CONDUCTA OBLIGATORIA

octubre 22, 2009

Se denomina también neurosis obligatoria. Síntomas principa­les: Son los actos obligatorios a los cuales el paciente le es imposible negarse. Sabe a ciencia cierta que tales ideas y actos obligatorios carecen de sentido y son innecesarios, pero se cree obligado a pensar en ellos y realizarlos, mientras éstos se repiten y prolongan sin remitir. Esta situación influye en la conducta y estado de ánimo del paciente. Clínicamente la enfermedad se manifiesta de 3 formas: “idea obligatoria”, “acto obligatorio” y “fobia”, los cuales pueden suceder por separado o estar asociados entre ellos. Hasta la fecha aún no se cuenta con terapia especial para su tratamiento. Y se limita a tratarla solamente con ciertos medicamentos destinados a los sínto­mas relativos a la función nerviosa, pero con efectos que dis­tan de ser satisfactorios. La terapia aplicada en los puntos acupunturales tienen, en su lugar, efecto bastante bueno para los casos de “acto obligato­rio”.

TRATAMIENTO Método: Se aplica acupun­tura con agujas filiformes y auriculopuntura.
Prescripción: Puntos de los meridianos: Baihui, shenting (Du. 24), shenmen, hegu, quchi y sanyinjiao. Puntos auriculares: Shen-men, subcórtex, occipucio, cerebro y corazón.
Explicación: Para los pun­tos de los meridianos se utiliza agujas filiformes y se ofrece 1 sesión en días alternativos. Cada vez se elige 3-4 puntos. Llegada la energía, no se retiene las agujas. Se adopta el método de tonificar. Fuera de los puntos referidos, se permite escoger otros al tenor de los síntomas. 1 curso de trata­miento toma 10 sesiones. Esta terapia puede combi­narse con auriculopuntura. Para la auriculopuntura se implanta agujas. Cada vez se elige 1-2 puntos. Las agujas quedan insertas durante cerca de 20 horas. Se aplica alternativamente en ambos pabellones auriculares. Es 1 sesión al día, 10-15 sesiones forman 1 curso de tratamiento, luego se interrumpe la terapia por unos 10 días y se inicia el curso subsiguiente.
Experiencias clínicas: Se combinó la acupuntura con la im­plantación auricular de agujas para tratar a 6 pacientes de conducta obligatoria, 5 varones y 1 mujer; 4 tenían de 31-42 años de edad. Manifestaciones de la enfermedad: 1 paciente cerraba la puerta cada día al salir de la casa, caminaba unos pasos y se volvía para halar una vez más la puerta, esta con-
ducta se repetía diariamente; otro paciente revolvía una vez con un palo las cenizas de leña en el fogón todas las noches antes de irse a acostar, conducta que la tenía desde 5 años atrás; el tercero se pasaba la mano repetidamente por el cue­llo infinidad de veces cada día, tanto que los cabellos de la nuca se le habían caído; un cuarto hacía una inspiración pro­funda con carácter de ataque, al tiempo que torcía 1 vez es­forzadamente los cuatro miembros; un quinto se lavaba la cara a diario un sinnúmero de veces e inclusive lo hacía como regla toda vez que iba al baño, salía de casa, iba a comer o termi­naba de comer; y aún un sexto precisaba poner en buen orden su par de zapatos antes de ir a la cama (véase adelante en el caso registrado).
En ninguno de los 6 se había detectado anomalía ni alteración por medio del electroencefalograma. 2 de ellos habían sido diagnosticados de neurosis en un hospital especializado en
neurología y psiquiatría. Resultados del tratamiento al cabo de 3-5 cursos de tratamiento: Desaparición en lo fundamental de los síntomas, 2 casos; efecto notable, 1; mejoramiento, 1; y efecto nulo, 2. Luego de 1-2 años de inspección médica se supo que los 2 casos curados en lo fun­damental no habían recidi­vado, el caso beneficiado del efecto notable había recidivado una vez durante un tiempo corto y con síntomas más leves que antes, y el caso que había mejorado seguía recibien­do efecto cuando se le daba acupuntura, pero retornaba al estado origi­nal poco después que se le suspendiera la acupun­tura.
Caso registrado: Paciente Jiang, femenino, 25 años de edad, soltera y dibujan­te técnica de profesión. Su afección fue inducida por un conflicto psicológico que sufrió hacía 3 años. Desde enton­ces padecía insomnio, ansiedad, ideas suicidas y depresión. Posteriormente, cada noche al momento de ir a la cama, ne­cesitaba colocar los dos zapatos junto a la cabecera de la cama y luego los miraba, y si notaba que no estaban en una posición exacta, se bajaba descalza del lecho, se paraba so­bre el cojín de pie donde se encontraba el calzado y lo remo­vía minuciosamente. Cada noche repetía el acto un incontable número de veces antes de poder dormir tranquila. Sabiendo perfectamente bien que esto era algo carente de importancia, no podía, sin embargo, conciliar el sueño antes de conseguir que los zapatos quedaran en una posición intachable. Como no queriendo convertirse en el hazmerreír de las dos compa­ñeras de trabajo que compartían la alcoba con ella, esperaba a que aquéllas se metieran en la cama y a que se apagara la luz para poder rectificar la posición de sus zapatos con ayuda de una linterna. Se martirizaba mucho por semejante compor­tamiento y buscaba tratamiento en todas partes. Consumía hipnóticos sedantes y lograba dormir mejor, pero sin lograr desembarazarse del acto de arreglar la posición de los zapa­tos.
Anamnesis y antecedentes familiares: Ningún dato especial. Examen físico: miopía; electroencefalograma normal.
Dia­gnóstico: Conducta obligatoria.
Tratamiento: Cada tarde se le implantaba agujas en los puntos de una sola oreja y se las removía a la mañana siguiente. Simultáneamente, se le ofrecía 1 sesión de acupuntura aplica­da en el cuerpo, en días alternativos, sin retención de agujas. Finalizadas 35 sesiones, remitieron los síntomas. Cada noche podía dormir tranquila luego de quitarse los zapatos, y su ánimo iba mejorando. Durante los 2 años de visitas médicas, esta conducta obligatoria no reapareció.
Explicaciones adi­cionales:
Además de la acupuntura en favor del tratamiento de esta afección, es impres­cindible el apoyo de la psi­coterapia.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 36 seguidores

%d personas les gusta esto: