NEURALGIA DEL TRIGEMINO

octubre 16, 2009

Se refiere al dolor pa-roxismal violento y de corta duración que se repite dentro del área de las ramas del nervio trigémino. Se divide en esencial y secundario. De la primera no se conocen las causas, mientras la segunda se produce generalmente por otras enfermedades. La medici­na tradicional china opina que esta afección se debe a la inva­sión del viento y el calor externos, al estancamiento de la energía y la sangre, la obstrucción de los canales y colaterales o a la deficiencia del yin y la hiperfunción del yang, y al ascen­so del viento-fuego. Se presenta más en las personas de me­diana edad, y más en el sexo masculino que en el femenino. El dolor viene con paroxismo, siendo tan intenso como corte con un cuchillo, o como desgarrón o quemadura. Aparece de súbito y desaparece también súbitamente. Cada vez dura de unas decenas de segundos-varios’, y el ataque no tiene inter­valo fijo. En la mayoría de casos, el dolor está circunscrito a un solo lado y afecta frecuentemente a una de las ramas del trigémino, y más comúnmente a la segunda y la tercera ra­mas. El dolor es inducido frecuentemente al intentar hablar, masticar, cepillarse los dientes o tocar un área facial. Tales puntos de inducción por irritación se llaman “puntos de gatillo” o “puntos de tacto” y sirven de importante referencia para el diagnóstico de esta enfermedad. El estado morboso es dura­dero y persistente.

TRATAMIENTO
1) Método: Se aplica acupuntura con agujas filiformes.
Prescripción: Puntos principales: Touwei (E. 8), taiyang, yuyao (Ex­tra.), xiaguan (E. 7), sibai (E. 2), yangbai (Vb 14), yifeng (SJ 17), jiache (E. 6), hegu, lieque y waiguan. Puntos secundarios: Fengchi, yinxiang (IG 20), jiachengjiang (Ex­tra.), xingjian (H. 2), taichong (H. 3), yan-glingquan (Vb 34) y qiuxu (Vb 40).
Explicación: Para esta terapia prevalece el método de tonificación y dispersión parejas, o se aplica el método dispersante de estímu­lo poderoso. Se retiene las agujas durante 30­60′, y la inserción pue­de prolongarse más tiempo si el paciente se queja de un dolor in­tenso. Es 1 sesión al día o en días alternati­vos, y 1 curso de tra­tamiento ocupa 10 sesiones.
Experiencias clínicas:
1. Observación del efecto producido por la acupuntura en 550 casos: Como esta afección tiene escasa posibilidad de cura­ción espontánea, solamente unos pocos casos pudieron ali­viarse de modo espontáneo. Sirviéndose del estímulo directo aplicado en las ramas afectadas del trigémino, la terapia obtu­vo notables resultados a corto plazo. Todos estos enfermos tenían neuralgia del trigémino esencial (se refiere al desconocimiento de factores causantes y a la ausencia de signos positivos luego del examen). Eran 312
hombres y 288 mujeres y tenían de 20-72 años de edad y, en su mayoría (299), de 41-60 años. La evolución más corta había durado 3 días, y la más larga, 41 años, y menos de 1 ario en 102 casos, menos de 5 años en 220 casos, menos de 10 años en 108 casos y más de 10 años en 120 casos. Locali­zación del dolor: lado derecho, 343 casos; lado izquierdo, 201 casos; bilateral, 6 casos; la rama 1 del trigémino, 21 casos; la rama II, 122 casos; la rama III, 76 casos; las ramas 1 y II, 59 casos; las ramas II y III, 219 casos; y las ramas 1, II y III, 53 casos.
Métodos de tratamiento para este grupo de pa­cientes: Para el dolor en la rama 1 del trigémino se usa una aguja filiforme N.° 28, de 1-1,5 cun de largo, se la hunde obli­cuamente en el yuyao hacia abajo adelante hasta 0,3-0,5 cun de profundidad y, cuando el paciente percibe una sensación acupuntural como de descarga eléc­trica transmitiéndose a los ojos y la frente, se levanta y empuja la aguja unas 20-50 veces. Para el dolor en la rama II o en la rama III del trigémino se toma por punto princi­pal el xiaguan y por pun­tos de reserva el sibai y jiachengjiang. Método de acupuntura para el xiaguan: se escoge una aguja filiforme N.° 26, de 2 cun de largo, ésta inser­ta en dicho punto pero del lado enfermo, con la punta entrando hacia el ángulo maxilar del lado opuesto, y cuando la sensación acupuntural como de descarga eléc­trica alcanza la mandíbu­la del lado enfermo, se levanta y empuja la aguja 20-50 veces, con el fin de fortalecer la sensación de acupuntu­ra, y por lo general, la aguja penetra en 1,2-1,3 cun. Método de acupuntura para el sibai: se puede cambiar a este punto cuando la punción dada en el xiaguan no ha producido la sensación acupuntural requerida. Se elige una aguja filiforme N.° 26, de 1-1,5 cun de largo, y se la mete en el sibai del lado enfermo y se la adelanta hacia arriba en un ángulo de unos 45 grados hasta algo así como de 0,8 cun de avance. Cuando la sensación como de descarga eléctrica llega al labio superior y los dientes superiores, se levanta y empuja la aguja 20-50 veces. Método de acupuntura para el jiachengjiang: se puede añadir este punto cuando el tratamiento dado en el xiaguan para el dolor en la rama III no ha tenido resultado notable. Se opta por una aguja filiforme N.° 28, de un cun de largo, y se la ingresa en el jiachengjiang y se la adelanta hacia abajo en un ángulo de unos 45 grados, haciéndola penetrar en algo de 0,5 cun. Cuando la sensación de entumecimiento y plenitud arriba al labio inferior, se levanta y empuja la aguja algo más de 10 veces, teniendo por objeto aumentar la sensación de acupun­tura. Es 1 sesión día por medio, 10 sesiones forman 1 curso de tratamiento, y luego se interrumpe la terapia por 5-7 días. En los casos especiales, esto se determinará por el estado clínico.
Resultados del tratamiento: La eficacia llegó al 99,1% en este grupo de 550 pacientes, y la tasa de alivio del dolor fue de 49,6%. La mayoría de ellos se beneficiaron con la terapia en 1 curso de tratamiento. Entre los 273 casos en los cuales el dolor fue eliminado, la minoría recibieron 1 sesión de acupun­tura, y los otros, como máximo, 90 sesiones, siendo el prome­dio de 32 sesiones.
El que el dolor desaparezca rápido o lentamente, está estre­chamente ligado a la evolución de la enfermedad. Si ésta ha durado poco tiempo, el dolor desaparece con rapidez y, de lo contrario, desaparece paulatinamente. Mientras tanto, también existe una importante relación entre el efecto terapéutico y la sensación de acupuntura. Sólo con el hecho de que se pro­duzca una sensación acupuntural ideal (dicho de otra manera, sensación de entumecimiento similar al efecto de una descar­ga eléctrica que aparece siguiendo el recorrido de los nervios), será posible obtener un buen efecto terapéutico. De otro mo­do, el resultado será pobre.
Conclusiones del autor de esta información: 1) Aún no se conoce las causas que llevan a la neuralgia esencial del tri­gémino, para la cual hay muchas terapias, pero todavía son pocas las que rinden efectos exitosos. El puncionar en los puntos acupunturales para estimular directamente a las ramas afectadas del trigémino constituye una de las mejores terapias no quirúrgicas. Es fácil de realizar y tiene efectos relativamen­te buenos. 2) El Sr. Wang Kentang, de la dinastía china Ming (1368-1644 n.e.), clasificaba esta afección como “dolor facial” en su obra Criterios de diagnóstico y tratamiento (Zheng Zhi Zhunsheng), en la cual afirmaba que los factores etiológicos consisten en “la invasión de los canales y colaterales por el viento patógeno y en el subsiguiente estancamiento y no mo­vimiento de la sangre” y que afectan, sobre todo, al canal yangming del estómago. El xiaguan es el punto donde conflu­ye el canal del estómago yangming del pie con el canal de la vesícula biliar yangming del pie. Ambos canales serpentean y suben hasta uno de los lados de la cabeza y la cara. Si el viento-calor invade desde el exterior o el calor acumulado del canal del hígado irrumpe hacia arriba, pueden resultar en la obliteración de la energía y la sangre de los canales y colate­rales cuya incomunicación, en su turno, provoca dolor, o sea, dolor semifacial en el paciente. El xiaguan se halla en el canal del estómago yangming del pie y, cuando es puncionado con aguja, esto ayuda a fluir la energía y la sangre de los canales y colaterales del lado enfermo de la cara, para realizar el “pro­pósito de no dolor mediante la comunicación”. Según experi­mentos de anatomía, las ramas del trigémino transitan a tra­vés de lo profundo del xiaguan. Es probable que la estimula­ción directa dada a través del punto acupuntural en las ramas afectadas del trigémino avive cierto mecanismo sedante de dolor y produzca así efecto analgésico. Caso registrado: Paciente Wang, masculino, 39 años de edad, profesor. Recibió el primer servicio médico el 15 de enero de 1974. Refirió que había empezado su neuralgia del trigémino durante la Fiesta de Primavera (febrero) de 1968. No podía aguantar el dolor cuando hablaba o comía y sufría cada vez que masticaba algún alimento. A partir de 1973, el dolor se intensificó. Tuvo que hospitalizarse en 2 ocasiones. Recibió toda clase de terapias, pero sin resultado. Por ello se sentía mortificado y se creía como un caso sin curación. Examen físico: depresión, expresiones de sufrimiento, rostro de color amarillo, saburra de la lengua amarilla, pulso hundido y per­ceptible en los seis meridianos (taiyang, yangming, shaoyang, taiyin, shaoyin y jueyin), orina amarilla, materia fecal seca, mucosas orales secas, y dolor en las ramas II y III del lado derecho. Le tomaron los puntos a lo largo de los meridianos. Usando agujas N.° 26, le insertaron en el zusanli de ambos lados, el jiache del lado derecho y el kedian (punto doloroso por presión al lado del chengjiang). Llegada la energía, se recurrió al método dispersante, se insertó profundo y las agu­jas estuvieron insertas largo tiempo hasta 1 hora y fueron manipuladas 1 vez con intervalo de 5′ con el método de dis­persión. La sensación acupuntural producida mediante la punción dada en el zusanli ascendió hasta la cara, y la misma sensación obtenida por medio de las punciones aplicados en el jiache y kedian se propagó al lado derecho del rostro. El paciente volvió al médico el 16 de enero. Refirió que el dolor había disminuido y era soportable cuando masticaba. El dolor cesó definitivamente tras 10 sesiones de acupuntura.

2) Método: Se aplicó electropuntura.
Prescripción: Puntos principales: Tomados de acuerdo a la distribución de los nervios. De la rama 1 del trigémino: yuyao; de la rama II: sibai y xiaguan; y de la rama III: jiachengjiang. Puntos secundarios: Hegu, zusanli, yangbai, zanzhu, etc. Punto de experiencia: Xiahe (Extra.).
Explicación: Para esta terapia se conecta el polo negativo con el punto principal, y el polo positivo con el punto auxiliar. Se usa ondas continuas o compactas-ralas, la frecuencia es de alrededor de 6.000 por minuto, la magnitud de corriente debe aumentar despacio hasta el límite de tolerancia del pa­ciente. Cada sesión dura 20-30′, se da 1 ó 2 sesiones diarias, y 1 curso de tratamiento consta de 10 sesiones. El paciente reposa 3-6 días de un curso a otro. Cuando los síntomas han disminuido, puede pasarse a 1 sesión cada 2 días. Ya elimi­nados los síntomas, se ofrece 1 curso de tratamiento más con la finalidad de consolidar el efecto en prevención de la recidi­va.
Experiencias clínicas: Para la electropuntura adopta mayor­mente la selección de puntos locales en consonancia con la distribución de los nervios. Según lo informado, se dio un total de 121 sesiones de tratamiento clínico a un grupo de pacientes mediante estímulo electropuntural, obteniendo en conse­cuencia efectos analgésicos instantáneos. Clínicamente se puede elegir puntos diferentes según las distintas ramas del trigémino que duelen. Por ejemplo, si duele la rama 1 (área de distribución de la rama en el ojo), se toma el yuyao, dicho en otros términos, se estimula al nervio su-praorbital a través del foramen supraorbital. Cuando duele la rama II (área de distribución de la rama en el maxilar), se escoge el sibai, o sea, se estimula al nervio infraorbital a tra­vés del foramen infraorbital. Pero si el dolor de la rama II ocu­pa un área extensa, entonces se opta por el xiaguan, vale decir, se estimula al nervio del maxilar en el foramen esfeno-palatino. Si duele la rama III (área de distribución de la rama de la mandíbula), se usa el jiachengjiang, esto es, se estimula al nervio frontal a través del foramen frontal. Cuando el dolor se siente en una vasta área, entonces se estimula al nervio mandibular insertando en el xiaguan un tanto hacia arriba atrás. Si dos ramas duelen a un tiempo, se da tratamiento primero a la rama que más duele.
Para este grupo de pacientes fueron usadas dos clases de agujas filiformes: Agujas de autofabricación revestidas de pintura aislante (con la punta desnuda en 0,2-0,5 cm.) y agu­jas comunes. Se señala que la aguja aislante permite dismi­nuir la magnitud de corriente eléctrica necesaria para el estí­mulo y evitar al mismo tiempo el temor que probablemente se produzca en el paciente por la innecesaria convulsión de los músculos a causa de la expansión del campo eléctrico en el curso de tratamiento. Si se usa agujas filiformes comunes, sin embargo, esto tiene igual efecto analgésico. En los casos referidos, se hizo uso de un aparato de electropuntura transis-torizado con ondas en forma de cresta dotadas de igual valor tanto positivo como negativo del pulso de rendimiento, con miras a eludir la electrólisis de las agujas filiformes. La fre­cuencia fue de 600 veces por segundo. Se indica que la inten­sidad de estímulo debe ser aceptable para el paciente y, por lo general, oscila de 10-20 voltios, pero sin rebasar los 20 voltios como máximo.
El informante hace notar que, mientras transcurre el tratamien­to, la intensidad de corriente debe aumentar con lentitud hasta el límite de tolerancia del paciente y luego se mantiene duran­te 10-20′. Al tiempo que la corriente se mantiene, es preciso aumentar ligeramente la magnitud 1 ó 2 veces según la reac­ción del enfermo que se ha adaptado en algo a la terapia. Esto tiene por norma conservar la sensación de peso, plenitud, adormecimiento y engrosamiento en la piel del área de dolor. Se prohíbe aumentar la magnitud de corriente repentinamente lo cual pues suele inducir dolor.
De las 121 sesiones de tratamiento clínico dadas a este grupo de pacientes, 11 fueron anotadas sin detalles y otras 18 fueron aplicadas para consolidar el efecto luego de la curación gra­cias al tratamiento. En cuanto a las 92 sesiones restantes, durante 85 de ellas el dolor cesó de inmediato o no volvió a molestar a pesar de la opresión dada en el “punto de gatillo”, esto fue en un 92,4% de los pacientes; y durante las otras 7 sesiones el alivio del dolor fue parcial (disminución, o cesación en una de las dos ramas que dolían al mismo tiempo) en un 7,6% de los pacientes.
A este grupo de pacientes no se lo sometió a la observación del efecto terapéutico a largo plazo. Pero en el curso del tra­tamiento, sin embargo, se notó que, cuando el área de entu­mecimiento producida por el estímulo electropuntural coincidía con el área de dolor, el efecto analgésico era bueno y que, cuando el área de entumecimiento se encontraba cerca del área de dolor, el efecto analgésico era simplemente parcial o nulo. Razón por la cual el autor deduce que, únicamente cuando ambas áreas están superpuestas, la terapia podrá surtir efecto analgésico satisfactorio. Se punzó en el xiahe, auxiliado del xiaguan, para tratar a 15 casos que tenían el dolor en la rama mandibular del trigémino. Habiendo recurrido al método acupuntural de estímulo pode­roso, se conectó los puntos con una corriente eléctrica de choque durante 15-20′. Se dejó insertas las agujas por 20-30′ y se las rotó 1 vez cada 10′. 12 de los 15 pacientes se curaron (desaparición total de los síntomas y no recidiva durante 1 año de inspección médica) y los otros 3 recibieron efecto notable (desaparición en lo fundamental de los síntomas y recidiva en 6 meses). Los resultados fueron satisfactorios. Por su práctica clínica el autor entiende que, cuando un caso curado recidiva, un nuevo tratamiento con electropuntura seguirá siendo válido.
Precauciones: Por lo general, es inconveniente que la aguja se penetre demasiado. El estímulo directo en el neuróporo permite elevar el efecto analgésico. Dicho con mayor claridad, se suele usar el yuyao, que es el foramen supraorbital, para la rama 1; el sibai, poro localizado en el foramen infraorbital, para la rama II; y el jiachengjiang, poro justamente al frente del foramen mentoniano, para la rama III.

3) Método: Se aplica la implantación intradérmica de agujas.
Prescripción: Ashi, sibai, jiachengjiang, yuyao, taiyang y jiache.
Explicación: Cada vez se toma el punto de tacto y otros 2-3 del lado enfermo. En la piel de ellos se interna agujas intra-dérmicas o agujas de opresión y se las sujeta con esparadra­po. Tras 1 semana de implantación se las retira, se suspende la terapia 1 ó 2 días y se reanuda la inserción de agujas.
Experiencias clínicas: Fueron tratados 17 pacientes de neu­ralgia trigeminal mediante la implantación intradérmica de agujas principalmente en el punto de tacto y, en adición, en los puntos del lado facial enfermo. El proceso evolutivo había durado de 1-4 años. Terminado el tratamiento, los síntomas desaparecieron en 4 de los 17 casos, mejoraron en 8 y no cedieron al tratamiento en 5. Medio año después, la afección recidivó en 1 de los 4 casos en los cuales los síntomas habían sido eliminados. Entre estos 17 pacientes se dio 3 sesiones como mínimo y 14 como máximo. Todos eran casos persisten­tes en los que no había surtido efecto de la medicina china y occidental, con la terapia de bloqueo, ni tampoco la acupuntu­ra y moxibustión.

4) Método: Se aplica inyección en puntos acupunturales.
Prescripción:   Taiyang, yangbai, yuyao, xiaguan, sibai, yingxiang, jiache, dicang, jiachengjiang y ashi (que es el “pun­to de gatillo” para la neuralgia del trigémino).
Se escoge puntos faciales del meridiano del estómago de acuerdo a los síntomas. Por ejemplo, si duele la rama 1, se elige el touwei; si duele la rama II, se toma el xiaguan, sibai y uliao; y si duele la rama III, se opta por el jiache, dicang y chengjiang. Y adicionalmente, se usa puntos lejanos en el recorrido del meridiano, tales como el neiting, zusanli, hegu, quchi, etc.
Explicación: Según datos de información llegados de diver­sos lugares de China, los medicamentos usados son diferen­tes. Entre ellos se incluye la mezcla de alcohol al 95% más clorhidrato de procaína al 2% en igual cantidad. Respecto de esta solución se toma 1-2 puntos de la cara y en cada uno de ellos se inyecta 1-2 ml. Generalmente, el dolor se alivia tras 1 sesión y, si el paciente no se cura, se deja pasar 1 mes antes de ponerle una nueva inyección. Al aplicar esta terapia, se usa el yuyao (foramen supraorbital) para la rama 1; sibai (foramen infraorbital) para la rama II; y jiachengjiang (foramen mento-niano) para la rama III. A propósito de la acupuntura se exige que la aguja ingrese en el neuróporo. Adicionalmente, es ad­misible insertar en el ashi (“punto de gatillo”). Otros médicos usan también la solución inyectable de vitamina B1 en dosis de 500-1.000 microgramos más clorhidrato de procaína al 2 por 100 en igual dosis, para inyectar 0,5-1 ml de ella en cada uno de 2-3 puntos tomados de la región facial. El resto de la solución se lo inyecta en 1 punto de un miembro superior y en otro de un miembro inferior, respectivamente. Los punto usuales son el neiting y hegu o zusanli y quchi, de un mismo lado o de los lados opuestos, o bien pueden ser usados en forma cruzada. Es 1 sesión al día, o cada 2 ó 3 días, con 1 curso de tratamiento integrado de 10 sesiones. Incluso hay quienes utilizan agua destilada para la inyección intradérmica en el ashi, a fin de conseguir que de la piel donde se inyecta sobresalga. Se hace 1 inyección cada día o cada dos días.
Experiencias clínicas: Se impartió tratamiento a 15 pacientes de esta enfermedad mediante la inyección, en el área doloro-sa, de una mezcla de alcohol al 95% más clorhidrato de pro-caína al 2% en igual cantidad. El proceso evolutivo había durado en ellos 3 meses y días como mínimo y 2 años y me­dio como máximo. 9 tenían el dolor en II-IIl ramas del lado derecho, 5 en II – III ramas del lado izquierdo, 1 solo en las III ramas del lado izquierdo.
Resultados del tratamiento: El dolor desapareció tras 1 sesión de inyección en 1 caso, el cual no tuvo recidiva durante 2 años de visitas médicas; 5 casos obtuvieron efecto notable luego de 4 ó 5 sesiones; otros 4 disminuyeron del dolor; y otros 5 tam­bién se aliviaron del dolor después de 1-2 sesiones, pero so­lamente en 1-2 días posteriores a la inyección, y después reapareció el dolor como antes.
Por consiguiente, estos últimos 5 casos fueron catalogados de efecto nulo.
En la mayoría de los casos, el área local se inflama luego de esta terapia, mas la tumefacción desaparece en 1-2 días. Acorde a la observación clínica de este tratamiento, el efecto de la primera inyección se mantiene mucho tiempo y permite al paciente que la ha recibido descansar de los ataques de dolor intenso durante varios meses. Pero si sucede un nuevo ataque, la inyección por segunda vez tendrá un efecto menor, o sea, el efecto analgésico se mantendrá menos tiempo. Más adelante, la terapia será cada vez menos eficaz y, para entonces, será preciso recurrir a otros métodos de tratamiento. Por otra parte, se ha informado de 14 casos atendidos con la inyección intradérmica de agua inyectable. El dolor disminuyó luego de 1 sesión de inyección en 6 de ellos, no volvió a pre­sentarse luego de 2 sesiones en 4 pacientes, no retornó al cabo de 3 sesiones en 3 pacientes. Solamente hubo 1 pacien­te sin mejoría alguna. Las inspecciones médicas realizadas por espacio de 6 meses comprobaron que 3 casos habían recidivado, pero el dolor había desaparecido nuevamente tras la aplicación de 1 sesión de esta terapia.
Explicaciones adicionales: Esta es una enfermedad difícil de tratar. Por el momento aún son pocas las terapias de eficacia absoluta y carentes de efectos secundarios. Durante largos años, en China se ha estado tratando la neuralgia del trigémi­no esencial y secundaria con la aplicación de agujas filiformes, la electropuntura, la implantación de agujas, la inyección en puntos acupunturales, la auriculopuntura, la digitopuntura y otras terapias en tales puntos y se ha llevado a cabo una gran cantidad de observaciones clínicas. La práctica ha dado testi­monio de que dichas terapias tienen, ciertamente, efectos analgésicos del dolor relativamente buenos. Merced a ellas, no pocos pacientes han sido curados, sin sufrir de efectos secundarios. Indudablemente, dichas terapias son las ideales conocidas hasta la fecha para la neuralgia del trigémino. No obstante, el efecto analgésico ha durado poco en una minoría de los enfermos o es relativamente pobre a largo plazo. Por esta razón, los puntos seleccionados en distintas partes del país no son enteramente idénticos, ni tampoco lo son los efec­tos obtenidos de las diferentes terapias aplicadas en los pun­tos acupunturales porque ha habido casos en que unas tera­pias fracasan y otras tienen éxito. Por ende, cuando la acu­puntura no produce efecto, se permite cambiar los puntos, pasar a otros métodos de tratamiento también en los puntos o adoptarlos en combinación, lo cual a menudo surte efecto. A veces, la implantación duradera de agujas o la digitopuntura pueden proporcionar determinados efectos para consolidar el efecto terapéutico y prevenir la recidiva. Además, cabe dar tratamiento adicional a los casos secundarios tomando en consideración de los factores etiológicos. En lo concerniente a la inyección de mezcla de alcohol y pro-caína en los puntos acupunturales, el método es el siguiente: se vierte unos ml de alcohol puro al 95 por 100 en un tubo, se hierve sobre un anafe a alcohol y se deja enfriar. Luego, se succiona 0,5 ml de este líquido y 0,5 ml de procaína al 2% en una jeringa que contiene 1 ml de tuberculina. En cada punto se inyecta 1 ml de esta solución de mezcla. Por lo común, se usa 1-2 puntos por vez y se hace 1 inyección cada 2-4 sema­nas.

Anuncios

Una respuesta to “NEURALGIA DEL TRIGEMINO”

  1. aurora Says:

    me ha resultado muy interesante este tratamiento y muy util, pues hoy en dia esta aumentando las neuralgias del trigemino en muchas mujeres y sobre todo en jovenes. gracias


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: