TRASTORNO FUNCIONAL DE LA ARTICULA­CION MANDIBU­LAR

octubre 24, 2009

Es una enfermedad observada con fre­cuencia en el servicio clínico de estoma­tología. Su caracterís­tica clínica consiste en el trastorno del movimiento de la articulación mandibu­lar (la boca es inca­paz de abrirse hasta lo normal, cuando se abre se lateraliza, y cuando se abre o cierra se bloquea). Al entrar la boca en movimiento, la región articular y el grupo muscular periférico provocan dolor al paciente. Mientras se mueve la articulación, se produce un ruido similar al castañeteo. Es más frecuente en los jóvenes y adultos, comienza en un solo lado y luego llega a ser bilateral. El proceso morboso atraviesa un largo tiempo y ataca repetidamente. En algunos casos dura hasta más de 10 años. No obstante, el pronóstico es benigno. De sus causas aún no se ha adquirido un conocimiento cabal hasta la fecha. En opinión general, esta afección tiene que ver con la neurastenia, el nerviosismo, el trastorno de las relacio­nes entre los dientes, la anomalía anatómica de la articulación mandibular, el traumatismo, la irritación por frío y otros facto­res.
El progreso morboso puede dividirse en 3 etapas: Inicial, dis­función; intermedia, trastorno de la estructura articular; y final, destrucción del cartílago y de la superficie articular.

TRATAMIENTO
1) Método: Se aplica acupuntura con agujas filiformes.
Prescripción: Puntos principales: Xiaguan, shangguan, jiache y ermen (SJ 21).
Puntos secundarios: Tinghui (Vb 2), yifeng (SJ 17) y hegu.
Explicación: Prevalece el método de tonificación y dispersión parejas, se retiene las agujas 15-30′, se elige 2-5 puntos por vez, se ofrece 1 sesión de acupuntura por día o en días alter­nativos, y 10 sesiones llenan 1 curso de tratamiento.
Experiencias clínicas: Se trató a 45 casos con el siguiente resultado: Curación, 13; efecto notable, 2; mejoramiento, 16; efecto nulo, 8; resultado ignorado, 6. La terapia fue más eficaz para los casos de unas 2 semanas de evolución (estado mor­boso corto), produjo efecto notable en los de menos de 6 me­ses de evolución, pero su efecto resultó pobre o nulo en los casos crónicos. Sesiones para la curación: mínimo, 1; y máxi­mo, 15.
Precauciones:
1. Los pacientes evitarían la recidiva si en clima frío, se prote­gen adecuadamente.
2. Es preciso evitar masticar alimentos duros, bostezar, y cualquier lesión externa.

2) Método: Se aplica electropuntura.
Prescripción:   Xiaguan, jiache y hegu.
Explicación: Se usa ondas continuas o compactas-ralas, la magnitud de corriente no rebasa la tolerancia del paciente, se da 1 sesión día por medio, y cada sesión toma 15-30′. Experiencias clínicas: Se informó sobre la electropuntura aplicada en el xiaguan y jiache para tratar a 23 casos de sín­drome de disfunción de las articulaciones temporal y mandibu­lar, de restricción de la apertura bucal, y dolor por el intento de abrir la boca o masticar (carentes del trastorno estructural y alteración orgánica). El tratamiento se terminó con efectos satisfactorios.
Entre ellos había 13 hombres y 10 mujeres, quienes oscilaban de 18-63 años de edad y cuya mayoría eran jóvenes y adultos de 18-50 años. Todos los casos padecían del trastorno en uno u otro lado, esto es, 15 en el lado izquierdo y 8 en el derecho. La evolución más corta llevaba 12 horas, y la más larga, 15 años.
Procedimientos. Al ser tratado, el enfermo se sienta con la cabeza algo tendida hacia atrás. Para insertar en el xiaguan la aguja entra en la superficie sagital del cráneo en posición vertical y se adentra en 0,4-1,2 cun. En cuanto al jiache, la aguja ingresa en el punto que más sobresale hacia afuera cuando el paciente tiene apretado el masetero, penetra hasta la mandíbula y llega a la superficie ósea de la misma. Ambos puntos son tomados del lado enfermo. Se utiliza un aparato
terapéutico transistorizado modelo G 6805, con ondas conti­nuas y una frecuencia de más o menos 180 veces por minuto. El estímulo que rinde el aparato crece de débil a poderoso y llega al máximo con tal que el paciente lo pueda aguantar sin dolor. El polo negativo se conecta con el xiaguan, y el positivo con jiache. Ordinariamente, el estímulo eléctrico se mantiene durante 30′ por sesión, y cada semana se ofrece 2 sesiones. Tan pronto se había aplicado la electropuntura, 20 de los 23 pacientes mencionados pudieron abrir más la boca en distinto grado, tener más amplitud del movimiento de la mandíbula y reducir un poco la atracción. De los 3 restantes, a 2 no se les midió la apertura bucal tras la terapia, y el otro no experimentó mejoría, pudiendo abrir la boca en sólo 3 cm. De entre los 23 casos había 21 de dolor por el intento de abrir la boca o masti­car. Terminado el tratamiento, 12 disminuyeron los síntomas y 1 no sintió más dolor. Los enfermos de este grupo lograron curarse en lo fundamental generalmente tras 1-4 sesiones de tratamiento, al grado que podían abrir y cerrar la boca y masti­car en forma relativamente normal. Solamente 1 caso recidivó.

3) Método: Se aplica la inyección en los puntos.
Prescripción: Xiaguan (lado afectado).
Explicación: Se usa 0,5 mg de solucción inyectable de dexa-metasona más 1 ml de clorhidrato de procaína al 0,5 por 100. El paciente adopta la postura de sentado y apoyado en la mesa con la cabeza ladeada o de acostado en decúbito late­ral. Se inyecta 1 ml de mezcla de solución antiinflamatoria y anestésica en el punto. Se da 1 sesión cada 3-5 días, y 5 sesiones forman 1 curso de tratamiento. Si el efecto ha sido nulo luego de 2 cursos de tratamiento, se suspende la terapia. Otro método reside en usar 2-4 ml de solución de glucosa al 10 por 100. Mientras el paciente mantiene cerrada la boca, se la inyecta en el xiaguan del lado afectado. Es 1 sesión en días alternativos y son 2 sesiones por semana.
Experiencias clínicas: Se aplicó la inyección de dexameta-sona en el xiaguan para tratar a 32 pacientes de trastorno crónico de la articulación mandibular, incluidos 13 casos de sonido de crepitación y 28 de apertura difícil de la boca. El estado morboso había perdurado de 6 meses-6 años. Resul­tados del tratamiento ofrecido a los 32 pacientes: curación luego de 3-5 sesiones, 11; curación tras 6-10 sesiones, 8; mejoramiento, 6; efecto nulo, 7; y eficacia, 78%. El efecto terapéutico está ligado al tiempo de duración de la enferme­dad. De entre los 7 pacientes en quienes fracasó la inyección, 5 eran casos de sonido de crepitación y no podían abrir la boca en más que algo de 1 cm.
Se inyectó en el xiaguan la solución de glucosa al 10 por 100 para tratar a 30 casos. Resultados de la inspección médica: curación, 19 casos, con la desaparición total del dolor, la nor­malización de la función y la desaparición o disminución del sonido; efecto notable, 7; y efecto nulo, 4. Los 19 casos de curación recibieron 1-9 sesiones. 3 de ellos curaron tras 1 sesión, 6 luego de 2-3 sesiones, 5 después de 4 ó5 sesiones, 1 luego de 6 ó 7 sesiones, y 4 al cabo de 8-9 sesiones. En los casos de evolución corta la tasa de curación fue más alta y el tratamiento duró menos tiempo. Los 7 casos de menos de 1 semana de patología, por ejemplo, fueron curados todos, apenas haber recibido 1-5 sesiones. La inyección en el xiaguan tiene buen efecto terapéutico para el trastorno de la articulación mandibular. Si el paciente tiene el sonido similar a la crepitación bastante fuerte o no recibe efecto satisfactorio de la inyección aplicada en el punto de un solo lado, pueden aplicársela bilateralmente, lo cual a menudo permite obtener resultados satisfactorios.
Explicaciones adicionales:
1. En la etapa inicial de esta afección el tratamiento en los puntos produce efectos bastante satisfactorios. En la etapa de trastorno articular, sin embargo, el paciente debe persistir en un tratamiento prolongado y también puede recibir efectos relativamente buenos. En cuanto a la etapa avanzada de des­trucción articular, el tratamiento en los puntos ayuda a aliviar los síntomas.
2. Para el caso de patología crónica o el que se agrava por el frío se prefiere utilizar cigarros de moxa de manera moderada y es aconsejable enseñar al paciente a aplicarse por sí mismo la moxibustión. Además, son aplicables el parche en los pun­tos, la ventosa, etc. Si el paciente es flaco, y si le es difícil la ventosa, puede interponer un círcu­lo duro de harina entre la piel y la boca del vaso de ventosa.

Anuncios

Una respuesta to “TRASTORNO FUNCIONAL DE LA ARTICULA­CION MANDIBU­LAR”

  1. Eloisa Says:

    QUEDO A LA ESPERA DE QUE SE ESTUDIE MUCHO SOBRE OIDOS .EN FORMA URGENTE………EL OIDO ESPERA QUE LO AYUDEN, PORQUE SI EL ESTÁ ENFERMO NO PUEDE AYUDAR A LOS DEMÁS, EL NOS NECESECITA, NOSOTROS TAMBIÉN, ESPERO CONTESTACIÓN.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: