 2-3 años de edad, 6 de 4-5 años, y otros 4 de 6-7 años. Eran 8 casos de anorexia esencial y 6 de secundaria. Resultados de tratamiento: curación, 10 casos; mejoramiento, 3; y efecto nulo, 1. Ejemplo: Paciente Kang, 5 años de edad. Era mimado en demasía por los padres y era muy exigente con las comidas. Desde hacía 1 año, comía cada vez menos y mostraba re­nuencia a los alimentos. Era impaciente e irritable, había dis­minuido de peso y tenía el rostro pálido y sin brillo. Se le dio 1 sesión de la mencionada terapia cada 2 días. Luego de la segunda sesión, el niño pedía comer por cuenta propia. El tratamiento totalizó 10 sesiones. Para entonces, su apetito se había normalizado y su peso había subido 1 kilo. Se alimentó normalmente durante los 3 meses de seguimiento.

2) Método: Se aplica inyección en los puntos acupunturales.
Prescripción: Zusanli.
Explicación:
Se prepara una solución con 100 microgramos de inyección de vitamina B12 más 1 ml de agua destilada. Se la inyecta por separado en el zusanli de cada lado. Se aplica 1 sesión cada día o cada dos días, y 5 sesiones forman 1 curso de trata­miento.
Experiencias clínicas:
Se aplicó esta terapia a 72 casos de anorexia infantil, de los cuales 48 correspondían a causas no definidas, 18 a tubercu­losis, 4 a resfrío común, 3 a parotiditis epidémica y 4 disente­ría bacteriana. Resultados de tratamiento: desaparición de los síntomas tras 1-2 sesiones de inyección en 41 casos, un 56,9%; desaparición de los síntomas luego de 3-5 sesiones en 18 casos, un 25%; mejoramiento notable en 11 casos, un 15,3%; y efecto nulo tras 1 curso de tratamiento en 2 casos, un 2,8%. Estos últimos 2 eran niños tuberculosos. Caso registrado: Paciente Chen, masculino, 2 años de edad.
Fue llevado al médico por primera vez el 6 de noviembre de 1976. Hacía 1 mes presentó disentería bacteriana, la que fue resuelta. Posteriormente, sin embargo, tenía pocos deseos de comer y mostraba aversión a los alimentos grasos. Examen: paciente decaído, pálido, asténico, cabellos secos, sudoración ocasional, corazón y pulmones normales, hígado palpable pero blando, pulso filiforme y débil y saburra de la lengua blanquecina y pegajosa. Pruebas de laboratorio: sangre, orina y heces normales. Se procedió a inyectarle vita­mina B12 en el zusanli con el método antes explicado. Al cabo de 2 sesiones, mejoró evidentemente de sus síntomas y pudo comer mejor. 2 meses más tarde, cuando fue acompañado al médico, estaba sano y vivaz y había aumentado de peso en 3 kilos.
Explicaciones adicionales:
1. La anorexia infantil es común en la pediatría. Generalmente, los antiano-réxicos no surten efecto o lo surten insuficientemente. Pero la acupuntura, la moxibustión y la inyección de vitamina B12 en el zusanli tienen rápidos efectos. 2. Esta enfermedad puede producirse por multitud de factores. Cualquier terapia en los puntos acupunturales debe efectuarse previo diagnóstico definitivo y se realiza teniendo en cuenta la etiología y tratando tanto estas cau­sas como los síntomas. 3. Aparte de la inyección en puntos acupunturales, la acupuntura. la moxibustión, así como la digitopun-tura, son igualmente eficaces. Las terapias en los puntos acupunturales ayudan a regular las funciones gastroesplénicas del paciente y se prestan a un fácil procedimiento. Si se desea usar digitopuntura, incluso los padres del niño pueden aprender su aplicación. 4. En lo que concierne a la anorexia esencial, la psicoterapia y la buena educación también son importantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: