MIOPIA

octubre 23, 2009

Es la patología oftalmológica más frecuente. Se divide en congénita y adquirida. La imagen se enfoca delante de la retina, por el eje del globo ocular demasiado largo o porque el poder de refracción del ojo es demasiado fuerte. La miopía adquirida comienza generalmente en edad escolar. Por lo común, se agrava gradualmente mientras la persona alcanza más edad. Sin embargo, deja de avanzar finalmente, a la medida del desarrollo físico. Suele tener un nivel de diop­tría no alto y se llama miopía de grado bajo. Si empieza en la infancia y se desarrolla aceleradamente durante la adolescen­cia, es denominada miopía progresiva. Por regla general, cuando alguien tiene más de -6 dioptrías y tiene degeneradas en consecuencia la retina, la coroides y la mácula lútea, el caso se da por miopía elevada.

TRATAMIENTO
1) Método: Se aplica acupuntura con agujas filiformes.
Prescripción: Puntos principales: Zanzhu, sizhukong, hegu y guangming.
Puntos secundarios: Zusanli, yifeng, fengchi y chengqi.
Explicación: Prima el método tonificante de estímulo podero­so, se deja las agujas insertas 10-20′, es 1 sesión cada día o cada dos días y 1 curso de tratamiento toma 10 sesiones.
Experiencias clínicas:
1. Se combinó la acupuntura con la implantación auricular de agujas para tratar a 40 jóvenes y adolescentes entre un total de 80 ojos. Los pacientes fueron escogidos de entre algunos estudiantes de secundarios y trabajadores jóvenes. El menor tenía 14 años de edad, y el mayor, 25. El nivel más bajo era de -0,75 dioptrías, y el más alto, -13 dioptrías.
Método de tratamiento: 1) Para el cuerpo del paciente se usa agujas filiformes de 1,5 cun de largo. Mediante rotación se interna la aguja en el sibai. Cuando el individuo percibe la sensación de acupuntura, se perfora transversalmente hasta el chengqi. Se retiene la aguja durante 15′. Es 1 sesión día por medio. 2) Para la implantación auricular de aguja se busca el punto alérgico de dolor a la presión en el área ocular de la oreja. En él se adentra una aguja auricular y se la sujeta con una tinta de esparadrapo. Se encarece al paciente que cada día se presione el sitio de inserción de aguja 3 veces y lo haga 3-5′ por vez. Se cambia la aguja cada 3-5 días. 1 curso de tratamiento se cumple en 15 días, con 10 días de descanso entre un curso y otro. El tratamiento totaliza 2 cursos. Resultados del tratamiento: 15′ después de retiradas las agu­jas tras haber finalizado la primera sesión, fueron observados los cambios instantáneos de la visión. 58 de los 80 ojos reci­bieron efecto (aumento mínimo de la vista, 0,02; y aumento máximo, 0,6), 17 no respondieron al efecto, y 5 empeoraron. Al finalizar el primer curso de tratamiento, 54 ojos fueron re­examinados: efecto válido, 48 ojos (aumento mínimo, 0,4; y máximo, 1,0); efecto nulo, 4; reducción de la vista, 2; y efica­cia, 88,8%. Reexamen de 22 ojos tras el segundo curso de tratamiento: efecto válido, 15 (aumento mínimo, 0,1; y máxi­mo, 0,5); efecto nulo, 6; reducción de la vista, 1; y eficacia, 68,1%. Observación del efecto a largo plazo: 20 ojos fueron reexaminados pasados 6 meses. En comparación con la pre-acupuntura, 19 ojos aumentaron de vista, y 1 permanecía sin cambio. Y en comparación con el momento en que terminó la acupuntura, 14 ojos continuaron aumentando de vista, 2 se mantuvieron inalterados y 4 descendieron de ella. Conclusiones del autor: 1) La acupuntura común, auxiliada de auriculopuntura tiene buen efecto a plazo inmediato para los jóvenes y adolescentes de miopía tanto verdadera como falsa. En los casos arriba mencionados, el efecto se había estabi­lizado según la inspección médica hecha 6 meses después. 2) La eficacia es más elevada en el varón que en la mujer, y lo es más también durante el primer curso de tratamiento que en el curso del segundo.
2. Se informó sobre 101 casos de ametropía tratados con acupuntura. De entre ellos, los casos de miopía con vista menor de 1,0 fueron tomados como principal objeto de trata­miento y observación. De todos ellos había 193 ojos de ametropía (173 de miopía, o miopía y astigmatismo a la vez; y 20 de hipermetropía, o hipermetropía y astigmatismo asociados). Resultados de la acupuntura dada en el yiming. De los 173 ojos de miopía o de miopía-astigmatismo: mejoramiento de la vista hasta más de 0,3, 111 ojos; mejoramiento hasta menos de 0,3, 48 ojos; efecto nulo, 14 ojos; y eficacia, 91,9%. Y de los 20 ojos de hipermetropía o de hipermetropía-astigmatismo: progreso de la visión en más de 0,3, 13 ojos; progreso en menos de 0,3, 7 ojos; y eficacia, 100%. En cuanto al efecto terápico a largo plazo, según una observación hecha de 79 ojos durante 1-9 meses y la de otros 53 ojos durante 10-19 meses, el 78% de ellos pudieron mantener el nivel de mejoría obtenido al término de la acupuntura. 3. Otra información cubrió el tratamiento de 177 ojos con la acupuntura aplicada en el xinming1 y xinming2. Resultados de la terapia: mejoramiento de la visión en distinto grado, 168 ojos, esto es, efecto notable, 57; y mejoramiento, 111; efecto nulo, 9 ojos; y eficacia, 94,9%. Por la observación clínica se entiende que la capacidad visual se eleva de manera rápida y notoria tras la acupuntura, pero que el efecto terapéutico no queda bien consolidado.

2) Método: Se aplica acupuntura con agujas “flor de ciruelo”.
Prescripción:
1. Tratamiento según las áreas: i) Las principales áreas son las regiones retrocervical, sacra y ocular, así como los alrede­dores del fenchi. Y u) aparte de estas áreas, se punza adicio-nalmente, conforme a los síntomas, en otras áreas (por ejem­plo, en la región sacra para la neurastenia, y en las regiones torácica, lumbar y superabdominal para la complicación de traqueitis e indigestión).
2. Tratamiento en los puntos según los meridianos: i) Punto principal: zhengguang (en la frontera entre un 1/4 interno y un 3/4 externo del borde superior de la órbita, es decir, el punto central de la línea que une el zanzhu y yuyao, que está ubica­do bajo el borde superior de la órbita); y puntos secundarios: fengchi, dazhui, neiguan, xinshu, ganshu, danshu, shenshu, zhongwan y qimen. Y ii) Puntos principales: jingming, yuyao, sibai y fengchi; y puntos secundarios locales: zanzhu, siz-hukong, chengqi, taiyang y tongziliao. Para la selección de puntos a lo largo de los meridianos se toma el guangming y qiuxu (Vb 40) del canal de la vesícula biliar, el shuiquan (R. 5) del canal del riñón, el dadu (B. 2) del canal del bazo, el zusanli del canal del estómago y el sanjian (IG 3) y hegu del canal del intestino grueso.
Explicación: El estímulo se divide en leve, mediano y fuerte. Por lo general conviene el estímulo mediano, el cual se realiza punteando la aguja con la fuerza de la muñeca. Por el estímu­lo dado en la región ocular se refiere a propinar punzadas compactas en 3 ó 4 líneas en los bordes superior e inferior de la órbita y dar estímulo prioritario en el jingming, yuyao, sibai y taiyang. Cuando se ofrece tratamiento según las áreas, 1 curso de terapia consta de 14-2 1 sesiones, de las cuales las 7 primeras se dan 1 por día, y las restantes 1 cada dos días. Para tratar en los puntos según los meridianos, 12-16 sesio­nes completan 1 curso de tratamiento, siendo 1 sesión día por medio. Si el efecto no es notable, se puede proseguir la tera­pia por otro curso de tratamiento.
Experiencias clínicas: Fueron tratados 780 casos entre un total de 1.533 ojos. Resultados: curación (visión superior al 1,0), 142 ojos, un 9,3%; efecto notable (aumento de la visión a más de 3 grados, pero sin alcanzar al 1,0), 413 ojos, un 27%; mejoramiento (aumento de la visión en 1-2 grados), 710 ojos, un 46,4%; efecto nulo (sin aumento, o aumento de la visión en menos de 1 grado), 267 ojos, un 17,3%; y tasa de eficacia, 82,7%. Efecto por grupos del tratamiento según las áreas: grupo 1 de 329 ojos y eficacia de 77,8%; y grupo 2 de 740 ojos y eficacia de 80%. Del tratamiento en los puntos según los meridianos: grupo 1 de 296 ojos, efi­cacia de 97%; y grupo 2 de 168 ojos, eficacia de 76,8%. El grupo 1 tratado en los puntos según los meridianos tuvo mejor efecto terapéutico.

3) Método: Se aplica acupuntura con agujas “flor de ciruelo” eléctricas.
Prescripción: Son básicamente idénticos a los de la utilización de agujas “flor de ciruelo” explicados en el apartado anterior. Lo único diferente consiste en que las agujas necesitan ser conectadas con la corriente del aparato terapéutico transisto-rizado. La fuente de electricidad la com­ponen pilas secas de 9 voltios, el flujo es menor de 5 miliamperios, y la magnitud debe ser apropiada para la tolerancia del paciente.
Experiencias clínicas: Fueron tratados un total de 1.043 miopes jóvenes, adoles­centes y niños, 424 de sexo masculino y 619 de sexo femenino, cuyas edades iban de 6-20 años. Con midriasis fueron exa­minados 310 ojos, y con lentes móviles, 1.747 ojos. La evolución más corta era de 1 mes, y la más larga, 16 años. Sumaban un total de 2.057 ojos. Resultados del tratamiento: curación, 433 ojos (21%); efecto notable, 1.153 (56,1%); mejoramiento, 451 (21,9%); efecto nulo, 20 (1%); y eficacia total, 99%. (Las normas de efecto son iguales a las de la terapia con agujas “flor de cirue­lo”).
A juzgar por la visión-base de los 433 ojos curados, tenemos los cambios operados en ellos tras la aplicación de agujas “flor de ciruelo” eléctricas como sigue: la curación llegó al 35,5% en los ojos cuya visión-base era del 0,4-0,5; al 76,7% en los que la tenían del 0,6-0,7; y al 96,2% en los que la tenían del 0,8­0,9. Aunque la normalización era difícil en los ojos cuya visión estaba por debajo del 0,1, un 72% de ellos progresaron, sin embargo, hasta más allá de los 3 grados al cabo del trata­miento. Por lo tanto, esta terapia aún es eficaz hasta cierto punto para tales casos.
De este grupo había 166 ojos de miopía y astigmatismo aso­ciados. Resultados del tratamiento: curación, 34 ojos (20%); efecto notable, 88(53,6%); y mejoramiento, 44 (26,4%). De
ello podemos deducir preliminarmente que la aplicación de agujas “flor de ciruelo” eléctricas tiene también determinados efectos para esta clase de enfermedad ocular. Como grupo de comparación se escogió a niños con un total de 147 ojos enfermos sin tratar cuya visión estaba por debajo del 0,1 y se los sometió a una observación durante 2-5 años sucesivos, a objeto de ver cómo cambiaba la agudeza visual. Resultados: disminución continua de la agudeza, 117 ojos (79,6%); sin cambio, 18(12,2%); y recuperación ligera, 9 (6,1%). Esto indica que la recuperación natural es apenas posible sin tratamiento.
Según la midriasis y la prueba de la sombra aplicadas al men­cionado grupo de paciente, se diagnosti­có que había 151 ojos de miopía verdadera. El tratamiento dio por resultado: curación, 38 ojos (25,2%); efecto notable, 78 (51,6%); mejoramiento, 32 (21,2%); y efecto nulo, 3 (2%).
A través de la obser­vación del número de sesiones y de la edad de los pacientes se entiende que no con­viene, por lo general, ofrecer un corto núme­ro de sesiones y que el tratamiento tiende a producir mejor efecto cuando ha completado 2 cursos (algo de 2 meses).    Se cree, además, que el efecto se nota más en los pacientes que tienen de 6-15 años de edad. Por otra parte, el grupo de aplicación de agujas “flor de cirue­lo” eléctricas a los puntos obtuvo mejor resultado que el grupo de la misma terapia aplicada en las áreas, resultando el trata­miento estadístico en P<0,00 1. De acuerdo a una observación comparativa del efecto producido en el grupo de agujas “flor de ciruelo” y en el grupo de agujas “flor de ciruelo” eléctricas, la curación alcanzó al 11,1% en el primer grupo de 1.383 ojos y al 20,5% en el segundo de 1.140, mediando una obvia dife­rencia de efecto terapéutico (P<0,001) entre los dos grupos. Lo que demuestra la ventaja del uso de agujas “flor de ciruelo” eléctricas sobre el de agujas “flor de ciruelo” simples. Para cerciorarse del efecto terapéutico a largo plazo el médico continuó inspeccionando a un número de pacientes con un total de 953 ojos durante 3-5 meses. Resultados de la obser­vación: progreso continuo, 248 ojos (26%); agudeza visual mantenida al nivel obtenido al término del tratamiento, 368 (38,6%); agudeza disminuida pero no al nivel previo al tratamiento, 270 (28,4%); agudeza reducida al nivel anterior al tratamiento, 44 (4,6%); y agudeza visual empeorada en com­paración con antes del tratamiento, 23 (2,4%). Esto dio prueba de que el efecto terapéutico a largo plazo era bastante satis­factorio. En cuanto al progreso continuo de la agudeza visual luego de concluido el tratamiento, esto se debió a que los pacientes habían persistido en darse masaje en el punto zhengguang (Extra.), practicar ejercicios ópticos y protegerse los ojos constantemente.

4) Método: Se aplica laserpuntura.
Prescripción: Jingming, chengqi y guangming.
Explicación: Se usa un aparato terapéutico de láser helio-neón de pequeña potencia, con aguja luminosa de monocristal y fibras de cuarzo. La onda de láser mide 6.328 ángstrom de largo, la potencia del tubo de láser es de 1,5 milivatios, pero la potencia en el sitio de tratamiento es de 0,4-0,7 milivatios, y la mancha de luz tiene 1,1 cm. de diámetro. Se irradia cada punto durante 2′, se da 1 sesión al día, 6 sesiones conforman 1 curso de tratamiento, y la terapia dura 3 cursos seguidos. El grupo de comparación no recibe tratamiento con aguja luminosa y se limita sólo a ser inspeccionado a tiempo fijo. Experiencias clínicas: Se escogió a 154 niños, adolescen­tes y jóvenes con un total de 294 ojos enfermos, quienes no tení­an afección ocular orgánica pero cuya agudeza visual estaba por debajo del 0,8 y cuya miopía era, mayoritariamente, inferior a los -3 dioptrías (24 de los pa­cientes con 43 ojos, quienes tenían la miopía superior a los -3 dioptrías). Se les dio tratamiento clínico, dividiéndolos en 2 gru­pos: el de tratamiento con aguja luminosa de fibras de láser helio-neón y el de comparación. Eran 70 pacientes de sexo mas­culino y 84 de sexo femenino, 82 contaban de 8-13 años de edad, y los 72 restantes, de 14-20 años. Del grupo de laserpuntura había 132 casos (252 ojos): miopía falsa, (102 ojos); y mio­pía verdadera, (150). Y del gru­po de comparación eran 22 casos (42 ojos): 21 ojos de mio­pía falsa y otros tantos de mio­pía verdadera.
Resultados del grupo de 252 ojos tratados con laserpuntura en 3 semanas:
Curación (recuperación de la agudeza visual hasta más de 1,0), 12 ojos; efecto notable (aumento de ésta en más de 0,4, o reducción de la miopía en más de -l dioptría con uso de gafas, vale decir, visión al nivel de la corregida anterior al tratamiento), 18 ojos; mejoramiento (aumento de la agudeza en más de 0,2, o reducción de la miopía en más de -0,5 diop­trías con uso de gafas, esto es, agudeza al nivel de la corregi­da previa al tratamiento), 93 ojos; y efecto nulo (agudeza vi­sual examinada también con lentes móviles y visión corregida sin cambio notable luego del tratamiento o al cabo de 3 sema­nas de observación), 129 ojos. La eficacia total fue de 48,8%. En contraste, solamente 7 de los 42 ojos del grupo de compa­ración pudieron mejorar, mientras los demás 35 no mejoraron. Eficacia total: 16,7%. Comparados ambos grupos, se sabe que la vista se elevó notablemente en el grupo de laserpuntura (P<0,0l), lo cual sugiere que el tratamiento con aguja luminosa proporciona cierto efecto terapéutico a la miopía de los niños y adolescentes. La observación clínica confirma que esta terapia es mejor en la miopía falsa que en la verdadera. Al realizar una observación de seguimiento del efecto a largo plazo producido en 57 ojos, el autor descubrió que tanto la tasa de eficacia para la miopía verdadera como para la falsa no mostraban mayor cambio (P>0,05) a los 3 meses del térmi­no del tratamiento en compara­ción con el momento en que fina­lizó la terapia. Pero según el re­examen efectuado 1 año más tarde, el cambio de eficacia fue extremadamente notorio (P<0,01). Esto sugiere que el efecto tera­péutico de la aguja luminosa para la miopía infantil y juvenil de bajos grados es bastante sólido en los primeros 3 meses, pero que transcurrido 1 año, disminuye notablemente tanto en la miopía falsa como en la verdadera, no obstante lo cual, el efecto a largo plazo sigue siendo sólido en una minoría de casos de miopía falsa.

ANEXO: AMBLIOPIA
Es un trastorno de la función visual y suele ser una complica­ción de la miopía. Se llama am-bliopía si el miope aún no puede obtener la visión normal luego de usar lentes dióptricos. Pero tam­bién hay unos cuantos casos en que la visión disminuye a pesar de la emetropía y la carencia de alteración ocular, lo cual se ob­serva con frecuencia entre los jóvenes y adolescentes. Método: Se aplica acupuntura con agujas filiformes.
Prescripción: Punto principal: Yiming (Extra.). Puntos secundarios: Zanzhu y sizhukong.
Explicación: Se rota e interna una aguja de un cun de largo verticalmente en el yiming para dar estímulo débil y se detiene la rotación luego de producir una sensación de calambre, plenitud y entumecimiento. En el zanzhu y sizhukong se pun-ciona en sentido transversal, se deja las agujas insertas 30′, se las hace girar 1 vez durante la retención, es 1 sesión diaria, y 1 curso de tratamiento ocupa 5 sesiones.
Experiencias clínicas: Se dio acupuntura a 132 ambliopes, que eran estudiantes de secundaria y tenían de 13-17 años de edad. Era un total de 211 ojos tratados. Efecto terapéutico a plazo inmediato: normalización de la visión, 98 ojos (46,5%); aumento de la agudeza, 89 (42,2%); y mantenimiento del estado original, 24 (11,4%). No se descubrió disminución tras la acupuntura.
Durante los 6-12 meses posteriores a la terapia se inspeccio­nó como seguimiento a 60 pacientes entre un total de 109 ojos. Resultados: agudeza mantenida al nivel obtenido al tér­mino de la acupuntura, 87 ojos (79,8%); agudeza no manteni­da pero tampoco descendida al nivel anterior a la terapia, 5 ojos (4,6%); y visión descendida por debajo de este nivel, 1 ojo (0,9%). Se está convencido de que el efecto resulta mejor cuando la sensación acupuntural de calambre y entumeci­miento se irradia hacia la región ocular del mismo lado. Luego de la acupuntura la mayoría de los enfermos tienen más se­creción ocular al día siguiente y también sienten prurito y ple­nitud en el ojo. Esto no necesita tratamiento, y se puede pro­seguir la terapia. Explicaciones adicionales:
1. Según estadísticas, el porcentaje de disminución de visión de los estudiantes de secundaria de 13 años de edad es 2,8 veces más elevado que el de los alumnos de primaria, mien­tras que más de 80% de los educandos de disminución de agudeza son miopes. Esto muestra que la prevención de la disminución de visión estudiantil debe enfocarse en la de la miopía. Por esta razón, la profilaxis tiene que comenzar por los niños en edad escolar, los adolescentes y los jóvenes y ser englobada en la educación escolar y en el programa de sani­dad familiar, a fin de protegerles su vista. Educar y cultivar en los estudiantes la buena costumbre de leer, persistir en hacer ejercicios de protección visual, practicar deportes y fortalecer la salud constituyen importantes aspectos del esfuerzo desti­nado a prevenir la miopía y la disminución de la agudeza vi­sual.
2. Hay que repetir al paciente la importancia de dos cosas: leer y escribir con una postura correcta y mantener los ojos a 33 cm. del libro; y es preciso descansar unos’ o mirar lejos un momento después de leer o escribir una hora seguida. El paciente debe evitar las siguientes seis cosas: leer o escribir bajo una luz débil o fuerte; leer cuando camina o viaja en un vehículo; leer o escribir con la cabeza ladeada o apoyada en la mesa; escribir letras demasiado pequeñas; leer acostado; y leer o leer muchos libros mal impresos o con letras pequeñas.
3. Enseñar al paciente a darse masaje en el zhengguang por sí mismo, a persistir en hacer tal 2 ó 3 veces por día y a darse 50-100 vueltas de masaje por vez alrededor de cada ojo.
4. Es positivo el efecto que producen las terapias aplicadas en
los puntos para la miopía. Acorde a una estadística incompleta se sometió al tratamiento y observación un total de 5.620 ojos. Como resultado, la eficacia fue del 78,8 al 99%, y la eficacia total, 89,2%. Aparte de la acupuntura común, el uso de agujas “flor de ciruelo” y la laserpuntura, sirven también la electropun­tura, la magnetoterapia, la digitopuntura, la inserción de catgut en los puntos, la craneopuntura, etc., todas las cuales tienen efectos bastante buenos. Respecto del efecto de estas tera­pias a largo plazo, todavía no se ha llegado a un consenso de opiniones. La mayoría de los expertos sostienen que a pesar de ellas la recidiva es alta.

Anuncios

Una respuesta to “MIOPIA”

  1. Maria Says:

    No entiendo el resultado. Yo estoy tratando mi miopia con acupuntura des de hace menos de un mes, tengo 18 años, me gustaria saber si los resultados se observan rapidamente, mi miopia es de -4,75 i -5,00 dioptrias. Tambien me gustaria saber la probabilidad que tengo de que mi miopia se reduzca o se cure totalmente. Muchas gracias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: