ENURESIS

octubre 15, 2009

Es la micción durante la noche, es un síntoma anormal, vulgarmente llamada “orinar en la cama”. Es fisiológica durante los 2 ó 3 primeros años de vida; pero más tarde pasa a consti­tuir un problema creciente. Puede depender de una madura­ción neuromuscular retrasada de las vías urinarias bajas, o puede indicar enfermedad orgánica, por ejemplo infección o estenosis de la uretra distal en niñas, válvulas uretrales poste­riores en varones, o vejiga neurógena. Como causas ana­tómicas se anota también fimosis, estenosis del meato, meati-tis. Uropatías no obstructivas como uretritis, trigonitis, cistitis, diabetes juvenil, oxiuros, epilepsia y espina bífida. La medicina tradicional china sostiene que la enuresis está ligada a la insu­ficiencia de la energía renal, el hundimiento de la energía esplénica, la irregularidad de la energía pulmonar y el descon­trol de la vejiga.
La micción involuntaria ocurre generalmente a medianoche o por la mañana temprano. En casos leves sucede 1 vez cada varios días, o el sujeto se despierta luego de orinar. Si el caso es grave, puede suceder varias veces en 1 noche, mientras el individuo sigue dormido a pesar de la micción. Esta enferme­dad se observa más en los niños y, en algunos de ellos, dura hasta los 10 años. Sin embargo, también puede verse en ciertos adultos. A causa de una enuresis prolongada, el pa­ciente tiene generalmente el rostro pálido u opaco, decaimien­to y comportamiento retraído, hiporexia, alteraciones en el ritmo de la defecación y su pulso es frecuentemente débil.

TRATAMIENTO
1) Método: Se aplica acupuntura con agujas filiformes.
Prescripción:   Puntos  principales:   Guanyuan, zhongji, shenshu y sanyinjiao.
Puntos secundarios: Qihai, qugu (Ren. 2), pangguangshu, sanjiaoshu (V. 22), baliao, hegu, yinlingquan (B. 9), weizhong y baihui.
Explicación: Se rota las agujas lentamente, se da estímulo liviano o mediano, y se aplica de preferencia el método de tonificación. Se retiene las agujas por 10-20′, es 1 sesión cada día o cada 2 días, y 6 sesiones forman 1 curso de tratamiento. La acupuntura puede ser seguida de moxibustión, o de la implantación hipodérmica de agujas.
Experiencias clínicas: Está disponible una gran cantidad de informes que hablan de la acupuntura y la moxibustión aplica­das a dicha enfermedad con resultados satisfactorios. Según las observaciones hechas del tratamiento clínico en más de 1.200 pacientes, con la acupuntura como terapia principal, la eficacia fluctuó del 74,9-el 94,1%.
Cualquier caso que no responda al efecto tras 5 ó 6 sesiones de acupuntura o que no mejore notablemente a pesar de otras sesiones, debe recibir una terapia diferente, también en los puntos acupunturales o cambiarse a otras medidas. La selección de puntos para esta enfermedad se basa en su comprensión por parte de la medicina tradicional china, y el tratamiento tiene por principios tonificar el yang del riñón, consolidar el yuan (energía original) inferior y, mediante el nutrimiento del bazo, activar la energía del pulmón, a fin de restringir la vejiga. Razón por la cual se usa preferentemente los puntos del meridiano ren, del meridiano de la vejiga y del meridiano del bazo, situados en el abdomen inferior; tales como el guanyuan, shenshu y sanyinjiao, en combinación con el yinlingquan, hegu, etc. Además, de acuerdo a la compren­sión en el sentido de que “la deficiencia se compensa con la tonificación” y “el frío se neutraliza por el calor”, la acupuntura adopta como método principal el de tonificación o es seguida por la moxibustión.
Se sometió a una observación de laboratorio la cantidad de orina nocturna y el peso específico de la misma que evacua­ban los pacientes antes y después de ser tratados con la acu­puntura. Resultados: cuanto más seria era la enuresis, tanto mayor era la cantidad de orina nocturna y tanto menos bajo el peso específico. Luego de aplicado el tratamiento con acupun­tura y moxibustión, al tiempo que sus síntomas mejoraban, los enfermos orinaban de noche en cantidad cada vez menor y tenían el peso específico de la misma en constante aumento. Como este peso desciende en la medida de cuán profundo es el estado del sueño, se sugiere que el efecto del tratamiento que se da a esta afección quizá tenga que ver con el esfuer­zo por conseguir que el paciente goce de un sueño profundo. 1. Observación de 1.000 casos de enu-resis tratados con la aplicación de acupun­tura y moxibustión. La información enumera 25 métodos de selec­ción de puntos y los reduce a 10 grupos entre un total de cer­ca de 40 puntos acu-punturales, incluidos el guanyuan, sanyin-jiao, qihai, lieque, zusanli, baihui, hegu, taixi, fuliu (R. 7), yangchi (SJ 4), wei-yang, jingming (V. 1), shenmen, neiguan, mingmen (Du. 4), feishu, shenshu, pangguangshu, zhon-gli, zhongzhu del abdomen, sanjian (IG 3), yanglingquan, yinlingquan, chang-qiang, chengshan (V. 57), zhiyin (V. 67), etc. Era 1 sesión de tratamiento día por medio y 3 sesiones a la semana. Los pa­cientes fueron dividi­dos en grupos para la observación.
A saber:
1) Grupo de casos de deficiencia y exceso para ser tratados por separado, subdivididos para los siguientes métodos: ca­lentar para tonificar el yuan (energía original) inferior, tonificar la energía vital, y despejar y tonificar simultáneamente. 2) Grupo de casos tratados en el sanjiao (el jiao superior, el jiao medio y el jiao inferior) pero con diferentes métodos: es decir, tratar en el jiao superior (tórax), tratar en el jiao medio (región epigástrica), tratar en el jiao inferior (abdomen inferior) y tratar en los tres jiao. 3) Grupo para la conducción de la energía a los tres jiao: elegir el yangchi y weiyang. 4) Grupo para el estancamiento de orina en la vejiga: usar el jingming y zhiyin. 5) Grupo para el uso rotatorio de los puntos yangming de las manos y los pies: subdivisión en el uso rotatorio del meridiano tres yin de la mano y del meridiano tres yin del pie y en el uso rotatorio del meridiano tres yang de la mano y del meridiano tres yang del pie. 6) Grupo para el uso de puntos múltiples:
tomar de cada paciente 6-20 puntos. 7) Grupo para el uso de puntos escasos: escoger de cada caso 1-4 puntos. 8) Grupo para acupuntura dérmica somera: subdivisión en 3 métodos, o sea, pun­zaduras para el entumeci­miento cutáneo, punzaduras someras y rotación de agu­jas, y punzaduras someras y corta retención de agujas. 9) Grupo para el uso de puntos no pertenecientes a los meridianos: se trata de aquellos que no son meri­dianos o puntos normales, y son elegidos en la cara, las manos y los pies. Y 10) Grupo con terapias auxilia­res: a los pacientes que luego de la acupuntura tenían resultados escasos se les agrega otras terapias, que son la ventosa, la moxi-bustión, la auriculopuntura y otras tres y entran en adi­ción con la acupuntura. Por los resultados que dio a conocer dicha información, se entiende que la acupun­tura y la moxibustión aplica­das a la enuresis surten, ciertamente, efectos tera­péuticos a corto plazo. Este efecto puede producirse muy rápido. Por ejemplo, los casos beneficiados tras 1-3 sesiones fueron el 97,4%. La eficacia máxima llegó al 84,6%, la mínima al 74,9%, y la por término medio al 81,9%. En cuanto a los 25 métodos de selección de puntos, fueron usados tanto puntos pertenecientes a los meridianos como aquellos extraordinarios no incluidos en los meridianos, puntos éstos que variaban en número de 1-20. Para la manipulación se valía de diferentes métodos, tales como rotación de agujas, levantamiento y empuje de ellas, punciones profundas y re­tención duradera de agujas, y punciones someras y rápidas, produciendo invariablemente efectos terapéuticos en distinto grado en todos los grupos.
Los informantes creen que, independientemente de cuál mé­todo se aplica, la acupuntura debe realizarse, primero que todo, a través de la piel, y que esto probablemente esté ínti­mamente relacionado con los receptores de las terminaciones epidérmicas.
2. Se aplicó la acupuntura en el shiqizhui, punto extraordinario que no corresponde a ningún meridiano, para atender a 49 casos de enuresis.
Método prescrito: El paciente permanece sentado. Se hace penetrar una aguja filiforme en 0,9-1,2 cun bajo de la vértebra lumbar, es menester que la sensación de acupuntura se difun­da hasta el abdomen inferior y el periné, no se retiene la agu­ja, es 1 sesión al día, y 5 sesiones completan 1 curso de tra­tamiento.
Los 49 pacientes eran niños de 7-13 años de edad, y su evo­lución variaba de 1-10 años. Finalizado 1 curso de tratamiento, 33 se curaron, 2 mejoraron notablemente, 4 mejoraron y otros 2 no respondieron al tratamiento; y al cabo de 2 cursos de tratamiento, 3 obtuvieron efecto notable, 2 mejoraron, y en otros 3 fracasó la terapia. La eficacia total alcanzó el 89,7%, y el efecto notable o más que notable fue de 77,5%. Las visitas médicas por espacio de 1 año confirmaron que solamente 2 de los 33 casos curados habían recidivado, pero que eran casos más leves que antes de ser tratados. Precauciones: Previamente a la aplicación de acupuntura en el guanyuan, zhongji y otros puntos hipolumbares, hay que evacuar la vejiga.
Ya que esta enfermedad se observa más en los niños, el acupunturista no debe hacer mucha fuerza en prevención del  miedo que esta terapia puede producir en ellos, para que el tratamiento no se vea afectado.

2) Método: Se aplica moxibustión.
Prescripción:   Guanyuan, zhongli, qihai, shenshu, pang-
guangshu, zusanli y zhiyin.
Explicación: Se procede con el método indicado para la apli­cación moderada con cigarros de moxa. Cada vez se toma 1 punto inferoabdominal, seguido de otro (par) de la cintura o de los miembros inferiores. Cada sesión termina en 10-15′, es 1 ó 2 sesiones diarias, y 6 sesiones forman 1 curso de tratamien­to.
Experiencias clínicas: De preferencia se combina la moxi-bustión con la acupuntura para el tratamiento de la enuresis infantil. No obstante, la sola moxibustión igualmente tiene buen efecto y conviene, en particular, a los niños que temen a la aguja y que son reacios a cooperar. Se sometió a observación 56 casos tratados con aplicación moderada de cigarros de moxa. 36 niños y 20 niñas, 40 de ellos contaban de 5-10 años de edad, 12 de 11-15 años, y 4
de 16 ó más años (incluida una mujer de 22 años). Procedimientos: 3 grupos de puntos para la selección: 1) guanyuan y zusanli; 2) qihai, shenshu y pangguangshu; y 3) zhongji y zhiyin. Cada vez se elige 1 grupo de puntos, la moxi-bustión dura 10-15′, se da 1 ó 2 sesiones por día, se alternan los 3 grupos de puntos, 6 sesiones forman 1 curso de trata­miento, y la observación se lleva a término durante 2 cursos de tratamiento.
Resultados del tratamiento: Efecto notable (desaparición de la enuresis en el curso de moxibustión), 41 casos; mejoramiento (1 ó 2 veces enuresis durante el transcurso de tratamiento), 9 casos; y efecto nulo, 6 casos. Los beneficiados respondieron al efecto todos durante el primer curso de tratamiento. Luego se inició el segundo curso, el cual no logró elevar la tasa de éxito total, pero pudo consolidar el efecto terapéutico. De los 6 casos con efecto nulo, 4 tenían espina bífida oculta y los otros 2 correspondían a causas no determinadas. Además, se en­señó a los niños mayores a aplicarse por sí mismos la moxi-bustión en el guanyuan, zhongji, zusanli, zhiyin y otros puntos, lo cual contribuyó a consolidar el efecto. Resultados de la inspección médica realizada 6 meses más tarde: 40 casos cumplían con las normas de curación (desapa­rición total de la enuresis), y los demás casos que respondie­ron a la terapia habían recidivado ocasionalmente, pero una nueva moxibustión seguía siendo válida. La única paciente de 22 años refirió que la automoxibustión en el zhongji y zhiyin había surtido efectos notables, había tenido enuresis unas cuantas veces durante esos 6 meses, pero en poca cantidad.

3) Método: Se aplica auriculopuntura.
Prescripción: La región vesical, subcórtex, sistema endocri­no, corazón, riñones, punto del cerebro, punto de sostenimien­to, punto de excitación y occipucio.
Explicación: Con el método de estímulo poderoso se rota la aguja para hacerla entrar y se la deja inserta durante 1 hora, 1 curso de tratamiento se cumple en 5 sesiones, y luego se suspende la terapia por 1 semana antes de pasar a otro curso de tratamiento. Para los casos graves también se permite recurrir a la implantación de agujas, durante 3-5 días. Algunos médicos prefieren usar granos de mungo (o semillas de vacca-ria vulgaris) para presionar los puntos auriculares cambiando estas semillas 1 vez cada 5-7 días.
Experiencias clínicas: En 16 casos tratados con auriculopun­tura. 15 de los pacientes tenían entre 5-14 años de edad, y otro, más de 15 años. Como resultado, 11 se curaron, 4 mejo­raron y 1 no respondió al tratamiento. La terapia duró 3 sesio­nes como mínimo, y 11 sesiones como máximo; 6,5 sesiones como promedio.
Otra investigación dio a conocer 35 casos graves o persisten­tes de enuresis infantil atendidos con implantación de agujas en puntos auriculares. Sus edades iban de 10-16 años. La evolución menor era de 5 años, y la más larga, de 11 años. Todos los niños presentaban enuresis 1 ó 2 veces cada no­che, casi sin excepción. Mientras lo hacían, no era fácil que se los despertara. Habían sido tratados todos con otras terapias, pero sin resultados significativos.
Procedimientos de auriculopuntura: Implantación de agujas. Se inserta las agujas cada tarde, se las retiene unas 16 horas, se las saca a la mañana siguiente y se las reintroduce por la misma tarde, se escoge cada vez 1-2 puntos, se usa los pun­tos antes mencionados en forma alterna, 5 sesiones compo­nen 1 curso de tratamiento, se descansa 5 días y se da inicio al siguiente curso de tratamiento.
Concluidos 2-4 cursos de tratamiento, 12 de los 35 pacientes se curaron, 8 mejoraron notablemente, 10 mejoraron relativa­mente y en los 8 restantes no hubo resultado al tratamiento. Se obtuvo una eficacia total de 77,1%. Según otra información, fueron tratados 50 casos con presión en los puntos auriculares mediante el uso de semillas. Con esta terapia también se obtuvo efectos bastante satisfactorios. La eficacia llegó al 78,9%, y la curación al 40%. El investi­gador considera que esta terapia, carente del dolor que produ­ce la acupuntura, es altamente aceptable para los niños.

4) Método: Se aplica implantación hipodérmica de agujas.
Prescripción:   Lieque, changqiang, sanyinjiao, guanyuan y zhongji.
Explicación: Se esteriliza la piel de manera convencional, se usa agujas de plata u otras ordinarias de acero inoxidable, de
0. 5.1 cun de largo, e igualmente sirve oprimirlas o hundirlas en la piel. Una vez internadas las agujas en los puntos, se pide al paciente que se mueva adoptando diferentes posturas. Cuan­do el paciente ya no siente dolor, se fija las agujas con espa­radrapo y se las deja insertas durante 12-18 horas (habitual-mente, se implanta las agujas a las 6 de la tarde y se las le­vanta entre las 8 y 12 de la mañana siguiente).
Experiencias clínicas:
1. 200 pacientes fueron atendidos con la implantación de agu­jas en el lieque. Tenían de 3-23 años de edad. Procedimientos prescritos: Tomar el lieque de un solo lado, insertar la aguja debajo de la piel y luego instruir al paciente a que se mueva libremente, y presionar el punto con la mano. Será óptimo que se produzca la sensación de calambre, pleni­tud y adormecimiento en el área local, son 2 sesiones sema­nales, se alternan el punto del lado derecho y el del lado iz­quierdo, y 1 curso de tratamiento toma 6 días. Resultados: Curación, 80 casos, 40%; efecto notable, 27 ca­sos, un 13,5%; mejoramiento, 63 casos, un 31,5%; efecto nulo, 12 casos, un 6%; e interrupción del tratamiento, 18 ca­sos, un 9%. Eficacia total: 85%.
2. 12 pacientes tratados con la implantación de agujas auricu­lares en forma de chincheta común en el changqiang y sanyin-jiao (par). 9 adolescentes y 3 adultos. Todos fueron curados (11 tras 1 sesión y 1 luego de 2 sesiones).
Caso registrado: Paciente masculino de 21 años de edad. Fue hospitalizado por esquistosomiasis y enanismo. Sufría enure-sis de niño y la seguía presentando cada noche después de haber sido internado. La orina incluso se le escapaba durante el día. Había sido tratado con acupuntura y moxibustión apli­cadas en el shenshu, pangguangshu, sanyinjiao y otros pun­tos, pero sin efectos visibles. El bloqueo en la vértebra sacra cada 2 días tampoco había surtido efecto. Luego de recibir 1 sesión de implantación de agujas, la enuresis disminuyó. En­tonces se le dio una segunda sesión para fortalecer el efecto. La enuresis no volvió a presentarse al cabo de 2 meses de observación.
3. Otros 169 pacientes atendidos también con la implantación de agujas. Había 104 de sexo masculino y 65 de sexo femeni­no. Eran niños de 4-16 años de edad. La mayoría de ellos tenían de 8-12 años, el 59,2%. Los menores de 7 años eran 56, y los mayores de 13 años, solamente 13. Había casos cuya evolución era menor de 1 año en 18 pacientes, 1-5 años en 116 casos, y por más de 5 años en 35 casos. La enuresis era de 1 ó menos veces en 31 casos, y de 2 ó más veces en 138 casos. La mayoría de estos pacientes acudieron a la acu­puntura por no haber recibido efecto de otras terapias. Tratamiento: Hacer uso de los puntos guanyuan y sanyinjiao (par), presionar las agujas de manera convencional para im­plantarlas en los puntos y luego fijarlas con esparadrapo y dejarlas insertas durante 2-3 días, y oprimir el esparadrapo varias veces cada noche antes que el paciente se acueste a dormir a fin de fortalecer la sensación de la lle­gada de la energía producida por la acupuntura. Después de retiradas las agujas, el paciente descansa 2 ó 3 días. Si la piel local no está inflamada, comienza la segunda sesión de tera­pia.
Los 169 niños mencionados recibieron 1 sesión como mínimo y 4 sesiones continuas como máximo. Resultados del trata­miento: curación, 83 casos, un 49%; efecto notable, 71 casos, un 42%; efecto nulo, 15 casos; y eficacia total, un 91%. De entre los 15 pacientes en quienes no hubo resultado, so­lamente 1 recibió 4 sesiones de tratamiento, otro recibió 3 sesiones; dos recibieron 2 sesiones; y los 11 restantes, 1 sesión.

5) Método: Se aplica inyección en puntos acupunturales.
Prescripción: Shenshu (V. 23) y xiaochangshu (V. 27).
Explicación: Se usa una jeringa de 5 ml de capacidad para succionar 0,5 ml de solución inyectable de efedrina (12,5 mg), 1 ml de clorhidrato de procaína al 2 por ciento y luego agua destilada para formar una solución de 5 ml. Se escoge 1 de los puntos mencionados y se inyecta a cada lado 1 ml de solución (la cual contiene 2,5-5 mg de efedrina). Es 1 sesión al día, se alterna el shenshu con el xiaochangshu, 1 curso de tratamiento consta de 5 sesiones, la terapia se interrumpe por 3-5 días entre un curso y otro. Cuando han terminado 2 cursos de tratamiento pero sin haber resultado, se considera enton­ces como caso resistente. Esta terapia es apropiada para los niños mayores de 6 años. La inyección se aplica cada tarde después de las 5 y produce ciertamente buen efecto.
Experiencias clínicas: Con esta clase de inyección fueron tratados 65 pacientes, que tenían de 6-16 años de edad. 14 eran casos leves con un estado evolutivo relativamente recien­te. La mayoría de estos 14 pacientes sufrían enuresis a inter­valos o no la presentaban la mayoría de las noches y se des­pertaban cuando ésta sucedía. Luego de 1 ó 2 cursos de tra­tamiento, 11 se curaron, 2 mejoraron y 1 no respondió al tra­tamiento.
Otros 31 eran casos de mediana gravedad. Estos niños sufrí­an enuresis con frecuencia. Raramente se pasaban 2 ó 3 noches sin esta micción nocturna involuntaria, pero podían ser despertados alguna que otra vez. Al finalizar 1 ó 2 cursos de tratamiento, 17 de ellos fueron curados, 5 mejoraron notable­mente, 3 mejoraron relativamente y 6 no respondieron a la terapia.
Los 20 restantes eran casos graves. Estos pacientes orinaban inconscientemente cada noche 2 ó 3 veces. No se desperta­ban fácilmente, y cuando lo hacían aún no estaban completa­mente lúcidos. Luego de recibir 2 cursos de tratamiento, 8 se curaron, 2 mejoraron notablemente, 3 mejoraron en forma relativa y 7 no respondieron al tratamiento. Eficacia terapéutica total de los 65 casos: Curación, 36 casos, un 55,4%; efecto notable, 7 casos, un 10,8%; mejoramiento, 8 casos, un 12,3%; efecto nulo, 14 casos, un 21,5%; y tasa de eficacia, 78,5%.

6) Método: Se aplica laserpuntura.
Prescripción:   Qugu (Ren. 2), zhongji (Ren. 3), guanyuan (Ren. 4), henggu (R. 11), guilai (E. 29), sanyinjiao (B. 6) y yinlingquan (B. 9).
Puntos auriculares: Los riñones, vejiga, occipucio y el punto del cerebro.
Explicación: Se usa un aparato terapéutico de láser helio-neón de poca potencia, se hace la irradiación a una distancia de 30-50 cm., la luz se enfoca en el punto requerido, se da 1 sesión al día, en cada sesión son irradiados 3 ó 4 puntos, y la irradia­ción dura 5′ en cada punto, y 10 sesiones completan 1 curso de tratamiento.
Experiencias clíni­cas:
Se aplicó esta tera­pia a 105 niños pacientes con enu-resis y se obtuvo resultados exitosos: curación a corto plazo, 43 casos, o sea, un 40,95%; mejoramiento, 44 casos, un 41,91%; y resultado nulo, 18 casos, un 17,4%. La irradiación tuvo su efecto más rápido tras 1 sola sesión, y el más lento luego de 23 sesiones. El 86% de los niños se resolvieron después de 5 sesiones. Du­rante las visitas a 37 de ellos, el médico encontró que el efecto se había consolidado en 13 casos.
Explicaciones adicionales:
1. Las terapias aplicadas en los puntos acupunturales tienen todas efectos bastante buenos para el tratamiento de la enu-resis. Aparte de las terapias aquí presentadas, la presión digi­tal sobre los puntos, la magnetoterapia, la aplicación de rayos
infrarrojos a los puntos y otros métodos son también eficaces. En cuanto a la selección de puntos, se puede tomar como referencia los puntos citados en este apartado.
2. Todas las terapias arriba explicadas están indicadas princi­palmente para los casos de enuresis provocados por la dis­función de vías urinarias, desnutrición, y debilidad. Por lo ge­neral, tales casos pueden mejorar tras 3-5 sesiones de trata­miento. Si en el paciente no hay efecto después de más de 10 sesiones, esto indica que su enfermedad se debe más bien a otros factores etiológicos. Dado el caso, es preciso determinar las causas antes de proceder a su tratamiento. Si el niño es menor de 10 años y padece de enuresis a causa de espina bífida oculta, la curación resulta difícil. No obstante, cuando el paciente llega a alrededor de 15 años de edad y tiene el orga­nismo más desarrollado, generalmente la acupuntura y la moxibustión pueden curarlo en pocas sesiones.
3. La enuresis tiene alta posibilidad de recidiva. El paciente después de curado ha de recibir 3-5 sesiones de tratamiento adicionales, con la finalidad de consolidar el efecto. No obs­tante la recidiva, un nuevo tratamiento seguirá siendo válido. Y
4. Al niño que sufre esta afección, los padres no de­ben reprocharlo ni castigarlo, para no causarle traumas. En su lugar, tienen que enseñar­le cómo orinar despertándolo a horas determinadas. Es preciso rectificar en él los factores de inducción a la enuresis, por ejemplo, activi­dad excesiva, cansancio, fatiga, controlar sus horas de sueño y la ingesta abundante de líquidos por la noche, etc.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: