NEURALGIA DEL PLEXO BRAQUIAL

octubre 18, 2009

Es una enfermedad del plexo braquial que provoca un trastor­no mixtos motor y sensitivo de la extremidad correspondiente. Clínicamente se caracteriza por el dolor que percibe el pacien­te en la región cervico-humeral y el miembro superior del mis­mo lado. Frecuentemente se despierta por la noche a causa del dolor, el cual se presenta como punzadas y hormigueo y, cuando el sujeto mueve los hombros y sobre todo las articula­ciones humerales o tiene tos, éste se intensifica. La afección cuadra en el campo del síndrome bi (dolor, entumecimiento y pesantez) conforme a la medicina tradicional china. Por causas diferentes tiene 3 divisiones: 1) neuritis del plexo braquial; 2) enfermedad de las vértebras cervicales; y 3) sín­drome del músculo escaleno anterior. En la práctica clínica la segunda es la más observada, y luego la tercera.

TRATAMIENTO
1) Método: Se aplica auriculopuntura.
Prescripción: Shenmen, subcórtex, corazón, tórax, hombro y clavícula.

2) Método: Se aplica inyección en puntos.
Prescripción: Jianyu (IG 15), jianzhen (ID 9), tianzong (ID 11), quchi (IG 11), shousanli (IG 10), waiguan (SJ 5), tianzhu (V. 10), zhongfu (P. 1) y ashi.
Explicación: Para la auriculopuntura se aplica el método de estímulo poderoso, se retiene las agujas por 1-2 horas y, du­rante la retención se las rota 2-3 veces. Cada vez se toma 2-3 puntos y se da 1 sesión diaria. O bien se deja implantadas las agujas en los puntos por espacio de 1-3 días y se recomienda al paciente a que oprima el sitio de acupuntura cuando le sobreviene un acceso de dolor.
En lo que concierne a la inyección en los puntos, se prefiere usar el clorhidrato de procaína al 0,5%, o las vitaminas B12 y B1 o la solución inyectable de angélica. Para la dosis y el método específico se toma por referencia la terapia de inyección aplicada en los puntos.
Experiencias clínicas: Se ha informado sobre 62 casos de esta enfermedad tratados mediante auriculopuntura en combi­nación con el bloqueo de puntos locales. 30 correspondían a la enfermedad propiamente dicha, 16 al síndrome cervical, 2 al síndrome del cuello y las costillas y 14 a causas no determi­nadas. El proceso evolutivo más corto era de 1 día, y el más largo, más de 6 meses. De entre estos 62 casos, 19 eran catalogados como graves (dolor fuerte, insoportable y limita­ción de arcos de movilidad de la extremidad superior enfer­ma); 23, grado medianamente grave (dolor menos fuerte, o dolor de ataque intenso, pero que tenían intervalos largo, y sensación de adormecimiento en el miembro superior enfer­mo); y 20, grado leve (dolor liviano, o a veces ataques que podían aliviarse o disminuir luego de un descanso, y capaci­dad del miembro superior enfermo para moverse). Tratamiento con auriculopuntura: 40 casos fueron atendidos por medio de la excitación con agujas filiformes y los otros 22 con la implantación de agujas. Todos y cada uno de los 62 casos recibieron adicionalmente la in­yección de clorhidrato de procaína que va del 0,25-0,5% para el bloqueo de puntos locales. De estos puntos se elegía 2-3 cada vez, se inyectaba 2-5 ml de solución en cada punto, y se daba 1 sesión diaria. Paralelamente, la mayoría de los pacien­tes ingerían vitamina B1, además de ser medicados con otros fármacos en conformidad con los distintos factores causantes. Resultados tras 10-45 sesiones compuestas principalmente por auriculopuntura: desaparición de los síntomas en lo fun­damental, 30 casos, un 48,4%; disminución notable, 8 casos, un 12,9%; mejoramiento, 10 casos, un 16,1%; y efecto nulo, 14 casos, un 22,6%. La eficacia total alcanzó al 77,4%. En la información se anota que el tratamiento con medicación no tiene, por lo general, efecto ideal para esta enfermedad, pero que la auriculopuntura en combinación con un tratamien­to multiterapéutico tiene cierto efecto. Sin embargo, aún cabe prestar importancia al tratamiento de los factores causantes. El efecto resulta mejor en los casos de corta evolución que en los de evolución prolongada. El autor cree que es mejor dar un tratamiento multiterapéutico y acortar en lo posible la duración del tratamiento.
Explicaciones adicionales: La neuralgia del plexo braquial constituye una enfermedad común en la práctica clínica. En cuanto a la neuritis del plexo braquial, la acupuntura, la auricu-lopuntura, la electropuntura y la inyección en los puntos tienen efectos notables y, sin embargo, los tienen pobres en los ca­sos derivados de la enfermedad de las vértebras cervicales y en los casos de síndrome de las costillas y las clavículas. Pero después de todo, son terapias relativamente buenas para tratar esta afección acorde a los síntomas y aliviar al paciente de los mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: